El proyecto de la bruja de Blair

The Blair Witch Project — al español se tradujo como El proyecto de la bruja de Blair— es una película independiente de terror psicológico estadounidense de 1999, escrita y dirigida por Daniel Myrick y Eduardo Sánchez. La película fue producida por Haxan Films. Ésta fue integrada de grabaciones "amateur" y relata la historia de tres jóvenes cineastas ( Heather Donahue, Joshua Leonard, y Michael C. Williams) quienes desaparecieron mientras caminaban en las Colinas Negras cerca a Burkittsville, Maryland en 1994 para filmar un documental sobre una leyenda local conocida como «La bruja de Blair». La película afirma que los tres jóvenes no fueron vistos nunca más, y un año más tarde todo su equipo fue descubierto. Este « metraje recuperado» fue presentado como la película que los espectadores están viendo.[1] El filme fue recibido positivamente por los críticos y obtuvo 248 millones de dólares a nivel mundial, convirtiéndose en la película más exitosa de todos los tiempos, tomando en cuenta la relación inversión/taquilla. Cada dólar invertidos produjo diez mil dólares aproximadamente, fenómeno único en la historia del cine.

El DVD se lanzó en diciembre de 1999 y se presentó solo en pantalla completa.[2]

El 27 de octubre de 2000 se estrenó una película de producción de estudio basada en el tema de El Proyecto Blair Witch titulada El libro de las sombras: Blair Witch 2. Otra secuela se planeó para el siguiente año, pero no fue materializada. El 2 de septiembre de 2009, se anunció que los codirectores Eduardo Sánchez y Daniel Myrick estuvieron montando la tercera película.[3] Una trilogía de videojuegos basada en la película se lanzó en 2000.

En 2016, 17 años después de la primera parte, fue estrenada una tercera película titulada simplemente Blair Witch, dirigida por Adam Wingard, en la que James, hermano de Heather, parte con sus amigos en busca de su hermana tras descubrir que unos chicos de Burkittsville encontraron una grabación de ella, sugiriendo la posibilidad de que podría seguir viva.

Argumento

En el cementerio de Burkittsville, Maryland, transcurre parte de la película.

La película se presenta como un metraje encontrado desde dispositivos de vídeo. Todo el transcurso de la acción se filmó con dos cámaras: una en color, y la otra en blanco y negro. Un texto aclara que «en octubre de 1994, tres estudiantes de cine desaparecieron en los bosques de Burkittsville, mientras grababan un documental. Un año más tarde esta cinta fue encontrada.»[4]

La película comienza con tres estudiantes de cine, Heather Donahue, Michael C. Williams y Joshua Leonard, que salen a producir un documental sobre la legendaria Bruja de Blair. Viajan a Burkittsville, Maryland, antiguamente llamada Blair, y entrevistan a la gente del lugar sobre la leyenda. Los pobladores narran la historia de Rustin Parr, un ermitaño que había secuestrado a siete niños en los años cuarenta, para llevarlos a su cabaña en el bosque, torturarlos y asesinarlos. Llevaba a los niños a su casa en pareja, forzando al primero a escuchar, de cara al rincón, cómo el segundo moría. Luego, Parr asesinaba al segundo niño. Finalmente, el homicida se había entregado a la policía. Parr se había justificado argumentando que el espíritu de Elly Kedward, una bruja colgada en el siglo XVIII, lo había aterrorizado, y le había prometido dejarlo en paz si asesinaba a los niños.

El segundo día, los estudiantes empiezan a explorar el bosque al norte de Burkittsville para buscar evidencia sobre la existencia de la bruja de Blair. En su camino, un pescador les advierte que el bosque está maldito, y recuerda que por un tiempo vio una extraña neblina alzarse del agua. Los estudiantes caminan hasta Coffin Rock, donde cinco hombres habían sido encontrados asesinados mediante ritos en el siglo XIX, y luego acampan para pasar la noche. Al siguiente día se mueven a las profundidades del bosque, a pesar de no tener ubicación precisa en el mapa. Finalmente, localizan lo que aparenta ser un viejo cementerio con pequeños montículos de piedras. Alzan una tienda cerca y regresan al cementerio después de anochecer. Josh accidentalmente desordena un montículo de piedras y Heather lo repara precipitadamente. Más tarde, oyen sonidos crepitantes en la oscuridad que parecen venir de todas direcciones y presumen que son de animales o gente que los sigue.

Al siguiente día, intentan regresar al vehículo, pero no encuentran el camino; lo intentan hasta caer la noche, cuando son forzados a acampar. Esa noche, vuelven a oír los ruidos crepitantes, pero no ven nada. La siguiente mañana, encuentran tres montículos de piedras, que habían sido colocados alrededor de la tienda durante la noche. Cuando continúan buscando el camino para salir del bosque, Heather cae en la cuenta de que su mapa desapareció. Más tarde, Mike revela que él lo pateó a un arroyo por la frustración el día anterior. Deciden, desesperados, seguir al sur. Las discusiones se alternan entre Josh y Heather contra Mike por perder el mapa y entre Mike y Josh contra Heather por restar importancia a la situación e insistir en continuar con el proyecto.

Pronto, descubren una multitud de figuras de ramas en armados humanoides, suspendidos en los árboles, y mientras ambos muchachos desean irse del lugar la joven insiste en grabar tomas. Sus compañeros protestan pero de nada les vale. Esa noche, oyen más extraños ruidos, que esta vez incluyen risas de niños y pasos. Cuando una fuerza desconocida sacude la tienda, huyen en pánico y se esconden en el bosque hasta el amanecer. Al regresar a su tienda, encuentran que sus posesiones fueron saqueadas y el equipo de Josh está cubierto con limo. Encuentran en su camino un tronco que oficia de puente sobre un riachuelo que ya han cruzado anteriormente, y se dan cuenta de que a pesar de haber caminado en teoría directamente hacia el sur, han estado yendo en círculos. Acampan completamente desmoralizados y Josh monta guardia.

La mañana siguiente, Josh ha desaparecido. Después de buscarlo en vano, Mike y Heather finalmente terminan acampando y se mueven lentamente. Esa noche, oyen a Josh gritar en la oscuridad, pero no son capaces de encontrarlo. A la mañana siguiente, Heather encuentra un manojo de ramas y tela afuera de la tienda en forma de un paquete rústico; después de inspeccionar, revela que contiene pedazos empapados de sangre de la camisa de Josh, que envuelven lo que parece ser dientes, piel y pelo. Decide arrojar horrorizada el paquete y ocultarle esta información a Mike.

Esa noche, Heather se filma a sí misma disculpándose con los co-productores de su proyecto y sus familias, y reconociendo que su negligente deseo de seguir adelante a pesar del peligro los ha llevado a esa situación. Luego rompe en sollozos y respira agitadamente. Acto seguido, explica que algo los persigue a ella y a Mike. Más tarde, vuelven a oír a los gritos de agonía de Josh pidiendo ayuda: esta vez los siguen, y descubren una casa abandonada en ruinas en el bosque. En frente de la casa, encuentran la misma figura de palitos que habían visto en el bosque. Mike sube las escaleras siguiendo la voz, mientras Heather intenta quedarse tras él. Mike oye los gritos de Josh en el sótano y decide bajar. Cuando llega, se percibe un forcejeo, luego todo queda en silencio y la cámara cae al suelo. Heather grita por Mike, pero no consigue respuesta. Entra al sótano en busca de sus compañeros, y su cámara llega a capturar un atisbo de Mike, que se balancea nervioso de cara a la pared. Heather grita, y su cámara cae al suelo. Sólo hay silencio cuando la película termina, con lo que se insinúa que han muerto del mismo modo que las víctimas de Parr.

Other Languages