Elecciones presidenciales de Venezuela de 1978

←  1973 • Bandera de Venezuela •  1983 →
Elecciones presidenciales de Venezuela de 1978
Presidente para el período 1979- 1984
Domingo 3 de diciembre de 1978
Tipo Presidencial

Demografía electoral
Votantes 5.448.800
Participación
  
87.55% Red Arrow Down.svg 9%

Resultados
Luis Herrera Campins.jpg
Luis Herrera Campins – COPEI
Votos 2.487.318 Green Arrow Up.svg 55%
  
46.64%
Luis Maria Piñerua Ordaz.jpg
Luis Piñerúa Ordaz – AD
Votos 2.309.577 Green Arrow Up.svg 8.4%
  
43.31%
Jose Vicente Rangel.png
José Vicente Rangel – MAS
Votos 276.083 Green Arrow Up.svg 48.2%
  
5.18%
DiegoArria.jpeg
Diego Arria – Causa Común
Votos 90.060  
  
1.69%
Luis Beltrán Prieto Figueroa.jpg
Luis Beltrán Prieto Figueroa – MEP
Votos 59.747 Red Arrow Down.svg 73.1%
  
1.12%

Standard President of Venezuela (until 2006).png
Presidente de Venezuela

Las elecciones presidenciales de Venezuela de 1978 que tuvieron lugar en Venezuela el domingo 3 de diciembre de 1978. El triunfador fue Luis Herrera Campins, del partido socialcristiano COPEI, quien sucedió en la presidencia a Carlos Andrés Pérez, de AD. Herrera tomó posesión del cargo el 12 de marzo de 1979, siendo la tercera vez consecutiva que un presidente entregaba el mando a un adversario político. Ya para entonces, el sistema democrático en Venezuela estaba plenamente consolidado, acusando el fuerte bipartidismo que caracterizó a las elecciones presidenciales entre 1973 y 1993.

Antecedentes

Para las elecciones presidenciales de 1978, era evidente la necesidad de una maquinaria política efectiva a nivel nacional para poder obtener el triunfo. La polarización política en Venezuela alcanzaba sus niveles máximos y la democracia en Venezuela, devenida en un sistema bipartidista, ya estaba consolidada en el país. Socialdemócratas y socialcristianos ocupaban casi totalmente el espectro político venezolano, relegando a las otras agrupaciones políticas a repartirse una cuota electoral que apenas llegó al 10%. La izquierda radical fracasó nuevamente en encontrar una candidatura de consenso, por lo que nuevamente acudió fraccionada y atomizada, con 4 candidatos.

La pugna entre dos bandos internos en Acción Democrática por la designación del candidato presidencial hizo que este partido llegara prácticamente dividido a las elecciones presidenciales, hecho que determinó su derrota electoral. La consecuencia de esta derrota fue un debilitamiento de la unidad interna de AD y la creación de grupos antagónicos internos que nunca más llegaron a superar sus diferencias.

Durante la campaña electoral, se utilizaron masivamente los servicios de asesoría de consultores políticos estadounidenses, lo cual produjo una masificación de la imagen de los candidatos así como también un empobrecimiento del mensaje electoral. Ambas características han condicionado fuertemente desde entonces las campañas electorales en Venezuela desde entonces.

Other Languages