El modelo del trauma de los trastornos mentales

Los modelos del trauma de los trastornos mentales enfatizan los efectos del trauma psicológico, especialmente en la infancia o adolescencia, como un factor clave en el desarrollo de gran parte de las enfermedades mentales. Los modelos del trauma se basan generalmente en que las experiencias traumáticas en el hogar son más comunes y serias de lo que generalmente se cree. Tales modelos se asocian con los hallazgos de John Bowlby, quien desarrolló la teoría del apego. Además, hay un considerable cuerpo de evidencia que sustenta la conexión entre las experiencias tempranas de malos tratos con problemas posteriores (Cassidy & Shaver, 1999). En los años 1960 los modelos del trauma se asociaron a la psicología humanista y la antipsiquiatría, especialmente en lo que respecta al entendimiento de la esquizofrenia y el rol de la familia. Los trastornos de la personalidad también han sido considerados bajo esta perspectiva. En términos generales, los modelos del trauma se presentan como contraparte a una psiquiatría de la que, se dice, se encuentra demasiado enfocada en la genética, la neuroquímica y la medicación.

Historia

En los años 40, 50, 60 y 70 varios profesionales de la salud mental, mayoritariamente psiquiatras, propusieron modelos de trauma para entender la esquizofrenia: Harry Sullivan, Frieda Fromm-Reichmann, Theodore Lidz, Gregory Bateson, Silvano Arieti, Ronald Laing y otros. Estos profesionales sostenían que la esquizofrenia viene inducida por experiencias vividas en familias profundamente perturbadas. En los años 1950 la teoría de Sullivan sobre la esquizofrenia consistía en que ésta estaba ligada a las relaciones interpersonales, y era ampliamente aceptada en los Estados Unidos. Aunque el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales o DSM no establece que la etiología específica de la esquizofrenia y otras psicosis serias haya sido determinada, los modelos psicogénicos propuestos por estos investigadores ya no están en boga dentro de la profesión psiquiátrica. A partir de los años 1960 los tratamientos farmacológicos desplazaron gradualmente a los enfoques psicológicos, y alrededor de los años 1980 la teoría de que las dinámicas familiares podrían estar implicadas en la esquizofrenia se convirtió en un tabú (Hahlweg y otros 2000). Antes de su muerte, en 2001, a la edad de noventa años, Lidz, uno de los principales defensores de la teoría psicogénica de la esquizofrenia, lamentaba que la investigación actual en biopsiquiatría esté buscado en el lugar equivocado.[1] Al igual que Lidz, Laing mantuvo hasta su muerte que la causa tanto de las personalidades esquizoides como de la esquizofrenia tenía que ver con los aspectos morbógenos en las relaciones familiares.

En 1975 Silvano Arieti ganó el Premio Nacional de Escritura en el ámbito científico por su libro Interpretación de la Esquizofrenia, que presenta un modelo psicológico para entender todas las variantes regresivas de la psicosis. Según investigaciones más recientes, el abuso infantil en el hogar juega un papel causal en la depresión, trastorno de estrés post-traumático, desórdenes alimenticios, trastornos adictivos y los trastornos de personalidad múltiple ( Kenneth S. Kendler y otros 2000). Cuanto más grave sea el abuso, más probable será que aparezcan síntomas en la vida adulta (Mullen y otros 1993). En el ámbito psiquiátrico mayoritario se parte de la hipótesis que el abuso infantil está poco relacionado con las psicosis más graves, como la esquizofrenia. Sin embargo, algunos profesionales de la salud mental mantienen que las psicosis están más íntimamente relacionadas con este tipo de abuso que las neurosis (Davis, Burdett y otros 2004).

Other Languages