Elecciones legislativas de Argentina de 1985

←  1983 • Bandera de Argentina •  1987 →
Elecciones legislativas de Argentina de 1985
127 de 254 Diputados Nacionales
128 Diputados para obtener mayoría absoluta
Domingo 3 de noviembre de 1985
Tipo Legislativa
Período 1985- 1989

Demografía electoral
Hab. inscritos 18,653,487
Votantes 15,626,269
Participación
  
83.77 % Red Arrow Down.svg 1.8 %
Votos válidos 15,324,510 (98 07%)
Votos en blanco 205,406 (1 31%)
Votos nulos 96,353 (0 62%)

Resultados
Escudo de la UCR.svg
Unión Cívica Radical[nota 1]
Votos 6,678,647 Red Arrow Down.svg 6 %
Diputados obtenidos 65 Green Arrow Up.svg 1
  
43.58 %
Partido Justicialista Logo.gif
Partido Justicialista[nota 2]
Votos 5,259,331 Red Arrow Down.svg 7.7 %
Diputados obtenidos 48 Red Arrow Down.svg 8
  
34.32 %
Emblema Partido Intransigente.svg
Partido Intransigente
Votos 930,940 Green Arrow Up.svg 126 %
Diputados obtenidos 5 Green Arrow Up.svg 3
  
5.96 %
UCéDe logo (cropped).png
Unión del Centro Democrático
Votos 570,490 Green Arrow Up.svg 141.7 %
Diputados obtenidos 2 Green Arrow Up.svg 1
  
3.19 %

Composición de la Cámara de Diputados
Elecciones legislativas de Argentina de 1985
  130   UCR   101   PJ   6   PI   4   PAL/PF/PDP   3   UCeDé   2   MPN
  2   PDC   2   MPJ   1   PDM  1   PRS  1   Bloquista   1   MID

Coat of arms of Argentina.svg
Presidente de la Cámara de Diputados

Las elecciones legislativas de Argentina de 1985 se realizaron el 3 de noviembre del mencionado año para renovar la mitad de las bancas de la Cámara de Diputados, cámara baja del Congreso de la Nación Argentina. Fueron las primeras elecciones escalonadas que se realizaban con éxito en Argentina desde 1965. Fueron, por lo tanto, las primeras elecciones legislativas que se celebraban en Argentina bajo una administración constitucional. Debido a que las anteriores elecciones se realizaron finalizando la dictadura militar, los 127 diputados que se reemplazaron en estos comicios solo cumplieron la mitad del mandato constitucional (1983-1985).

En estas elecciones la oficialista Unión Cívica Radical (UCR) obtuvo una amplia victoria con el 43.58% de los sufragios, preservando su mayoría absoluta en la Cámara con un escaño más que en las anteriores elecciones, pero decreciendo ligeramente su nivel de votos con respecto a su victoria arrolladora en 1983. Su principal opositor, el Partido Justicialista (PJ), que concurrió a los comicios realizando varias alianzas con partidos distritales, lejos de incrementar su caudal de votos, obtuvo un resultado desastroso al conseguir cerca de 450.000 sufragios menos y perder diez bancas con respecto a las anteriores elecciones. Se quedó con el 34.32% de los votos, todavía nueve puntos por debajo del oficialismo.[1]

La victoria de la UCR se debió más al compromiso democrático de la población que a su obra de gobierno, específicamente por el Juicio a las Juntas, que consistía en el enjuiciamiento a las cúpulas militares por crímenes de lesa humanidad y que por aquel entonces estaba atravesando su fase final. Dicho juicio obtuvo atención internacional por ser el primer juicio de su tipo a nivel global.[4]

Contexto histórico

Tras la restauración de la democracia en octubre de 1983, la primera victoria electoral de la Unión Cívica Radical en décadas, el país había iniciado un proceso de cambio. La victoria de Alfonsín marcó de manera significativa un nuevo comienzo para la Argentina. El más importante de estos cambios fue una nueva relación entre el ejército y el gobierno argentino, con Alfonsín buscando eliminar el poder político de las Fuerzas Armadas de manera progresiva. Además, se había logrado aprobar, por medio de un plebiscito no vinculante, un Tratado de Paz y Amistad entre Argentina y Chile que puso fin al conflicto del Beagle.[6]

El principal sindicato del país, la Confederación General del Trabajo (CGT) era muy cercano al principal opositor de Alfonsín, el Partido Justicialista. La tensión evidente entre la CGT y Alfonsín durante 1984 (a pesar de las políticas populistas del presidente), se convirtió en abierta hostilidad a partir de febrero de 1985, cuando Alfonsín reemplazó como Ministro de Economía al pragmático Bernardo Grinspun, con el más conservador Juan Sourrouille.[3]

Cumpliendo una promesa de campaña de 1983, Alfonsín reaccionó ante la falta de voluntad militar para enjuiciar a los culpables del terrorismo de estado perpetuado por el gobierno militar entre 1976 y 1983 (que costó la desaparición de alrededor de 30.000 personas), promoviendo un Juicio a las Juntas, cuyas primeras audiencias se realizaron en abril. Este audaz movimiento fue complementado por la promulgación, en junio, del Plan Austral de Sourrouille, cuya pieza central, el austral argentino, reemplazaría al inútil peso argentino en 1,000 a uno. La inflación, que había llegado al 30% mensual en junio (1.130% en el año), cayó al 2% en agosto y, aunque la congelación salarial evitó que aumentaran los ingresos reales, estas nuevas tasas de inflación (las más bajas desde 1974) llevaron a una rápida recuperación de una fuerte recesión a principios de año. Alfonsín disfrutó de una calificación de aprobación de empleo del 70% en el momento en el que se realizó la elección a principios de noviembre, aunque no le debía nada a sus políticas económicas, que solo contaban con el respaldo del 30% del público.[3]

Other Languages