Elecciones

En política, las elecciones son un proceso de toma de decisiones en el que los electores eligen, con su voto, entre una pluralidad de candidatos a quienes ocuparán los cargos políticos en una democracia representativa. Hay elecciones generales (las que se convocan para elegir a los miembros del parlamento o poder legislativo, y en su caso al jefe del Estado o del poder ejecutivo) y elecciones locales, de ámbito municipal o regional. En algunos sistemas políticos también se someten otros cargos a elección popular.

Un mecanismo que altera esa igualdad es la manipulación interesada del tamaño y distribución de las circunscripciones electorales ( gerrymandering, rotten boroughs). Si se reconoce la soberanía popular, todo el pueblo tiene derecho tanto al sufragio activo (cuando todos pueden votar, se habla de sufragio universal, si no, de sufragio restringido) como al sufragio pasivo (todos han de poder ser elegidos). En ocasiones la ley prevé circunstancias en las que se pierde el derecho de sufragio o requisitos de distinta naturaleza para su ejercicio; limitaciones que en algunos casos pueden llegar a ser tan abusivas que desvirtúan los resultados electorales.[1] Las características de las elecciones en cada país se regulan en la legislación electoral, que define su peculiar sistema electoral, como por ejemplo su naturaleza de elecciones directas (la totalidad de la ciudadanía elige directamente con su voto al cargo elegido) o indirectas (hay un cuerpo intermedio, compuesto por representantes elegidos por toda la ciudadanía, que es el que toma la decisión). La introducción de novedades en los sistemas electorales se denomina reforma electoral.

El mecanismo habitual de participación política de los ciudadanos en la democracia liberal son las instituciones denominadas partidos políticos, aunque hay otros mecanismos para la presentación de candidaturas electorales ( coaliciones electorales, agrupaciones de electores, etc.)

La rama de la ciencia política que analiza científicamente las elecciones se denomina psefología (de psephos ψῆφος, "guijarro" en griego, por los que se usaban en la democracia griega como papeletas electorales -véase también ostracon-).[2]

En el plano internacional, resulta necesario resaltar que en muchos países, como parte de su sistema democrático estatal, podemos encontrar la existencia de instituciones político electorales, que se encargan, tanto de organizar las alecciones, así como de dirimir los diversos conflictos de esa índole que en ellos se someten, sin dejar de mencionar que en algunos casos, en solo uno de ellos recae la obligación de ejecutar ambas encomiendas.

Características de las elecciones

Quién puede votar

La pregunta respecto a quién debe sufragar es un asunto central en las elecciones. En el electorado generalmente no se encuentra incluida la población entera; por ejemplo, muchos países les prohíben votar a las personas declaradas mentalmente incompetentes; además, todas las jurisdicciones requieren una edad mínima para votar.

Históricamente, muchos otros grupos han sido excluidos de las votaciones. Por ejemplo, la democracia de la antigua Atenas no permitía a las mujeres, extranjeros y esclavos el derecho al voto, y la constitución original de los Estados Unidos permitía el voto solo a hombres blancos y propietarios. Gran parte de la historia de las elecciones se trata sobre la lucha y promoción del voto para los grupos excluidos. El movimiento para el sufragio femenino le entregó a las mujeres de muchos países el derecho a votar, y la aseguración del derecho al sufragio libre fue el mayor éxito del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos. La extensión del derecho al voto de otros grupos que se mantienen excluidos en algunos lugares (tales como los convictos por felonía, miembros de ciertas minorías y los desaventajados económicamente) continua siendo una meta significativa para los derechos electorales.

En algunos países el voto es obligatorio por ley; si un votante no ejerce su deber, puede verse sujeto a castigos, que van desde multas pequeñas hasta prisión.

Nominación

En una democracia directa, cualquier persona elegible puede ser nominada. En algunos países, solo miembros de un particular partido político pueden serlo. En los Estados Unidos, por ejemplo, los candidatos de partidos necesitan una cantidad menor de firmas que apoyen su nominación a aquellos candidatos que sean independientes.

Quién es elegido

Las posiciones del gobierno para las cuales se celebran las elecciones varían dependiendo de la localidad. En una democracia representativa, como los Estados Unidos, algunas posiciones no son llenadas mediante elecciones, por ejemplo, los jueces son usualmente designados para proteger su imparcialidad, aun así existen excepciones a esta práctica.

Es usual el establecimiento de grados intermedios entre los electores y los elegidos, por ejemplo, el Presidente de Estados Unidos es elegido por el colegio electoral, y en el Sistema Westminster, el Primer ministro es formalmente elegido por la "cabeza del estado" (siendo elegido realmente por el parlamento o por su propio partido).

Generalmente las elecciones directas y aquellas con segundos grados electorales tienen resultados similares. Sin embargo, en algunos casos los sistemas electorales permiten la elección de candidatos que no reciben la mayor cantidad de votos populares; siendo un ejemplo reciente la elección estadounidense del año 2000 donde fue elegido Presidente George W. Bush y del año 2016 donde fue elegido Presidente Donald Trump.

Un fenómeno muy discutido en la actualidad es la pertinencia de la reelección presidencial inmediata, que cuenta con partidarios y detractores a todo nivel.

Sistemas electorales

Los sistemas electorales se refieren a arreglos constitucionales detallados y sistemas de votación para determinar qué individuos y partidos políticos son elegidos en posiciones de poder.

El primer paso es contar los votos, para lo cual se usan distintos sistemas de recuento de votos y papeletas. La mayoría de los sistemas pueden ser categorizados en sistemas de Representación proporcional y de mayoritarios. [3] Entre los principales sistemas electorales están:

  • Sistemas semiproporcionales
Other Languages
Afrikaans: Verkiesing
العربية: انتخابات
azərbaycanca: Seçki
беларуская: Выбары
беларуская (тарашкевіца)‎: Выбары
български: Избори
বাংলা: নির্বাচন
brezhoneg: Votadeg
bosanski: Izbori
català: Elecció
čeština: Volby
Cymraeg: Etholiad
dansk: Valg
Deutsch: Wahl
Ελληνικά: Εκλογές
English: Election
Esperanto: Voĉdono
eesti: Valimised
euskara: Hauteskunde
فارسی: انتخابات
suomi: Vaali
français: Élection
Frysk: Ferkiezing
galego: Eleccións
עברית: בחירות
हिन्दी: चुनाव
hrvatski: Izbori
Bahasa Indonesia: Pemilihan umum
íslenska: Kosningar
italiano: Elezione
日本語: 選挙
ქართული: არჩევნები
қазақша: Сайлау
ಕನ್ನಡ: ಚುನಾವಣೆ
한국어: 선거
Latina: Comitia
lietuvių: Rinkimai
latviešu: Vēlēšanas
македонски: Избори
монгол: Сонгууль
मराठी: निवडणूक
Bahasa Melayu: Pilihan raya
မြန်မာဘာသာ: ရွေးကောက်ပွဲ
नेपाली: निर्वाचन
नेपाल भाषा: निर्वाचन
Nederlands: Verkiezing
norsk nynorsk: Val
norsk bokmål: Valg
ਪੰਜਾਬੀ: ਚੋਣ
polski: Wybory
português: Eleição
Runa Simi: Akllanakuy
română: Alegere
русский: Выборы
संस्कृतम्: निर्वाचनम्
sicilianu: Elizzioni
Scots: Election
srpskohrvatski / српскохрватски: Izbori
Simple English: Election
slovenčina: Voľby
slovenščina: Volitve
Soomaaliga: Doorasho
српски / srpski: Избори
svenska: Val
Kiswahili: Uchaguzi
தமிழ்: தேர்தல்
తెలుగు: ఎన్నికలు
Tagalog: Halalan
Türkçe: Seçim
українська: Вибори
oʻzbekcha/ўзбекча: Saylov
Tiếng Việt: Bầu cử
Winaray: Piniliay
хальмг: Суңһувар
მარგალური: გიშაგორუეფი
ייִדיש: וואלן
Yorùbá: Ìdìbòyàn
中文: 選舉
Bân-lâm-gú: Soán-kí
粵語: 選舉