Elección presidencial de Chile de 1958

←  1952 • Bandera de Chile •  1964 →
Elección presidencial de Chile de 1958
Presidente para el período 1958- 1964
Jueves 4 de septiembre de 1958
Tipo Presidencial, nivel nacional
Período 3 de noviembre de 1958 al 3 de noviembre de 1964

Demografía electoral
Población 7 326 000 (est.)
Hab. inscritos 1 497 902
Votantes 1 250 350
Participación
  
83.47% Red Arrow Down.svg 3.1%
Votos válidos 1 235 552

Resultados
Jorge Alessandri Rodríguez.JPG
Jorge Alessandri Rodríguez – Ind.
Votos 389.909  
Votos en Congreso Pleno 147
  
31.56%
Allende1961 cropped.jpg
Salvador Allende Gossens – PS
Frente de Acción Popular
Votos 356.493 Green Arrow Up.svg 585.9%
Votos en Congreso Pleno 26
  
28.85%
Eduardo Frei Montalva headshot.jpg
Eduardo Frei Montalva – PDC
Votos 255.769  
  
20.70%
Luis Bossay Leiva.jpg
Luis Bossay Leiva – PR
Votos 192.077 Green Arrow Up.svg 0.9%
  
15.55%
Antonio Zamorano.jpg
Antonio Zamorano Herrera – Ind.
Unión Nacional Laborista
Votos 41.304  
  
3.34%

Coat of arms of Chile.svg
Presidente de Chile

La elección presidencial de Chile de 1958 se llevó a cabo el 4 de septiembre de 1958 y dio como vencedor por mayoría relativa a Jorge Alessandri Rodríguez, con el 31,56 % de los votos.

Candidaturas

Luis Bossay Leiva

A fines de junio de 1957 fue designado el primer candidato de la contienda electoral,[2]

Eduardo Frei Montalva

La designación de Bossay hizo que la Falange Nacional dejara sus expectativas de designar a un único candidato por el centro y la izquierda moderada, por lo que decidieron levantar su propio candidato. El líder y fundador del partido, Eduardo Frei Montalva, quien recientemente había sido elegido senador por Santiago con la primera mayoría, tomo la iniciativa e inicio giras por el país con el fin de obtener apoyo para su candidatura.[5]

El 11 de agosto de 1957 el Partido Agrario Laborista le entregó su apoyo a Frei, y tres días más tarde haría lo mismo el Partido Nacional.[6]

Salvador Allende Gossens

La izquierda, unificada en el Frente de Acción Popular (FRAP), eligió al socialista Salvador Allende como su candidato, tras imponerse en la Convención Presidencial del pueblo, realizada entre el 15 y 17 de septiembre de 1957, ante los demás precandidatos: Mamerto Figueroa ( ANT), Rudecindo Ortega ( PRD), Humberto Mewes ( PT), Guillermo del Pedregal (independiente) y Francisco Cuevas Mackenna (independiente).[7]

Senador por Magallanes, Allende ya se había presentado como candidato presidencial en 1952, consiguiendo solo un 5,4 % de los votos, pero su discurso y actividad política le había convertido en el candidato natural de la izquierda, desbordando la adhesión de su partido a otros sectores de la población.[8]

Jorge Alessandri Rodríguez

Desde mediados de 1957 se empezó a escuchar el nombre de Jorge Alessandri como el candidato ideal para la derecha. Hijo del presidente Arturo Alessandri Palma, se había involucrado tempranamente en la política como parlamentario y Ministro de Estado, aunque con un perfil mucho más bajo que el de su padre, conocido por su ardor político. A pesar de su imagen de hombre parco, soberbio y solterón mañoso, Alessandri era un líder con un fuerte arrastre popular, reacio a entrometerse en la lucha de los partidos políticos.[9]

Jorge Alessandri resultó elegido presidente con el 31,2 % de los votos, siendo posteriormente ratificado por el Congreso Nacional.

La gran dificultad de la candidatura de Alessandri es que el mismo candidato se negaba a aceptarla. Por otra parte, algunos miembros del Partido Liberal, disgustados con la posición apartidista de Alessandri, se mostraron a favor de apoyar a Eduardo Frei, quien, necesitado de fuerzas, trabajaba sin disimulo para conseguir los votos de al menos un sector de la derecha.[11]

Los conservadores, divididos entre quienes apoyaban a Alessandri y quienes apoyaban a Frei, realizaban gestiones a favor de sus respectivos candidatos. Los conservadores freistas pidieron a Frei que presentase una petición formal para obtener el respaldo del partido, pero este se negó, probablemente por la antigua animadversión entre conservadores y falangistas. Ante el rechazo, y para buscar tiempo para que Alessandri se decidiera, la juventud conservadora levantó el nombre de Juan Antonio Coloma Mellado como candidato.[12]

Cuando los partidos de derecha estaban a punto de designar su candidato, Alessandri cedió a ser candidato. El cambio se dio tras una discusión con el senador Francisco Bulnes Sanfuentes, quien le enrostro su supuesta negativa a aceptar la candidatura presidencial, respondiéndole Alessandri que nadie se la había ofrecido, y ante un atónito Bulnes, que le recordó que Hugo Zepeda le había ofrecido la candidatura, le clarifico: "No me ofrecía nunca la candidatura... Me llamaba por teléfono y me decía: Don Jorge, ¿usted quiere ser candidato a la presidencia de la república?... Yo le contestaba ¡no quiero... yo no quiero ser candidato a la presidencia de la república ¡ (pero) una cosa muy distinta es... que me han convencido algunos amigos míos que mi obligación era aceptar la candidatura, si me la pedían; ... pero que yo la quiera... ¡no la quiero!"[13]

Un evento fortuito vino a enterrar las esperanzas de Frei de ser apoyado por el Partido Liberal. Cuando Raúl Marín Balmaceda pronunciaba un ardoroso discurso durante una asamblea del Partido Liberal para apoyar a Alessandri, sufrió un ataque cardiaco, y cayó repentinamente al suelo, falleciendo poco después. Además del golpe emocional, al suspenderse la asamblea liberal, los conservadores pudieron proclamar a Alessandri como su candidato formal el 25 de agosto, antes de que los liberales se volviesen a reunir. El Partido Conservador Unido solicitó de manera formal el apoyo del Partido Liberal. Con Alessandri como candidato y el recuerdo de Marín Balmaceda fresco en la memoria, el momento de Frei había pasado, por lo que el Directorio Liberal proclama a Jorge Alessandri candidato por 327 votos contra 147 de Frei.[14]

Antonio Zamorano Herrera

Antonio Zamorano Herrera, conocido popularmente como el Cura de Catapilco, era un peculiar personaje de la provincia de Valparaíso que se presentaba como candidato, sin el apoyo de ningún partido. Era excura párroco del pueblo de Catapilco y diputado por el FRAP en 1957, representando a Talca. De lenguaje folclórico e incisivo, logró captar algunos adherentes en sectores populares de Valparaíso, Aconcagua, Talca, Linares y otras zonas rurales de Chile, perfilándose en su discurso como una figura cercana a la izquierda.[15]

A pesar de su cercanía con el FRAP, no retiró su candidatura, que afectaba de forma directa a la de Allende, por lo que algunos analistas han afirmado (sin existir pruebas fehacientes), que probablemente fue financiado por partidarios de Alessandri, como una forma de contener a Allende.

Other Languages