Elecciones presidenciales de Argentina de 2003

←  1999 • Bandera de Argentina •  2007 →
Elecciones presidenciales de Argentina de 2003
Domingo 27 de abril de 2003 (primera vuelta)
Domingo 18 de mayo de 2003 (segunda vuelta, no realizada)
Tipo Presidencial
Período 25 de mayo de 2003 –
10 de diciembre de 2007

Demografía electoral
Hab. inscritos 25.481.410
Votantes 19.930.911
Participación
  
78.21% Red Arrow Down.svg 4.1%
Votos válidos 19.388.697 (97,28%)
Votos en blanco 196.563 (0,99%)
Votos nulos 345.651 (1,73%)

Resultados
Menem 1999.jpg
Carlos Menem – PJ
Votos 4.741.202  
  
24.45%
Néstor Kirchner (2005).jpg
Néstor Kirchner – PJ
Votos 4.313.131  
  
22.25%
López Murphy 2000.jpg
Ricardo López Murphy – Recrear
Votos 3.173.584  
  
16.37%
Arodriguezsaa.jpg
Adolfo Rodríguez Saá – PJ
Votos 2.736.091  
  
14.11%
Elisa Carrió.jpg
Elisa Carrió – ARI
Votos 2.723.207  
  
14.05%

Mapa del resultado de la elección
Elecciones presidenciales de Argentina de 2003

Coat of arms of Argentina.svg Presidente de Argentina
Titular
Duhalde23012007.jpg
Eduardo Duhalde (interino)
PJ-logo.png

La primera ronda de las elecciones presidenciales de Argentina de 2003 se celebró el domingo 27 de abril de 2003. Carlos Menem y Néstor Kirchner, ambos candidatos del Partido Justicialista, pasaron a la segunda ronda al ser incapaces de obtener el 45% de los votos válidos. La segunda vuelta debía celebrarse el domingo 18 de mayo, pero Menem retiró su candidatura, con lo cual Kirchner accedió a la presidencia automáticamente.

Después de la crisis de diciembre de 2001 en Argentina, el partido político Unión Cívica Radical se encontraba muy debilitado en apoyo popular, además, dos miembros importantes se separaron del partido y se lanzaron sus candidaturas a la cabeza de sus propios movimientos: Elisa Carrió por Afirmación para una República Igualitaria, y Ricardo López Murphy por Recrear para el Crecimiento. Por otro lado, el tradicional rival de la Unión Cívica Radical, el Partido Justicialista, tomó la decisión inédita de suspender la elección interna y permitir a todos los precandidatos el uso de los símbolos partidarios comunes para presentarse a la elección general. De esta manera, Carlos Menem, Néstor Kirchner y Adolfo Rodríguez Saá se presentaron a las elecciones bajo el manto del peronismo.

Antecedentes

Tras la crisis económica, social y política que afecto a la Argentina en diciembre de 2001, y la huida del Presidente Fernando de la Rúa, su coalición, la Alianza para el Trabajo, la Justicia y la Educación, se disolvió al instante, y su partido, la Unión Cívica Radical, quedó severamente dañado por la política económica llevada a cabo por el Presidente. La Asamblea Legislativa (la Cámara de Diputados y el Senado juntos), dominada por el Partido Justicialista, designó como Presidente interino a Eduardo Duhalde. De cara a las elecciones venideras, destinadas a realizarse en 2003, se veía como claro ganador al justicialismo, sobre todo debido a la falta de una oposición coherente. La UCR se había fragmentado en tres partes y su popularidad estaba en un nivel históricamente bajo, por lo que no presentó ningún candidato, siendo la primera abstención electoral del radicalismo desde 1931, y la primera elección libre de la historia de Argentina en la que no participaba.[6]

Ante este panorama, el PJ se acabó dividiendo debido a que no encontraba consenso para presentar una sola candidatura, y por eso tres candidatos: Carlos Menem, quien ya había dicho que volvería a presentarse a un tercer mandato en 2003, Néstor Kirchner, Gobernador de la provincia de Santa Cruz, y Adolfo Rodríguez Saá, quien ya había sido Presidente interino durante unos días tras la renuncia de De la Rúa, se presentaron a las elecciones bajo un mismo partido político, pero con distintas coaliciones.[6]

Las elecciones estaban previstas originalmente para el 27 de octubre, y el interinato de Duhalde finalizaría el 10 de diciembre de 2003, mismo día en que hubiera finalizado el mandato de De la Rúa. Sin embargo, la situación política del país tras la renuncia de De la Rúa era muy difícil. El 5 de enero de 2002, el Senado de la Nación aprobó un proyecto de ley que ordenaba la devaluación del peso argentino (por primera vez en diez años) con fines de mejorar la competitividad frente a los productos importados.[13]