Elecciones presidenciales de Argentina de 1922

← 1916 • Bandera de Argentina • 1928 →
Elección presidencial de 1922
376 electores para elegir al Presidente de la Nación
189 electores necesarios para ganar
Domingo 2 de abril de 1922
TipoPresidencial
Período12 de octubre de 192212 de octubre de 1928

Demografía electoral
Hab. inscritos1,586,366
Votantes876,354
Participación
  
55.29 % Red Arrow Down.svg 7.4 %
Votos válidos828,151 (94 50%)
Votos nulos48,203 (5 50%)[1]

Resultados
Marcelo Torcuato de Alvear presidente.JPG
Marcelo T. de Alvear – UCR
Votos406,304 Green Arrow Up.svg 20.6 %
Votos electorales235  
  
49.06 %
Norberto Piñero.JPG
Norberto Piñero – PC
Votos123,691 Red Arrow Down.svg 20.3 %
Votos electorales60  
  
14.94 %
Carlos Ibarguren.jpg
Carlos Ibarguren – PDP
Votos63,147 Green Arrow Up.svg 0.1 %
Votos electorales10  
  
7.62 %
Nicolás Repetto.jpg
Nicolás Repetto – PS
Votos54,813 Green Arrow Up.svg 5 %
Votos electorales22  
  
6.61 %
Gobernador Miguel Laurencena 01.jpg
Miguel Laurencena – UCR-P
Votos18,435  
Votos electorales6  
  
2.23 %

Mapa del resultado de la elección
Elecciones presidenciales de Argentina de 1922

Coat of arms of Argentina.svg Presidente de Argentina

La elección presidencial de Argentina de 1922 se celebró el 2 de abril. Con una participación del 55,3%, dando como ganador a Marcelo Torcuato de Alvear, que obtuvo el 49.06% de los votos, y superando por más de 36 puntos porcentuales al candidato conservador Norberto Piñero, una diferencia que no sería superada hasta la victoria de Juan Domingo Perón por 37.43 puntos, sobre Ricardo Balbín en 1973, y posteriormente por Cristina Fernández de Kirchner, que obtendría 37.30 sobre Hermes Binner en 2011.

Fue una de las elecciones con menor participación de la historia de Argentina.[2]

Antecedentes

La presidencia de Hipólito Yrigoyen, primer presidente democráticamente electo de la historia de Argentina, se vio marcada por contradicciones masivas. Siendo uno de los fundadores, en 1891, del primer movimiento partidario al pluralismo político exitoso, la Unión Cívica Radical (UCR), Yrigoyen llenó cinco de los ocho lugares en su Gabinete con miembros del antiguo Partido Autonomista Nacional, monopolizador del poder político durante la generación del 80. A pesar de sus declaraciones a favor del sufragio secreto, intervino provincias para deponer a dieciocho gobernadores electos, incluyendo cuatro de su propio partido.[4]

A pesar de estos acontecimientos, se implementaron una serie de reformas positivas, incluyendo la primera pensión significativa del país, las leyes de negociación colectiva y reforma agraria, así como la ampliación del acceso a la educación superior, y la creación de la primera empresa estatal importante (la petrolera YPF). La economía argentina se recuperó con fuerza tras el final de la Primera Guerra Mundial en lo relacionado con la escasez de bienes y de crédito, y la política de mano de obra vigorosa de Yrigoyen ayudó a traducir esto en un aumento del nivel de vida de la población.[6]

Other Languages