Elevador telescópico

El elevador telescópico muchas veces también se suele llamar elevador montamuebles.

¿Qué es y para qué sirve?

Un elevador telescópico es una máquina que se utiliza para subir (o bajar) cargas a plantas superiores de edificios. Estas cargas suelen ser tan voluminosas y pesadas que resulta o bien muy difícil o bien muy fatigoso subirlas (o bajarlas) a mano.

Al contrario que las carretillas, grúas u otras herramientas para subir cargas y levantar peso este tipo de elevadores está especializado en - el levantamiento de cargas en el exterior, - desde (o hasta) el suelo, - la colocación fácil de la carga sin la necesidad de utilizar embalajes, cuerdas, paletas, etc. - y la entrega (o recogida) de la carga por las ventanas, balcones, terrazas o tejados de edificios.

No está construido para abastecer estanterías de almacenes ni tampoco para transportar personas.

Así que el elevador telescópico va reemplazando el duro y monótono trabajo de mudanceros, que suben (y bajan) muebles a mano, y de otros profesionales cuyo trabajo comprende la subida (bajada) y entrega de cargas a plantas y pisos. Con el uso del elevador telescópico al mismo tiempo se evitan problemas que plantean obstáculos como escaleras estrechas y con giros complicados, ascensores pequeños o carencia de ascensores, etc., ya que el elevador transporta y entrega la carga por el exterior del edificio.

En España el primer elevador telescópico apareció en 1987, sin embargo su uso comienza a expandirse a finales de los 90.

Por todo ello también se ve que el elevador telescópico es otro ejemplo más para el reemplazo del trabajo muscular humano por la propulsión del motor de combustión o del motor eléctrico con el consiguiente crecimiento de consumo de los recursos energéticos y los consiguientes efectos medioambientales.

Other Languages