Elecciones a la Asamblea Constituyente de Albania de 1991

← 1987 • Bandera de Albania • 1992 →
Elecciones a la Asamblea Constituyente de Albania de 1991
250 escaños de la Asamblea Constituyente
31 de marzo de 1991
TipoParlamentaria

Demografía electoral
Población3,275,437
Hab. inscritos1,977,197
Votantes1,949,516
Participación
  
98.6 % Red Arrow Down.svg 1.4 %
Votos válidos1,861,032
Votos nulos88,484

Resultados
Partia e Punës e Shqipërisë.svg
Partido del Trabajo de Albania
Votos1,046,120 Red Arrow Down.svg 42.8 %
Escaños obtenidos169 Red Arrow Down.svg 81
  
56.2 %
Logo e Partisë Demokratike të Shqipërisë.svg
Partido Democrático de Albania
Votos720,948  
Escaños obtenidos75  
  
38.7 %

Distribución de escaños en la Asamblea Constituyente
Elecciones a la Asamblea Constituyente de Albania de 1991
  169   PPSH   75   PDS
  5   Omonoia   1   NVC

Kabineti i Kryeministrit.svg
Primer ministro de Albania

Las elecciones a la Asamblea Constituyente de Albania se llevaron a cabo el 31 de marzo de 1991 en la República Socialista Popular de Albania, con otras dos rondas posteriores el 7 y el 14 de abril. Fueron las primeras elecciones multipartidistas celebradas en Albania desde 1923. Se llevaron a cabo en el contexto de la legalización de los partidos políticos además del Partido del Trabajo de Albania el 11 de diciembre de 1990, tras una huelga de los 700 estudiantes de la Universidad de Tirana en respuesta a las malas condiciones de los dormitorios y los cortes de energía bajo el gobierno socialista (imperante desde 1944). La revuelta se politizó bajo el liderazgo de Sali Berisha, quien exigió reformas políticas.

El resultado fue una victoria para el Partido del Trabajo de Albania, debido a que tenía enormes recursos para la campaña y dominaba casi todo el aparato estatal. Sin embargo, esto no significó la perpetuidad del régimen, la constitución redactada por la Asamblea efectivamente democratizó al país y las elecciones realizadas bajo la misma al año siguiente fueron un triunfo para la oposición.

Antecedentes

Caída del régimen comunista

Poco antes de la caída del comunismo en Europa, en 1989, la República Socialista Popular de Albania, que se había salido del Pacto de Varsovia en 1968 (véase ruptura albano-soviética) y había sufrido también un quiebre en sus relaciones diplomáticas con la República Popular China (ruptura sino-albanesa) por sus reformas de libre mercado, era uno de los países más aislados del mundo. La muerte de Enver Hoxha el 11 de abril de 1985, tras más de cuatro décadas de gobierno, dio paso al liderazgo de Ramiz Alia, que inicio unas leves reformas económicas muy limitadas, aunque sí abrió un poco la política exterior restableciendo relaciones diplomáticas con los países de Europa del Este.[2]​ y se recibía muy poca información del exterior.

Hacia 1990, en medio de las reformas de Mijaíl Gorbachov como la Glásnost y la Perestroika, Albania era aún uno de los pocos países del mundo, y el único de Europa, que seguía sosteniendo el modelo socialista de partido único bajo la ideología del hoxhismo. El aislamiento era tal que muchos albaneses aún no sabían que el Muro de Berlín había caído en noviembre de 1989.[3]​ Durante las revoluciones de 1989, la ejecución del dictador comunista Nicolae Ceaușescu en Rumania, el único líder que debió ser derrocado violentamente por oponerse a realizar una transición pacífica, convenció a Alia de que, si no se realizaban reformas radicales, ocurriría lo mismo en Albania en cualquier momento. De este modo, suscribió a Albania a los Acuerdos de Helsinki (junto a Andorra habían sido los únicos países de Europa que no firmaron dichos acuerdos en 1975). Alia también organizó una reunión con los principales intelectuales de la época sobre las formas de reformar el sistema político albanés, resolviendo entonces convocar a elecciones libres para una Asamblea Constituyente.

Traspaso de poder

El 11 de diciembre de 1990, se retiró la prohibición a los partidos políticos no comunistas. Un día después, el 12 de diciembre, se estableció el centroderechista Partido Democrático de Albania. El 22 de febrero de 1991, Adil Çarçani, Primer ministro desde 1981, dimitió de su cargo, siendo suplantado por Fatos Nano. Casi al mismo tiempo, el "Frente Democrático" (organización de masas liderada por el Partido del Trabajo de Albania), se disolvió.[4]​ De este modo quedaba allanado el camino para la celebración de las primeras elecciones multipartidistas del país europeo en más de cinco décadas.