Elecciones presidenciales de Argentina de 1892

← 1886 • Bandera de Argentina • 1898 →
Elección presidencial de 1892
232 electores para elegir al Presidente de la Nación
117 electores necesarios para ganar
Domingo 10 de abril de 1892
TipoPresidencial
Período12 de octubre de 189212 de octubre de 1898

Demografía electoral
Población3,858,000
Votantes77,200 (2%)

Resultados
LuisSaenzPeña.JPG
Luis Sáenz Peña – PAN
Votos electorales210  
  
95.02 %
Bernardo de Irigoyen.JPG
Bernardo de Irigoyen – UCR
Votos electorales5  
  
2.26 %
Bartolome Mitre.jpg
Bartolomé Mitre – UCN
Votos electorales5  
  
2.26 %

Coat of arms of Argentina.svg Presidente de Argentina

Las elecciones presidenciales de Argentina de 1892 se llevaron a cabo para determinar el sucesor de Carlos Pellegrini. Luis Saenz Peña fue electo presidente con apenas oposición. Sin embargo en 1895 dimitió por falta de apoyo de Julio A. Roca. Estas elecciones sería una de las más controvertidas, por el grado de fraude reflejado en los porcentajes.

Sáenz Peña triunfó en todo el país, pero empató con Irigoyen en Mendoza.

Antecedentes

Revolución del Parque

El gobierno del Presidente Miguel Ángel Juárez Celman, del hegemónico Partido Autonomista Nacional, elegido fraudulentamente en 1886 y continuador de las políticas de Julio Argentino Roca, experimentó una fuerte crisis económica y política iniciando la década de 1890. Una masacre el 1 de mayo de 1888, y una crisis financiera sin precedentes provocaron que poco a poco comenzar a gestarse una oposición significativa al régimen oligárquico impuesto por Roca, hasta entonces débil por el fraude electoral proporcionado por el voto cantado, la represión política y el relativo crecimiento económico del país. Se constituyó entonces la Unión Cívica de la Juventud en 1889, que al año siguiente se renombró como Unión Cívica, con ideología en favor de un sufragio directo y secreto. Por su parte, la oposición al gobierno de Juárez Celman, incluso dentro del propio PAN, continuó aumentando a medida que la crisis económica empeoraba.

Procedimientos de las elecciones en Buenos Aires: Votación bajo protección militar ( Melton Prior, The Illustrated London News, 1892).

Finalmente, en los últimos días julio de 1890 se llevó a cabo el primer intento serio y parcialmente exitoso de interrumpir por la fuerza el orden constitucional en Argentina desde el establecimiento del régimen del PAN, llevado a cabo por parte de la Unión Cívica en colaboración con varios sectores opositores al gobierno. Si bien la insurrección fue militarmente derrotada y el objetivo final (derrocar al régimen del PAN y establecer una democracia en el país) no tuvo éxito, Juárez Celman se vio forzado a renunciar, faltando todavía dos años para terminar su mandato constitucional, siendo sustituido por su vicepresidente Carlos Pellegrini. Como presidente, Pellegrini tuvo que enfrentarse a una profunda crisis económica en medio de un caos reinante, producto de los estallidos revolucionarios. Durante su gestión de veintiséis meses sacó al país de una grave crisis, fundamentalmente económica, al sanear las finanzas y fundar el Banco de la Nación Argentina. Estas medidas permitieron que el país recuperara la prosperidad y avanzara hacia un nuevo crecimiento económico, fortaleciendo nuevamente al régimen y evitando de ese modo su caída.[2]

Candidaturas

La elección presidencial en la Argentina, la mesa electoral en la Iglesia de la Merced, Buenos Aires ( G. Durand, The Graphic, 1892).

Para 1892, la oposición unida que había surgido en 1890 se había dividido, con la Unión Cívica separándose en dos partidos: la Unión Cívica Nacional de Bartolomé Mitre, y la Unión Cívica Radical, de Leandro N. Alem. El 15 de agosto de 1891 la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical proclamó a Bernardo de Irigoyen como candidato a presidente. Leandro Alem decía por entonces que el programa de la UCR tenía cuatro banderas: libertad política, honradez administrativa, impersonalidad de la coalición y sentimiento nacional.[3]​ La UCN, por su parte, presentó a Bartolomé Mitre, quien ya había sido Presidente entre 1862 y 1868.

Dentro del Partido Autonomista Nacional, el ala reformista del mismo quería proponer como candidato a su líder, Roque Sáenz Peña, bajo el argumento de que un líder reformista era necesario para acallar el avance revolucionario y evitar una guerra civil. Sin embargo, la intervención de Julio Argentino Roca evitó su postulación, siendo en su lugar el padre de Roque, Luis Sáenz Peña, elegido candidato. Sería precisamente Roque Sáenz Peña quien acabaría con el régimen en 1910, luego de ser elegido presidente, al traer una ley que garantizaba el voto secreto.

Other Languages