El mundo está loco, loco, loco

El mundo está loco, loco, loco (It´s a Mad, Mad, Mad, Mad World) es una película estadounidense de 1963 que combina el género de la comedia, acción y humor dirigida por Stanley Kramer. En esta película intervienen actores del género cómico reconocidos.

Argumento

En una interminable autopista del desierto, ocho automovilistas - entre ellos, dos camioneros - que van con sus cónyuges de vacaciones a distintos rumbos y con distintos problemas propios, presencian la alocada carrera de un automovilista que va a toda velocidad, quien finalmente en una curva sobrepasa las contenciones y se despeña con su automóvil logrando sobrevivir el tiempo suficiente para contar a los testigos una increíble revelación. La situación cambiará sus planes y sus vidas.

El accidente automovilístico deja como sobreviviente al desconocido que alcanza a ser asistido por los automovilistas y este deja entrever en sus balbuceos, antes de fallecer, la existencia de un jugoso botín producto de un robo bancario en Santa Rosita, California. Todos ellos entienden el mensaje del difunto y en cada uno de ellos se despierta la ambición y la competitividad, y tras duras negociaciones deciden cada uno ir por su cuenta por el dinero.

Todos ellos emprenden una endiablada, desenfrenada y desesperada carrera por llegar al lugar y hacerse con el botín, intentando en lo posible atajar o perjudicar al resto, produciéndose así situaciones cómicas y divertidos gags.

Other Languages