Elecciones legislativas de Colombia

Las elecciones legislativas son en Colombia las elecciones en las cuales el pueblo elige a senadores y representantes ante el Congreso.

Estas elecciones permiten designar a:

Historia

El sistema de elección del Congreso de Colombia ha variado a lo largo de la historia republicana del país.

Con la promulgación de la Constitución de Cúcuta, en el período de la Gran Colombia, el Congreso se elegía mediante voto indirecto, es decir, que los ciudadanos pudientes de cada parroquia votaban por un colegio electoral que elegía al Congreso. Esta medida persistió hasta 1853, cuando la constitución de la República de la Nueva Granada consagró el sufragio universal masculino para la elección de los congresistas.[1]

Bajo los Estados Unidos de Colombia ( 1863- 1886) se determinó que cada estado estaba en libertad de crear su propio sistema de elección de sus representantes. Con la Constitución de 1886 se volvió a unificar el sistema de elección, resultando que los Representantes se elegían mediante voto directo y los senadores eran elegidos por las Asambleas Departamentales. Este sistema se mantuvo hasta cuando se consagró el sufragio universal masculino para la elección de representantes ( 1936) y senadores ( 1945).[1]

En 1958, se determinó que los escaños del Congreso se repartirían en igual proporción a los partidos tradicionales ( liberal y conservador), además de ser la primera vez en la cual la mujer pudo elegir a los congresistas. Desde el Acto Legislativo No. 1 de 1968, las elecciones legislativas estuvieron abiertas a todos los movimientos políticos y se extendió el periodo de los representantes de dos a cuatro años, la misma duración que tienen los senadores desde 1910.[1]

Hasta 1986, las elecciones legislativas coincidían con las elecciones regionales, comicios estos últimos que sólo elegían diputados a las asambleas departamentales y concejales municipales. A partir de 1986 se aprobó la elección de alcaldes junto con las elecciones legislativas. Con la Constitución de 1991, se separaron las elecciones regionales de las elecciones legislativas, las cuales empezaron a celebrarse cada cuatro años a partir de 1994 elegiendo a la totalidad del Senado y la Cámara de Representantes.

La nueva constitución también determinó que el Senado se elige mediante circunscripción nacional, junto con dos escaños de circunscripción especial indígena. Por su parte, la Cámara agregó a los representantes de cada departamento, la elección de representantes el Distrito Capital de Bogotá y escaños adicionales para comunidades indígenas, afrocolombianos y desde 2002, comunidades colombianas en el exterior y minorías políticas.

Other Languages