Elecciones presidenciales de Costa Rica de 2006

←  2002 • Bandera de Costa Rica •  2010 →
Elecciones presidenciales de Costa Rica de 2006
Presidente y Vicepresidentes
Domingo 5 de febrero de 2006
Tipo Voto directo

Demografía electoral
Población 4.331.000
Hab. inscritos 2.550.613
Votantes 1.663.248
Participación
  
65.2%
Votos válidos 1.623.992
Votos nulos 30.422

Resultados
Óscar Arias (2009).jpg
Óscar Arias Sánchez – PLN
Votos 664.551  
Diputados obtenidos 25 Green Arrow Up.svg 8
  
42.26%
Otton Solis Fallas.JPG
Ottón Solís Fallas – PAC
Votos 646.382  
Diputados obtenidos 17 Green Arrow Up.svg 3
  
41.11%
Otto Guevara.jpg
Otto Guevara Guth – ML
Votos 137.710  
Diputados obtenidos 6 Gray Rectangle Tiny.svg 0
  
8.76%
Silver - replace this image male.svg
Ricardo Toledo Carranza – PUSC
Votos 57.655  
Diputados obtenidos 5 Red Arrow Down.svg 14
  
3.67%
Antonio Álvarez Desanti dando discurso en La Florida de Hatillo.jpg
Antonio Álvarez Desanti – UPC
Votos 39.557  
Diputados obtenidos 0  
  
2.52%
Silver - replace this image male.svg
José Manuel Echandi Meza – PUN
Votos 26.593  
Diputados obtenidos 1  
  
1.69%
HSSamarbete.svg
Otros –
Votos 41939  
Diputados obtenidos 0  
  
1%

Resultados por provincia
Elecciones presidenciales de Costa Rica de 2006
  5   PLN
  3   PAC

Coat of arms of Costa Rica.svg
Presidente de Costa Rica

Las Elecciones presidenciales de Costa Rica de 2006 se llevaron a cabo el domingo 5 de febrero de 2006. En ella se eligió el Presidente para gobernar el país durante el cuatrienio comprendido entre el 8 de mayo de 2006 y el 8 de mayo de 2010. El resultado fue favorable al candidato Óscar Arias Sánchez con un porcentaje de 42.26%, apenas suficiente para no tener que realizar una segunda ronda como en el año 2002 (se necesita al menos un 40% de los votos emitidos) y seguido muy de cerca por el candidado del PAC, Ottón Solís Fallas, que logró un 41.11%, lo que motivó un conteo exhaustivo de votos por parte del Tribunal Supremo de Elecciones.

Para esta elección, que se hizo en forma paralela a la de los Diputados de la Asamblea Legislativa y los Regidores de los distintos Cantones del país, se inscribieron 15 candidatos presidenciales.

Antecedentes de la Elección

En las Elecciones presidenciales de Costa Rica de 2002 crece el abstencionismo y aumenta el porcentaje de personas que decían no simpatizar con ningún partido político. En dichas elecciones el entonces recién creado Partido Acción Ciudadana, logra aglutinar el descontento con el bipartidismo y está a punto de situarse por encima del Partido Liberación Nacional. En esas elecciones ninguno de los partidos contendientes alcanzó el 40% de los votos válidos señalado por la Constitución Política y la normativa electoral, por lo que se debe realizar una segunda vuelta entre los dos candidatos que obtuvieron mayor número de votos. Gana Abel Pacheco de la Espriella, el candidato del Partido Unidad Social Cristiana, quien disputó contra Rolando Araya Monge, del Partido Liberación Nacional.[1]

Una vez pasadas las elecciones, el Gobierno de Abel Pacheco está prácticamente sin partido por los roces con el líder del PUSC, Rafael Ángel Calderón Fournier. Por otra parte, la oposición se encuentra desorganizada y las encuestas muestran un descenso de las simpatías partidarias y un aumento de las personas que dicen no simpatizar con ningún partido. Sin embargo, los datos de una encuesta realizada por la Empresa UNIMER del 10 al 19 de mayo de 2003, señalan un cambio favorable al PLN, porque aumenta el porcentaje de personas que dicen simpatizar por ese partido.[1]

El 4 de abril de 2003, la Sala Constitucional declara con lugar dos acciones de inconstitucionalidad presentadas contra la reforma al artículo 132 de la Constitución Política aprobada en 1969, que impedía la reelección presidencial. La resolución de la Sala Constitucional abre un nuevo escenario en la política costarricense, porque le permite al PLN, --derrotado en dos elecciones consecutivas--, disponer de un candidato con muchas posibilidades de triunfo. Estas posibilidades se acrecientan con los escándalos de corrupción en los que se vieron envueltos Rafael Ángel Calderón Fournier y Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, quienes encabezaron gobiernos del Partido Unidad Social Cristiana.

Pese a ello, las opiniones del grueso de la ciudadana se mantenían oscilantes. En una encuesta realizada por la firma UNIMER en abril de 2005, a menos de un año de las elecciones, solamente el 11% de los posibles electores estaba decidido a votar. Dentro de ese grupo Arias Sánchez captaba el 48% de las preferencias. Solís Fallas, del Partido Acción Ciudadana (PAC), lo seguía de lejos, con el 19% de las preferencias. La mayoría no se había decidido o no manifestaba claramente sus preferencias.[1]

Other Languages