Elda

Elda
Ciudad y Municipio de España
Bandera d'Elda.svg
Bandera
Escut d'Elda.svg

Vista de Elda-Petrel.

Vista de Elda-Petrel.
Elda ubicada en España
Elda
Elda
Ubicación de Elda en España.
Elda ubicada en Provincia de Alicante
Elda
Elda
Ubicación de Elda en la provincia de Alicante.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of the Valencian Community (2x3).svg  Comunidad Valenciana
•  Provincia Alicante
•  Comarca Medio Vinalopó
•  Partido judicial Elda
Ubicación 38°28′23″N 0°47′51″O / 38.473055555556, 38°28′23″N 0°47′51″O / -0.7975
•  Altitud 395 msnm
•  Distancias 26 km a Elche
34 km a Alicante
143 km a Valencia
23 km a Villena
136 km a Albacete
Superficie 45,79 km²
Población 53248 hab. (2015)
•  Densidad 1169,25 hab./km²
Gentilicio Eldense
Predom. ling. oficial Español
Código postal 03600
Alcalde Rubén Alfaro Bernabé ( PSPV-PSOE)
Presupuesto 43.447.872,4 €[1]  (año 2010)
Hermanada con Arnedo ( La Rioja),[3]
Novo Hamburgo ( Brasil)[4]
Sitio web www.elda.es

Localización de Elda respecto a la comarca del Medio Vinalopó

Localización de Elda respecto a la comarca del Medio Vinalopó
[ editar datos en Wikidata]

Elda es una ciudad de España. En las divisiones administrativas del país, pertenece a la Comunidad Valenciana; dentro de esta, a la provincia de Alicante, y a su vez, en la comarca del Medio Vinalopó, de la cual es capital administrativa. Tiene una población de 53 540 habitantes según el último censo del INE (2014), ocupando el 8º puesto en número de habitantes entre las ciudades de la provincia. El municipio ocupa un área de 44,86 kilómetros cuadrados. El casco urbano se encuentra ubicado en una fértil terraza a orillas del río Vinalopó, y está rodeado de un circo de montañas. La relativa falta de suelo para crecer, provocó hace décadas que el casco urbano se fusionara totalmente con el de Petrel, formando así una conurbación de casi 90.000 habitantes, que en la vida cotidiana de los vecinos, existe como si fuera una sola ciudad.

El origen de Elda es muy antiguo, remontándose a la Edad de Bronce, según los yacimientos encontrados. La primera población estable y urbana constatada data de unos 2500 años, con el poblado íbero de El Monastil. Desde entonces hasta el día de hoy, lo que se conoce como Elda ha pertenecido a alrededor de una docena de imperios y reinos de variopintas culturas, que han dejado su impronta en la historia local. Íberos, fenicios, cartagineses, romanos, bizantinos, visigodos, omeyas, andalusíes, almohades, castellanos, aragoneses y así hasta llegar al actual Reino de España. Tras la reconquista, Elda fue dotada como Condado. Su posición estratégica, situada en un paso clave, en medio de lo que fue la Vía Augusta, y el Camino Real de Madrid al Mediterráneo, hacen que la villa se haya visto involucrada en el trasiego de muchas guerras. Durante la Guerra de Sucesión, la villa fue asaltada por tropas inglesas. Durante la Guerra de la Independencia, lo fue por tropas francesas, y en los últimos días de la Guerra Civil, entraron tropas italianas. La villa ha tenido varios favores de la realeza. De este modo, Juana I otorgó el privilegio de celebrar la feria de diciembre, Felipe V otorgó el título de Fidelísima y Alfonso XIII concedió el título de ciudad. También ha sellado su historia con ambas repúblicas españolas, de modo que un eldense, Emilio Castelar, llegó a ser presidente de la I República, y durante un breve periodo de tiempo, Elda fue la capital de facto de la II República.

La actividad económica durante siglos fue la agricultura. Elda ha tenido siempre un fértil y frondoso campo, cuyo verdor y abundancia llamó la atención de eruditos de diferentes épocas que visitaron la zona. El cultivo de cereales, hortalizas, frutales de todo tipo, así como la elaboración de vino y aceite de oliva, destacaron durante siglos. La propicia situación junto al río, hizo que también desde la antigüedad se desarrollara una importante industria que utilizó los molinos hidráulicos, desde almazaras, a fábricas de papel, o generadores de electricidad. La abundancia del esparto en los montes de la zona, hizo desarrollar durante siglos una artesanía principalmente centrada en la fabricación de felpudos, entre otros artículos. Pero la mayor importancia económica se obtenía del majado y venta de esparto a poblaciones que lo empleaban en la fabricación de redes de pesca o cabos, como era el caso de Callosa de Segura o las grandes fábricas de alpargatas de Elche. La industria del calzado eldense no evolucionó de la de alpargatas, ya que este calzado apenas se realizó en la villa. La actividad zapatera aparece por la venta de zapatos hechos a mano en los mercadillos de los pueblos colindantes[5] . La creación de pequeños talleres obedecía a la necesidad de sustituir una actividad agrícola, diezmada por la salinización de las aguas del río Vinalopó, que evolucionó en la creación de manufacturas zapateras, que desde finales del XIX estalló en la creación de una industria del calzado a gran escala. Durante la segunda mitad del siglo XX, Elda llegó a considerarse la capital española del calzado, llegando a multiplicar rápidamente su población. A día de hoy, la fabricación de calzado femenino de diseño y calidad, sigue siendo el principal motor económico y seña de identidad de la ciudad, a pesar de la crisis.

Toponimia y Escudo

Toponimia

En la época imperial romana, en el Itinerario de Antonino se hace referencia a una desviación de la Vía Augusta entre Ad Turres y Aspis con el nombre de ad Ello, una población cuyo topónimo podría ser Ellum, haciendo referencia probablemente al poblado de El Monastil. Durante la época romana fue denominada Elo. Durante los 610-675, en la época visigoda, existen referencias de una sede episcopal elotana, formada por el topónimo elo- (reducción fonética del latín Ello) y el sufijo -tana. En las Décadas de Escolano de 1611 aparecen las formas Idella y Dadlo, la primera relacionada con los musulmanes, derivada de la segunda. Otro documento, el Manual Geográfico de P.Orozco Sánchez de 1878 cita Idella como topónimo ibérico del que deriva la forma Daellos. Durante la época medieval se produjeron muchos errores de transcripción, llamándose Eloe y Edelle mientras otros documentos adoptan Ella en castellano y Etla en valenciano. A partir del siglo XV queda fijada la forma Elda.

Escudo de Armas

Blasón de tipo español, con campo de gules. En el centro, un castillo de dos torres esmaltado en oro, con el contorno y las juntas de los sillares marcados en sable. Cada una de las torres tiene una puerta con arco de medio punto, color sinople. Ocupando la parte superior cental, una flor de lis esmaltada en plata. Como tenante, flanqueando el blasón, se encuentran dos ramas en sinople a modo de laurea, la izquierda de palma y la derecha de laurel, ambas unidas por un lazo esmaltado en oro. Como timbre en la parte superior, una corona de Duque esmaltada en oro, con sus respectivos 8 florones, con perlas, y pedrería de rubíes y esmeraldas incrustadas, en plata, sinople y gules.

Conserva el título de Fidelísima, aunque actualmente no está representado en el escudo.

Other Languages
aragonés: Elda
العربية: إلدا
asturianu: Elda
български: Елда (град)
català: Elda
čeština: Elda
Deutsch: Elda
English: Elda
euskara: Elda
فارسی: الدا
français: Elda
galego: Elda
magyar: Elda
Հայերեն: Էլդա
italiano: Elda
қазақша: Эльда
한국어: 엘다
lietuvių: Elda
Bahasa Melayu: Elda
Nederlands: Elda
norsk nynorsk: Elda
occitan: Elda
polski: Elda
português: Elda
română: Elda
русский: Эльда
српски / srpski: Елда
ไทย: เอลดา
українська: Ельда
oʻzbekcha/ўзбекча: Elda
Winaray: Elda
中文: 埃尔达
Bân-lâm-gú: Elda