El viaje de Chihiro

El viaje de Chihiro (千と千尋の神隠し Sen to Chihiro no kamikakushi ?, lit. «La misteriosa desaparición de Sen y Chihiro»)[3]​ es una película de animación japonesa dirigida por Hayao Miyazaki y producida por Studio Ghibli. Se trata del séptimo largometraje dirigido por Miyazaki dentro del estudio y de la decimotercera producción de Ghibli.

El filme cuenta la historia de una niña de nueve años llamada Chihiro, quien durante una mudanza se ve atrapada en un mundo mágico y sobrenatural, teniendo como misión buscar su libertad y la de sus padres, y así poder regresar a su mundo.

Miyazaki escribió el guión después de haber decidido que la película estaría basada sobre la hija de diez años de un amigo, quién iba a visitar su casa cada verano. En ese momento Miyazaki estaba trabajando en dos proyectos personales, pero ambos fueron rechazados. Con un presupuesto de 1900 millones de yenes —19 millones de dólares estadounidenses—, la producción de El viaje de Chihiro comenzó en el año 2000.[4]

Desde su estreno, que fue el 20 de julio de 2001 El viaje de Chihiro alcanzó un gran éxito dentro y fuera de Japón. Con una recaudación mayor a los 30 mil millones de yenes —229 millones de dólares—, se convirtió en la película más taquillera en la historia del cine japonés;[9]​ Además, se encuentra en el top 10 de las 50 películas que deberías ver a los 14 años según el British Film Institute.

Argumento

Ilustración que representa a varios yōkai, similares a los espíritus que aparecen en la película.

Chihiro y sus padres se están mudando a otra ciudad, un hecho que la niña encuentra molesto al no estar de acuerdo con el cambio, y no duda en demostrarlo con su falta de ánimo y mal humor. Durante el trayecto, su padre decide tomar un atajo para ahorrar tiempo, pero solo consiguen internarse en un bosque y encontrarse frente a un estrecho y extraño túnel. Sus padres deciden bajar del auto para explorarlo. Chihiro se niega, pero sus padres insisten en hacerlo. Al otro lado del túnel, la familia descubre un pueblo aparentemente abandonado que su padre razona es uno de los tantos parques de diversiones que se inauguraron y quebraron rápidamente años atrás en Japón. La familia decide recorrer el lugar con la finalidad de encontrar a alguien. En su recorrido encuentran puestos al aire libre donde se detienen a comer; sin embargo, al no encontrar quien los atienda, deciden tomar los alimentos servidos sin permiso alguno, razonando que al tener dinero para pagar pueden hacerlo. Chihiro decide alejarse para continuar investigando y se encuentra con un misterioso joven llamado Haku, quien le alerta que debe llevarse a sus padres y huir de allí antes que anochezca, lo que sucederá en pocos minutos.

Chihiro corre en busca de sus padres, aunque a medida que va oscureciendo la ciudad poco a poco va cobrando vida, los faros se encienden y aparecen de la nada una gran variedad de espíritus. Al llegar al restaurante en el que había dejado a sus padres, Chihiro descubre que se han convertido en dos enormes cerdos; atemorizada, la niña decide salir huyendo del sitio, pero cuando intenta llegar al pequeño tunel descubre que la pradera junto a los locales se ha vuelto un océano inmenso por donde arriba un barco, del cual comienzan a desembarcar espiritus de diversas formas y tamaños. Chihiro pronto descubre que su cuerpo esta desapareciendo; sin embargo, Haku aparece nuevamente y le da de comer alimentos de ese mundo, lo que la regresa a la normalidad. Tras esto, la lleva rápidamente y de manera clandestina a una casa de baños termales, en la cual debe conseguir un trabajo hasta que él pueda ayudarle a escapar. Haku envía a Chihiro con el calderero de la casa de baños, Kamaji, y le dice que le pida un trabajo a este. Kamaji rehúsa la petición de la niña debido a que ya tiene a los susuwatari trabajando para él, sin embargo, le encomienda a Lin, una trabajadora de los baños, que envíe a Chihiro con la bruja Yubaba, la dueña de la casa de baños. Yubaba le informa a Chihiro que en realidad el lugar es un baño público al que vienen a sanar y descansar ocho millones de dioses (cifra metafórica del shintoísmo y folklore japones para referirse al infinito en el mundo sobrenatural). Yubaba trata de repeler a Chihiro, pero ella persiste y no cesa de pedirle un trabajo, recordando la advertencia de Haku de que todo aquel que no trabaje será convertido en un cerdo. La persistencia de Chihiro provoca que Yubaba finalmente le otorgue un puesto de trabajo, pero la bruja la obliga a firmar un contrato con el que le roba su nombre y rebautiza como Sen (千). Haku aparece, pero al recibir ordenes de Yubaba actúa como alguien frío y cruel, y aparentemente sin reconocer a Sen le ordena a Lin que sea su compañera y le enseñe a trabajar.

Al día siguiente, Sen se reencuentra con Haku, quien ahora actuando de forma amistosa la lleva a ver a sus padres en los corrales. Allí, Sen encuentra entre sus viejas ropas una tarjeta de despedida dirigida a Chihiro por parte de sus amigos y se da cuenta de que casi había olvidado su propio nombre. Haku le advierte que Yubaba controlaba a la gente tomando sus nombres y que si llegaba a olvidar el suyo, tal como había sucedido con él, no podría salir jamás del mundo de los espíritus. Antes de regresar, Haku le da un alimento que ayuda a Chihiro expresar su dolor interno. Mientras trabaja, Sen invita a una criatura enmascarada y silenciosa llamada "Sin Rostro" a la residencia, creyendo que se trataba de un cliente. Posteriormente, un "espíritu pestilente" arriba a los baños a pesar que hacen lo posible por evitar que se acerque. Yubaba lo encarga a Sen, quien lo conduce hasta la tina que tiene asignada. Mientras lo baña, Sen descubre que en realidad es un poderoso y respetado dios de un río que ahora sufre por la contaminación, pero se las arregla para quitarle la suciedad purificándolo así con el baño y permitiéndole recuperar su aspecto de dragón. En agradecimiento por limpiarlo, el dios le otorga a Sen un pastelillo de hierbas y rocía el lugar con pepitas de oro como pago. Esa noche uno de los empleados revisa el lugar en busca de oro olvidado encontrándose con el Sin Rostro, quien lo tienta creando oro para luego comérselo aunque esto hace que aumente de tamaño y se corrompa. Cuando llegan otros empleados demanda comida y comienza a dar propinas, en el proceso engullendo a otros dos trabajadores codiciosos creciendo y corrompiéndose cada vez más.

Al día siguiente, Sen descubre en el cielo decenas de shikigamis de papel atacando a un dragón blanco, al que sin comprender por que reconoce como Haku. Cuando un Haku gravemente herido se estrella en la oficina de Yubaba, Sen va rápidamente tras él sin darse cuenta que un shikigami se había pegado a su espalda. Al llegar se esconde en la habitación de Boh, el gigantesco y malcriado bebé de Yubaba, y escucha como Yubaba ordena que arrojen a Haku al basural y se posteriormente de marcha. Sen intenta enfrentar a los sirvientes de la bruja cuando el shikigami se transforma en Zeniba, la hermana gemela de Yubaba. Zeniba se jacta de que gracias a Sen había podido echarle un buen vistazo a la residencia de su hermana y transforma a Boh, el hijo de Yubaba, en un ratón, sosteniendo que así tendría un "poco de libertad", no sin antes crear un señuelo del bebé. También convierte a la criatura voladora de Yubaba en un ave diminuta y le informa a Sen que Haku había robado su sello mágico y que como consecuencia una maldición mortal estaba matándole. Haku destruye el shikigami de Zeniba y escapa por los ductos hasta caer a la sala de calderas con Sen, Boh y el ave de Yubaba. Sen, junto con la ayuda de Kamaji, obliga a Haku a comer la mitad del pastelillo para que sane, lo que le hace vomitar el sello y una babosa negra, la cual Sen aplasta con su pie. Kamaji explica a Sen que años atrás Haku llegó pidiendo trabajo igual que ella, siendo un misterio quien era o de donde venía. Con Haku inconsciente, Sen decide devolver el sello y pedir disculpas a Zeniba en nombre de este, para ello Kamaji le da un par de boletos para el tren. Antes de salir de la casa de baños, se enfrenta al Sin Rostro, quien no solo se ha obsesionado con ella, sino que ahora es gigante y trata de tentarla con oro, pero Sen no muestra interés y en cambio decide darle el resto del pastelillo que había guardado para salvar a sus padres. El Sin Rostro persigue a Sen fuera de la casa de baños, vomitando la corrupción que lo llena y a los trabajadores que ha devorado. Al llegar fuera del establecimiento ha vuelto a la normalidad y ha recuperado su personalidad silenciosa y tranquila, por lo que termina acompañando a Sen y Boh a ver a Zeniba. A su vez, Yubaba ordena que los padres de Sen sean asesinados, pero un Haku recuperado negocia la libertad de Sen y sus padres después de revelar que Boh estaba desaparecido y ofrecerse para traerlo de regreso. Yubaba acepta, pero bajo la condición de que si Sen fallaba en su prueba fina, el acuerdo se rompería.

Sen, el Sin Rostro y Boh arriban al hogar de Zeniba. Allí descubren que en realidad la anciana es una mujer amorosa y amable, y que la maldición del sello había sido obra de Yubaba. Zeniba también le revela a Sen que su amor por Haku había roto la maldición y que Yubaba usaba la babosa para controlar a Haku. Haku aparece en su forma de dragón y lleva a Sen y Boh de regreso a la casa de baños, mientras que el Sin Rostro se convierte en el ayudante de Zeniba. En medio del vuelo, Sen recuerda haber caído en su niñez en un río y haber sido llevada a la orilla por alguien. Sen reconoce que había sido Haku, así revelando su verdadera identidad como el dios del río Kohaku. Haku recuerda como había perdido su hogar cuando los humanos secaron su río para construir. Cuando llegan a la casa de baños, Yubaba explica que solo puede dejarlos ir si Sen pasa una prueba que ella le impondrá: identificar a sus padres de entre un grupo de cerdos con el fin de romper su hechizo. Después de que Sen responde que ninguno de los cerdos eran sus padres, su contrato se termina al estar en lo cierto. Haku lleva a Chihiro al lecho del río ahora seco y explica que al poseer su verdadero nombre Yubaba no podrá lastimarlo; y ambos prometen encontrarse de nuevo. Chihiro cruza el lecho del río y se encuentra con sus padres vueltos a la normalidad, quienes no parecen recordar nada. La película termina con Chihiro y sus padres alejándose en su coche.

Other Languages
Cymraeg: Spirited Away
English: Spirited Away
فارسی: شهر اشباح
Bahasa Indonesia: Spirited Away
Lëtzebuergesch: Chihiro
latviešu: Gariem līdzi
Bahasa Melayu: Spirited Away
Nederlands: Spirited Away
srpskohrvatski / српскохрватски: Spirited Away
Simple English: Spirited Away
српски / srpski: Зачарани град
svenska: Spirited Away
Tagalog: Spirited Away
中文: 千与千寻
粵語: 千與千尋