Elecciones generales de Turquía de junio de 2015

← 2011 • Bandera de Turquía • Nov 2015 →
Elecciones generales de Turquía de 2015
550 escaños en la Gran Asamblea Nacional
276 escaños necesarios para la mayoría
Domingo 7 de junio de 2015
TipoGeneral
Período2015-2019

Demografía electoral
Hab. inscritos56,608,817
Votantes47,507,467
Participación
  
83.92 % Green Arrow Up.svg 0.8 %
Votos válidos46,163,243
Votos nulos1,344,224

Resultados
Davutoglu cropped 4.jpg
AKP – Ahmet Davutoğlu
Votos18,716,728 Red Arrow Down.svg 12.2 %
Diputados obtenidos258 Red Arrow Down.svg 53
  
40.87 %
Kemal Kılıçdaroğlu VOA (cropped).jpg
CHP – Kemal Kılıçdaroğlu
Votos11,467,332 Green Arrow Up.svg 3.1 %
Diputados obtenidos132 Green Arrow Up.svg 7
  
24.95 %
Devlet Bahçeli VOA 2015 (cropped).jpg
MHP – Devlet Bahçeli
Votos7,489,887 Green Arrow Up.svg 34.3 %
Diputados obtenidos80 Green Arrow Up.svg 28
  
16.29 %
Figen Yüksekdağ Selahattin Demirtaş.jpg
HDP – Selahattin Demirtaş y Figen Yüksekdağ
Votos6,058,150  
Diputados obtenidos80 Green Arrow Up.svg 51
  
13.12 %

Resultados por provincia
Elecciones generales de Turquía de junio de 2015

Distribución de escaños en la Asamblea Nacional
Elecciones generales de Turquía de junio de 2015
  258   AKP  133   CHP
  80   MHP  80   HDP

Seal of Prime Ministry of the Republic of Turkey.svg
Primer ministro de Turquía
Electo
Ahmet Davutoğlu (interino)
AKP

www.tbmm.gov.tr

Las elecciones generales de Turquía tuvieron lugar el 7 de junio de 2015 en los 85 distritos electorales de Turquía para elegir 550 miembros de la Gran Asamblea Nacional. Esta fue la 24ª elección general en la historia de la República Turca, al elegir el 25º Parlamento del país. El resultado fue el primer parlamento sin mayoria desde las elecciones generales de 1999. Los intentos infructuosos de formar un gobierno de coalición dieron lugar a unas nuevas elecciones generales para noviembre de 2015.

El Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que gobernó Turquía desde 2002, perdió su mayoría parlamentaria y obtuvo 258 escaños con el 40,87% de los votos. El principal partido opositor, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), ganó 132 escaños con el 24.95% de los votos. El Partido de Acción Nacionalista (MHP) se había proyectado para ganar a muchos votantes descontentos con el AKP. Su porcentaje de votos aumentó, y el partido ganó 80 escaños con el 16.29% de los votos. El nuevo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) decidió presentarse a las elecciones como partido en lugar de presentar a los candidatos como independientes, a pesar de las preocupaciones de que podría haber caído por debajo del umbral electoral del 10% y perder toda representación en el Parlamento. Al partido le fue mejor que las expectativas: ganó el 13.12% de los votos y obtuvo 80 escaños, lo mismo que el MHP. El problema de un parlamento sin mayoria había sido ampliamente considerado y predicho antes de las elecciones, por lo que el país y los políticos estaban mejor preparados para el proceso constitucional que seguiría a tal resultado.

Las campañas antes de las elecciones se centraron principalmente en una economía tambaleante, el conflicto político entre el gobierno y el Movimiento Gülen, y la participación de Turquía en la Guerra Civil Siria. Las crecientes acusaciones de corrupción y autoritarismo del gobierno, que se originaron principalmente en el escándalo de corrupción de 2013 y las protestas del Parque Gezi en 2013, respectivamente, también fueron parte de los problemas y desarrollos surgidos durante las campañas de la oposición. El voto fue visto por algunos. Como un referéndum sobre el llamado del presidente Recep Tayyip Erdoğan para una presidencia ejecutiva.

Las reclamaciones de fraude electoral y la violencia política causaron controversia en el período previo a las elecciones. Varios candidatos y oficinas del partido fueron objeto de ataques motivados políticamente, que culminaron en la muerte de cuatro partidarios del HDP después de que estallaran dos bombas durante un mitin en Diyarbakır el 5 de junio. La interferencia del presidente Erdoğan, quien fue acusado de hacer campaña encubierta por el AKP bajo el disfraz de mítines de 'apertura pública', también fue controvertido ya que el presidente está constitucionalmente obligado a aplicar la neutralidad política. A pesar de los reclamos de fraude que datan de las muy controvertidas elecciones locales de 2014 y numerosas acusaciones de mala conducta en el día de la votación, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa elogió en gran medida la organización por ser bien organizada y declarada libre y justa por el Parlamento Europeo.

Contexto

El gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) buscó un cuarto mandato consecutivo en el gobierno. Su líder, Ahmet Davutoğlu, que se había hecho cargo tras Recep Tayyip Erdoğan tras agosto de 2014, buscaba un mandato completo como primer ministro de Turquía por si mismjo. El objetivo del AKP era ganar más de 330 escaños con el fin de tener la posibilidad de poner cambios constitucionales en un referéndum, o más idealmente 367 escaños para evitar un referéndum y cambiar la constitución directamente dentro del parlamento. Después de haber tomado el relevo de Recep Tayyip Erdoğan en agosto de 2014 (ya que este se presentó a las presidenciales y las ganó). El objetivo del AKP era ganar más de 330 asientos con el fin de tener el derecho de poder poner en marcha un referéndum para hacer cambios constitucionales, o incluso si llegaban a 367 escaños, cambiar la Constitución sin necesidad de someterlo a un referéndum.[1]

El Partido Republicano del Pueblo (CHP) tenía como objetivo superar el límite del 30% y formar un gobierno, potencialmente con la ayuda de partidos más pequeños o solo. El líder del CHP, Kemal Kılıçdaroğlu, había declarado públicamente que su partido apuntaría al 35% de los votos, un aumento del 9% con respecto a su resultado de 2011, para poder formar el próximo gobierno. El apoyo popular para el Partido del Movimiento Nacionalista (MHP) se había disparado durante las elecciones locales de 2014, y tenía como objetivo participar en un gobierno de coalición. Sin embargo, varios políticos de CHP y MHP renunciaron en protesta contra sus perspectivas electorales poco realistas y formaron sus propios partidos. La fiesta más destacada fue el Partido de Anatolia formado por la ex diputada de CHP Emine Ülker Tarhan en noviembre de 2014. Otros factores importantes que los partidos de la oposición también tendrían que superar fueron cuestiones como el sesgo de los medios y el fraude electoral, que aumentaron drásticamente en las elecciones locales y presidenciales anteriores.

Other Languages