Eleazar López Contreras

Eleazar López Contreras
López Contreras 1941.jpg

Coat of arms of Venezuela (1954-2006).svg
32.º Presidente de los Estados Unidos de Venezuela
17 de diciembre de 1935- 5 de mayo de 1941
Gabinete Gabinete de Eleazar López Contreras
Predecesor Juan Vicente Gómez
Sucesor Isaías Medina Angarita

Información personal
Nacimiento 5 de mayo de 1883
Bandera de Venezuela Queniquea, Táchira, Estado de Venezuela
Fallecimiento 2 de enero de 1973 (89 años)
Bandera de Venezuela Caracas, Venezuela
Nacionalidad Venezolana Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Catolicismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge Luz María Wolhmar
Luisa Elena Mijares
María Teresa Núñez Tovar
Información profesional
Ocupación Político, militar
Firma López Contreras firma.jpg
[ editar datos en Wikidata]

José Eleazar López Contreras ( Queniquea, Táchira, 5 de mayo de 1883 - Caracas, 2 de enero de 1973) fue un militar y político venezolano, Presidente de Venezuela entre 1935 y 1941.

Fue moderando el autoritarismo del que había hecho gala su predecesor Juan Vicente Gómez, durante su gobierno se promulgó la Constitución de 1936. Se afrontó el primer paro de la industria petrolera de Venezuela y crea la Guardia Nacional (para llenar el vacío que existía dentro del cuadro institucional del Estado) y el Banco Central de Venezuela (para modernizar al país y administrar de una manera más eficaz los cuantiosos recursos dados por el petróleo). Se contrataron también expertos extranjeros técnicos en salud pública y se creó la División de Higiene Rural. En el año 1939 ofreció asilo a los judíos errantes de los llamados «Barcos de la Esperanza» (el Caribia y el Königstein), cuya descendencia constituye una gran parte de la actual comunidad judía de Venezuela.[1] Fue General en Jefe de Venezuela, murió en Caracas a los ochenta y nueve años.

Biografía

Primeros años

Nació el 5 de mayo de 1883, para ese año en el país se realizaban festejos al centenario del nacimiento del Libertador Simón Bolívar. López Contreras nació cuando Antonio Guzmán Blanco celebraba la apoteosis de su poder. Sus padres fueron el General Manuel María López y María Catalina Contreras, fue hijo único de este matrimonio. Su tutor fue el sacerdote Fernando María Contreras. A los tres meses de nacido, su padre murió en Cúcuta (Colombia), de fiebre amarilla, por lo que su tío, el Presbítero Fernando Contreras, se hizo cargo de la familia.

A los quince años recibió el título de Bachiller en Filosofía y Letras del Colegio Sagrado Corazón de Jesús, en la ciudad de La Grita (Táchira). Inicialmente, el joven Eleazar iba a estudiar Medicina en la Universidad de Mérida, actual Universidad de Los Andes, pero se unió a la Revolución Liberal Restauradora comandada por Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez (también llamada «la revolución de los sesenta»), tenía 16 años cuando toma esta causa. Se internó en las montañas de Río Bobo huyendo del régimen guzmancista, el padre Contreras le ofreció su ayuda para que pudiese pasar a Cúcuta con la ayuda de unos amigos sacerdotes. Allí combatió en numerosas batallas, siendo Capitán ayudante del Batallón Libertador en 1899. En la batalla de Tocuyito (12 de septiembre de 1899), que aseguró el triunfo de la revolución, López fue herido en el brazo izquierdo por una bala de fusil, lo cual lo obligó a someterse a cuidados médicos. El general Gómez veló por él y lo trasladó a Caracas, al cuidado de una familia amiga. El fue a la universidad de los Andes gracias a su tío materno ya que le dio mucho apoyo después de la muerte de su querido padre

Inicios en la carrera militar

Después de haber sido ascendido a Teniente Coronel en 1900, fue nombrado edecán de Castro, ahora Presidente de la República, pero sólo duró un mes y medio en el cargo. Más tarde al estallar la Revolución Libertadora en 1902, fue designado Segundo Ayudante de Estado Mayor del Batallón Carabobo, participando en la batalla de La Victoria en julio de 1902, lo cual inclinó la balanza de las acciones a favor del gobierno. Derrotada la insurrección al año siguiente, fue nombrado Segundo Comandante del Castillo Libertador en Puerto Cabello, ciudad donde se estaba gestando un movimiento para separar del gobierno a Gómez, entonces Vicepresidente de la República, y dejar a Castro como «Jefe Único». López se negó a participar en el movimiento, que pronto fue develado, y renunció al cargo, pero tanto Castro como Gómez desconfiaban de él, pues cada quien lo creía en el bando contrario. Fue así como entre 1903 y 1914 sólo recibió puestos de carácter civil, Comandante de los Resguardos de Puerto Cristóbal Colón, La Vela de Coro, Río Caribe y Carúpano, Interventor de la Aduana de Puerto Sucre, Jefe Civil de Río Chico y Administrador de las Salinas de Araya.

Actividad bajo la presidencia de Juan Vicente Gómez

Juan Vicente Gómez y Eleazar López Contreras en Maracay, 1934.

En 1914, el panorama político había cambiado: Gómez ejercía la presidencia desde 1908, por un incruento Golpe de Estado, y Castro se hallaba exiliado. Un accidente fortuito convenció a Gómez de que López no era partidario de Castro al interceptar una carta de Carmelo Castro, hermano del ex presidente, invitándolo a unirse a una rebelión. Ante esto, Gómez rehabilitó a López, lo asciende a Coronel y lo designa Comandante interino del Batallón Rivas; un año más tarde es designado Comandante del Regimiento Piar Nº 6.

En 1919 fue nombrado Director de Guerra del Ministerio de Guerra y Marina, puesto en el cual mostró dotes administrativas y organizativas notorias. En 1923 fue ascendido a General de Brigada y designado Jefe de la Guarnición de Caracas. En 1924 encabezó la delegación militar y diplomática que representó a Venezuela en las celebraciones del Centenario de la Batalla de Ayacucho, al visitar el campo de la Gran Batalla, exhumó el cadáver de un soldado anónimo, y trajo esos restos a Venezuela, para enterrarlos en el campo de Carabobo. Gómez debió escogerlo, pues era el hombre que más sabía de Sucre y Bolívar para su época. Este hecho lo motivó a escribir su primer libro, El Callao histórico, que trata sobre el asedio y capitulación del Callao en 1826. Fue publicado en 1926 y tuvo muy buena acogida por la crítica.

En 1928, siendo Jefe de Guarnición de Caracas, le tocó enfrentarse a una insurrección promovida por algunos oficiales jóvenes, estudiantes universitarios y activistas políticos; la dominó con firmeza, pero se vio en una situación difícil cuando descubrió que uno de los conspiradores era su propio hijo mayor, Eleazar López Wolhmar. Se supo que el propio Gómez le ofreció a López la libertad de su hijo, pero el propio López Wolhmar, sorpresivamente, se negó. Entonces, Gómez realizó varios movimientos políticos y militares, entre los cuales se cuenta el traslado de López Contreras al Estado Táchira como Jefe de Guarnición y Comandante de la Brigada N° 4 del Ejército en Capacho, allí llevó a cabo un contraataque al Cuartel San Carlos en 1928, un alzamiento que pretendía dar un golpe de Estado a Gómez.

López regresó a Caracas en 1930, donde fue nombrado por Gómez como Jefe del Estado Mayor General interino, en ocasión del desfile conmemorativo del Centenario de la muerte del Libertador en 1930. En ese mismo año, publicó dos libros: Síntesis de la vida militar de Sucre y Bolívar conductor de tropas. En 1931 fue designado por Gómez como Ministro de Guerra y Marina, convirtiéndolo en el militar de carrera más influyente del país.[2]

Ascenso al poder

Al morir Gómez el 17 de diciembre de 1935, López fue designado Encargado de la Presidencia de la República hasta el 19 de abril de 1936. Logró sofocar un conato de rebelión propiciado por los familiares de Gómez, decretó la libertad de los presos políticos invitando a quienes permanecían en el exilio a regresar al país y restableció la libertad de prensa.[4]

Other Languages