Elecciones generales de España de 1979

←  1977 • Bandera de España •  1982 →
Elecciones generales de 1979
Cortes Generales para la i legislatura
Jueves 1 de marzo de 1979
Tipo Elecciones generales
Cargos a elegir 350 diputados[b]
208 senadores[c]

Demografía electoral
Población 37.757.534
Hab. inscritos 26.836.490
Votantes Congreso: &&&&&&&018259192.&&&&&018 259 192
Senado: &&&&&&&018096492.&&&&&018 096 492
Participación
  
67.43% Red Arrow Down.svg 11.4%
Votos válidos Congreso: &&&&&&&017990915.&&&&&017 990 915
Senado: &&&&&&&017588988.&&&&&017 588 988
Votos en blanco Congreso: &&&&&&&&&&057267.&&&&&057 267
Senado: &&&&&&&&&0259613.&&&&&0259 613
Votos nulos Congreso: &&&&&&&&&0268277.&&&&&0268 277
Senado: &&&&&&&&&0507434.&&&&&0507 434

Resultados
Unión de Centro Democrático (logo).png
UCD
Votos 6.268.593 Red Arrow Down.svg 0.7%
Senadores obtenidos 118 Green Arrow Up.svg 12
Diputados obtenidos 168 Green Arrow Up.svg 2
  
34.84%
PSOE Wordmark (1976-2001).svg
PSOE
Votos 5.469.813 Green Arrow Up.svg 1.8%
Senadores obtenidos 61 Green Arrow Up.svg 14
Diputados obtenidos 121 Green Arrow Up.svg 3
  
30.40%
Pce 2014.svg
PCE
Votos 1.938.487 Green Arrow Up.svg 13.4%
Senadores obtenidos 0 Red Arrow Down.svg 1
Diputados obtenidos 23 Green Arrow Up.svg 4
  
10.77%
Coalición Democrática.jpg
CD
Votos 1.088.578 Red Arrow Down.svg 27.7%
Senadores obtenidos 3 Green Arrow Up.svg 1
Diputados obtenidos 10 Red Arrow Down.svg 6
  
6.05%
HSSamarbete.svg
Otros partidos
Votos 1.962.990  
Senadores obtenidos 26  
Diputados obtenidos 28  
  
10.93%
Elecciones generales de España de 1979
Partidos con mayor número de votos en cada provincia

Distribución de escaños en el Congreso
Elecciones generales de España de 1979
     PCE
     PSOE
     Grupo Mixto
     PSA-PA
     PNV
     Convergencia i Unió
     UCD
     CD

Presidente del Gobierno

Notas
  1. En las circunscripciones de Ceuta y Melilla, distritos uninominales, el escrutinio es en la práctica mayoritario
  2. Que a su vez eligen al presidente del Gobierno.[nota 1]
  3. Sobre un total de 264.

Las elecciones generales de España de 1979 fueron celebradas el jueves 1 de marzo. En estos comicios, Adolfo Suárez con su grupo UCD conseguía una amplia victoria, aunque sin alcanzar la mayoría absoluta, con 47 escaños de diferencia respecto a la segunda fuerza política, el PSOE de Felipe González. Fueron convocadas en cumplimiento de la disposición transitoria octava de la recién promulgada Constitución española, a través del Real Decreto 3073/1978, de 29 de diciembre.

El PSOE gana respecto a 1977 las provincias de Madrid, Murcia, Tarragona y Gerona; UCD gana Lérida aunque por el contrario pierde Madrid, Murcia y Tarragona; y CiU pierde Gerona y Lérida.

Los resultados fueron prácticamente los mismos que en las anteriores elecciones, dos años antes. Suben todos los partidos nacionales, menos Alianza Popular, que se presenta como Coalición Democrática.

La extrema derecha consigue por primera y única vez representación parlamentaria. La coalición Unión Nacional entró en el Congreso con un solo escaño, el de su líder Blas Piñar.

Contexto histórico

Cortes constituyentes

La medida que los diputados de las Cortes recién elegidas consideraron más urgente fue la de promulgar una ley de amnistía total que pusiera en libertad a los presos que todavía quedaban en las cárceles por delitos «de motivación política», incluidos los «de sangre». La izquierda aceptó que la ley también amparara a las personas que hubieran cometido delitos durante la represión franquista lo que constituyó una especie de «pacto del olvido» porque como dijo el comunista Marcelino Camacho, encarcelado durante la dictadura, «¿cómo podríamos reconciliarnos los que nos habíamos estado matando los unos a los otros, si no borráramos ese pasado de una vez para siempre?».[2]

No obstante, la tarea esencial de las Cortes y del gobierno fue la elaboración de una Constitución. Para ello se creó una Comisión de Asuntos Constitucionales en el Congreso de Diputados que a su vez nombró una ponencia de siete miembros para que presentara un anteproyecto. La formaban tres diputados de UCD, uno del PSOE, uno del PCE- PSUC, uno de Alianza Popular y uno por las minorías vasca y catalana.[7]

La ponencia acabó sus trabajos en abril de 1978 y la Comisión de Asuntos Constitucionales comenzó a debatir el anteproyecto el 5 de mayo. Finalmente el 31 de octubre fue votado en el Congreso y en el Senado el proyecto de Constitución. En el Congreso votaron a favor 325 diputados,[9]

Aprobada la Constitución, Adolfo Suárez disolvió las Cortes y convocó nuevas elecciones para el 1 de marzo de 1979.[11]

Día de las elecciones y consecuencias

La jornada electoral transcurrió sin hechos reseñables aunque participación fue de un 68%, menor que en los anteriores comicios.

El resultado no satisfizo a ninguno de los dos grandes partidos ya que las cosas quedaron como estaban en 1977. La UCD volvió a ganar pero sin alcanzar la mayoría absoluta como pretendía, ya que bajó ligeramente en número de votos y sólo obtuvo algunos diputados más, insuficientes para alcanzar la mayoría. El PSOE tampoco mejoró sensiblemente sus resultados a pesar de que había absorbido al Partido Socialista Popular (PSP) de Tierno Galván y a la Federación de Partidos Socialistas. Con 5.469.813 de votos (30,40%) el PSOE siguió estando en la oposición. Lo mismo sucedió con Alianza Popular (AP) y el Partido Comunista, que tampoco ganaron posiciones.[14] Alianza Popular, que en estas elecciones se presentó bajo el nombre de Coalición Democrática (CD) junto a otros partidos, no solo no logró mejorar sus resultados de los anteriores comicios, sino que los empeoró y sacó la mitad de diputados que AP dos años antes.

La coalición PCE- PSUC aumentó en cuatro diputados su representación parlamentaria, lo que representó un escaso avance con respecto a 1977. Los resultados, de hecho, escondieron la crisis interna que existía en el seno del PCE entre los distintos sectores que pugnaban por la dirección del partido. No obstante, la figura de Santiago Carrillo seguía siendo el principal activo del PCE.[15]

En contraste con los anteriores comicios, para 1979 la extrema derecha se organizó en torno a un bloque electoral liderado por el presidente de Fuerza Nueva, Blas Piñar. La llamada Unión Nacional consigue 378.964 votos (2,11%), lo que supuso que por primera y única vez la extrema derecha obtenga representación parlamentaria.

Los antiguos partidos republicanos, Izquierda Republicana (IR) y Acción Republicana Democrática Española (ARDE), esta vez sí pudieron concurrir a los comicios pero los resultados demostraron su escasísima presencia en la sociedad española: mientras que IR sacó 55.384 votos (0,31%), ARDE obtuvo 4.826 votos (0,03%).

Una situación parecida ocurrió con el Partido Carlista, que obtuvo 50.552 votos (0,28%), lo que dejó al carlismo político prácticamente extinto en España.

No conseguir la victoria en las elecciones generales supuso una profunda decepción en el seno del PSOE y abrió el debate interno.[19]

Other Languages