El perfume (película)

Perfume: The Story of a Murderer (titulada El perfume: historia de un asesino en España y Perfume: la historia de un asesino en Hispanoamérica) es una película dramática de coproducción entre Alemania, España y Francia dirigida por Tom Tykwer y estrenada en el año 2006. El drama se basa en la novela homónima de Patrick Süskind y está protagonizada por Ben Whishaw, Dustin Hoffman, Alan Rickman, Rachel Hurd-Wood y Karoline Herfurth.

Argumento

Ambientada en Francia del siglo XVIII, poco antes de la Revolución francesa, la película empieza con la sentencia a muerte de Jean-Baptiste Grenouille ( Ben Whishaw), un asesino en serie al que llevan de su calabozo al balcón del Palacio de Justicia, donde es abucheado por el pueblo. Entre la lectura de la sentencia y la ejecución, se cuenta la historia de su vida en forma de flash-back, empezando cuando lo abandonaron justo después de nacer.

Jean-Baptiste Grenouille nace el 17 de julio de 1738 en el mercado donde su madre vende pescado: cuando da a luz, la mujer lo abandona sobre unos restos de pescado sin preocuparse por él, ya que piensa que ha nacido muerto, al igual que sus otros hijos. Pero el bebé empieza a llorar delante de un cliente; la madre es acusada de infanticidio y ejecutada en la horca.

Jean-Baptiste es trasladado al orfanato de la anciana Madame Gaillard, donde crece y se convierte en un niño solitario con un sentido sobrehumano del olfato. Cuando cumple trece años, Madame Gaillard lo vende al curtidor Grimal para que trabaje para él como aprendiz; inmediatamente después de la venta, la anciana es asaltada y asesinada por dos ladrones.

Grenouille crece hasta llegar a la madurez como aprendiz de curtidor. Un día, Grimal le encarga su primera entrega en París; en la ciudad, el joven descubre un mundo de olores nuevos, entre los que destaca el de una bella joven pelirroja ( Karoline Herfurth) que vende ciruelas y a la que sobresalta con su comportamiento. Para prevenir que grite, cubre la boca de la chica y sin intención la asfixia. Después de darse cuenta de que ella está muerta, desnuda su cadáver y la huele hasta que la fragancia desaparece. Más tarde, Grimal golpea salvajemente a Grenouille por haber tardado en volver.

Posteriormente, Grenouille es enviado a hacer otra entrega en la perfumería de Giuseppe Baldini ( Dustin Hoffman), un perfumista italiano exitoso en el pasado y fracasado en el presente. Grenouille sorprende a Baldini con su gran habilidad para crear fragancias y revitaliza la carrera del perfumista con nuevas fórmulas a condición de que Baldini le enseñe su arte. Poco después, Baldini va a ver a Grimal para comprar a Grenouille; esa misma noche, Grimal se emborracha y muere al caer y ahogarse en el Sena.

Baldini explica que todo los perfumes son armonías de doce fragancias individuales a los que se les añadiría una decimotercera fragancia desconocida, referida en una leyenda. Cuando Grenouille descubre que el método de destilación de Baldini no captura la fragancia de todo los objetos, tales como cadenas de hierro y animales muertos, se desilusiona, ante lo que el italiano le habla de un método diferente en la ciudad de Grasse, en el sur de Francia. Después de recibir una carta de presentación escrita por Baldini y dejarle a éste cien recetas de perfumes, Grenouille se marcha. Inmediatamente después, la vieja casa de Baldini se derrumba y él muere.

En su camino a Grasse, Grenouille descubre que no tiene un olor propio, y por lo tanto, no tiene identidad, así que decide probar su valía creando el perfume perfecto. Ya cerca de la ciudad, Grenouille capta la fragancia de la hermosísima joven Laura Richis ( Rachel Hurd-Wood), hija del rico Antoine Richis ( Alan Rickman) y decide que ella sería su «decimotercera fragancia», el elemento esencial de su perfume perfecto.

Grenouille encuentra un trabajo en Grasse bajo las órdenes de Madame Arnulfi (Corinna Harfouch) y su amante Dominique Druot (Paul Berrondo), ayudando con perfumes y aprendiendo el método de la maceración o fleurage. Para poner a prueba el método, Grenouille asesina a una recolectora de lavandas e intenta extraer su fragancia usando el método de maceración caliente, pero falla. Posteriormente, intenta el método de maceración fría con una prostituta envolviéndola en tela y empapándola en grasa, y logra preservar con éxito la fragancia de la mujer.

A partir de ese momento, Grenouille se embarca en una rutina asesina, matando muchachas vírgenes de toda condición social para capturar su fragancia. Después de preservar las doce primeras fragancias, Grenouille planea su ataque a Laura. Entre el pánico general, se anuncia que un hombre ha sido detenido por los asesinatos, pero Antoine Richis se muestra escéptico (el detenido afirma haber violado a las víctimas, pero todas salvo la prostituta murieron vírgenes y había confesado bajo tortura) y escapa de la ciudad con Laura. Sin embargo, Grenouille logra seguirlos hasta una posada rastreando el olor de la joven; a la mañana siguiente, Laura aparece muerta en su cama.

Los soldados capturan a Grenouille poco después de que éste termine su perfume. En el día de su ejecución, Grenouille aplica una gota del perfume sobre sí mismo y sobre un pañuelo que arroja a la multitud. Todos enmudecen ante la belleza del perfume y declaran a Grenouille inocente antes de caer en una orgía masiva. Richis, también abrumado por la fragancia, perdona a Grenouille y lo abraza como a un hijo.

Al día siguiente, el pueblo despierta y tras ver que atentaron contra su propia moral, deciden olvidar lo sucedido y culpar a Druot de los crímenes, ya que en su patio se habían encontrado la ropa y los cabellos de las víctimas. Grenouille se marcha de Grasse ileso y con suficiente perfume como para dominar el mundo, pero descubre que eso no le permitiría amar o ser amado como una persona normal.

Desencantado por su cuestión sin objetivos y cansado de su vida, Grenouille regresa a París el 26 de junio de 1766, con veintiocho años de edad. Al llegar al mercado donde nació, Grenouille deja caer todo el frasco de perfume sobre su cabeza. Embriagados por la fragancia y creyendo que Grenouille es un ángel, una multitud de pícaros y prostitutas lo devoran. Al día siguiente, todo lo que queda de él es su ropa y el frasco vacío, del que cae una última gota de perfume.

Other Languages
français: Le Parfum (film)