El lago de los cisnes

El lago de los cisnes
Лебединое Озеро / Lebedínoye óziero
Wilfride Piollet danse dans "le Lac des Cygnes" (à l'Opéra de Paris, 1977).jpg
Wilfride Piollet en un montaje del ballet en París, 1977.
Ubicación Alemania
Tiempos de cuento de hadas[1]
Género Ballet
Basado en el cuento alemán Der geraubte Schleier (El velo robado) de Johann Karl August Musäus
Música
Compositor Piotr Ilich Chaikovski
Coreógrafo Julius Reisinger
Puesta en escena
Lugar de estreno Teatro Bolshói
Moscú
Fecha de estreno 4 de marzo de 1877
Personajes Odette
Príncipe Sigfrido
Reina madre
Rothbart
Odile
Bailarines Ballet Bolshói
Libretista Vladímir Petróvich Béguichev
Vasily Geltzer
Diseñador Karl Valts (Actos 2 & 4)
Ivan Shangin (Acto 1)
Karl Groppius (Acto 3)[2]
[ editar datos en Wikidata]
Chaikovski en 1877, año del estreno del ballet. En la foto posa junto a Antonina Miliukova, con quien contrajo matrimonio ese mismo año.

El lago de los cisnes (en ruso Лебединое Озеро [Lebedínoye óziero]) es un cuento de hadas- ballet estructurado en cuatro actos, que fue encargado por el Teatro Bolshói en 1875 y se estrenó en 1877. La música fue compuesta por Piotr Ilich Chaikovski; se trata de su op. 20 y es el primero de sus ballets. En la producción original la coreografía fue creada por Julius Reisinger. El libreto se cree que fue escrito por Vladímir Petróvich Béguichev y Vasily Geltser, basándose en el cuento alemán Der geraubte Schleier (El velo robado) de Johann Karl August Musäus.[3]

La primera representación tuvo lugar el 4 de marzo de 1877 en el Teatro Bolshói de Moscú.[5] Sin embargo, el 15 de enero de 1895 en el Teatro Mariinski de San Petersburgo esta misma obra logra su primer gran éxito con una nueva coreografía a cargo de Marius Petipa y Lev Ivanov.

Desde entonces, numerosas revisiones y puestas en escenas mantuvieron fresca esta subestimada obra de modo que para mediados de los años 40 del siglo XX empezó a ser ampliamente reconocida como paradigma del ballet. El lago de los cisnes bailado con la música de Chaikovski es actualmente uno de los más reputados títulos del ballet mundial y una de las mayores exportaciones artísticas de la Rusia imperial, así como una de las obras emblema del compositor. Bailarines tan geniales como Anna Pávlova y Rudolf Nuréyev han dejado su huella en esta duradera obra maestra.

Historia

Composición

Los orígenes del ballet El lago de los cisnes son bastante oscuros y, como hay muy pocos registros concernientes a la primera producción de la obra que hayan sobrevivido, solamente cabe especular sobre quién fue el autor del libreto original. La teoría más autorizada atribuye su autoría a Vladímir Petróvich Béguichev, director del Teatros Imperiales de Moscú durante el tiempo en que el ballet fue producido originalmente, y Vasily Geltser, bailarín del Teatro Imperial Bolshói de Moscú.[6] Pero muy probablemente Geltser solo fue la primera persona en copiar el escenario para su publicación, puesto que una copia conservada lleva su nombre. El primer libreto publicado del ballet y la música compuesta por Chaikovski no se corresponden en muchas partes. De ello se puede inferir que el auténtico primer libreto publicado posiblemente fue elaborado a mano por un escritor del periódico quien había visto los ensayos iniciales. Las nuevas producciones de óperas y ballets siempre se publicaban en los periódicos de la Rusia Imperial, junto con sus respectivos escenarios.

Según dos de los parientes de Chaikovski, su sobrino Yuri Lvóvich Davýdov y su sobrina Anna Meck-Davýdova, el compositor había creado anteriormente un pequeño ballet llamado El lago de los cisnes en su casa en 1871. Este ballet incluía el célebre  leitmotiv conocido como el tema del cisne o canción de los cisnes.[8]

Influencias de Chaikovski

Desde comienzos del siglo XIX hasta principios de la década de 1890, las partituras para ballets casi siempre eran escritas por compositores conocidos como "especialistas": compositores que eran muy hábiles en anotar la música ligera, decorativa, melodiosa y rítmicamente clara que estaba en ese momento en boga para el ballet. Chaikovski estudió la música de estos "especialistas", como el italiano Cesare Pugni y el austríaco Leon Minkus, antes de ponerse a trabajar en El lago de los cisnes. Chaikovski tenía una opinión bastante negativa de la música de ballet "especialista" hasta que la estudió en detalle, quedando impresionado por la variedad casi ilimitada de contagiosas melodías contenidas en sus partituras. Chaikovski admiraba más que ninguna la música de ballet de compositores como Léo Delibes, Adolphe Adam y Riccardo Drigo. Más tarde escribiría a su protegido, el compositor Serguéi Tanéyev, "Escuché el ballet Sylvia de Delibes... qué encanto, qué elegancia, qué riqueza de melodía, ritmo y armonía. Me avergoncé, porque si hubiera sabido de esta música entonces, yo no habría escrito El lago de los cisnes". Chaikovski admirada enormemente la partitura de Adam para  Giselle de 1844, que presentaba la utilización de la técnica conocida como leitmotiv: asociando determinados temas con ciertos personajes o estados de ánimo, una técnica que utilizaría en El lago de los cisnes, y más adelante, en  La bella durmiente.

Chaikovski se basó en composiciones anteriores por la partitura de El lago de los cisnes. Hizo uso de material de El voivoda, una ópera que había abandonado en 1868. El Gran adagio (también conocido como el Dúo de amor) de la segunda escena de El lago de los cisnes fue modelado a partir de un aria de esa ópera, igual que el Valse des fiancées de la tercera escena. Otro número que incluía un tema de El voivoda fue el Entr'acte de la cuarta escena. En abril de 1876 la partitura estaba completa y comenzaron los ensayos. Pronto Reisinger empezó a dejar de lado ciertos números que él calificó como "no aptos para el ballet". Reisinger incluso inició la coreografía de las danzas con música de otros compositores, pero Chaikovski protestó y sus piezas fueron restituidas.

Proceso compositivo

El entusiasmo de Chaikovski con El lago de los cisnes es evidente por la rapidez con la que compuso. Encargado en la primavera de 1875, la pieza se creó en un año completo. Sus cartas a Serguéi Tanéyev a partir de agosto 1875 indican sin embargo, que no sólo era su emoción lo que le obligó a crear tan rápidamente, sino su deseo de terminarlo lo más pronto posible a fin de permitirle empezar a trabajar en una ópera. En primer lugar, creó partituras de los tres primeros números del ballet, luego la orquestación durante el otoño e invierno y todavía estaba luchando con la instrumentación en la primavera. El 10 abril de 1876 el trabajo estaba completo.[8]

Representaciones

Adelaide Giuri (Odette) y Mijaíl Mordkin (Sigfrido), 1901.
  • El estreno fue 4 de marzo de 1877, Teatro Bolshói de Moscú; coreografía de Julius Reisinger; dirigido por Stepan Ryabov; escenografía de Karl Valts (Actos 2 & 4), Iván Shangin (Acto 1), Karl Groppius (Acto 3).
  • 1880 y 1882, Teatro Bolshói de Moscú; coreografía de Joseph Hansen, mismo director y diseñadores que en el estreno.
  • 1895, Teatro Mariinski de San Petersburgo; con coreografía de Marius Petipa (Actos 1 & 3), Lev Ivanov (Actos 2 & 4); dirigido por Riccardo Drigo; escenografía de Iván Andréyev, Mijaíl Bocharov, Henrich Levogt; diseño de vestuario de Yevgueni Ponomaryov[9]
  • 1901, Teatro Bolshói de Moscú; con coreografía de Aleksandr Gorsky; dirigido por Andréi Árends; escenografía de Aleksandr Golovin (Acto 1), Konstantín Korovin (Actos 2 & 4) y N. Klodt (Acto 3).
  • 1911, producción de los Ballets Rusos de Serguéi Diáguilev en Londres; con coreografía de Michel Fokine siguiendo a Petipa-Ivanov; escenografía de Golovin y Korovin.

Estreno mundial en Moscú

El estreno de El lago de los cisnes tuvo lugar el 4 de marzo de 1877. La función fue a beneficio de la bailarina Pelaguéya Karpakova, también conocida como Polina Karpakova. Ella misma interpretó el papel de Odette junto con el primer bailarín del Teatro Bolshói Victor Gillert como príncipe Sigfrido. Karpakova probable también bailó la parte de Odile, aunque no se sabe con certeza. La bailarina rusa Anna Sobeshchánskaya, para la que estaba programado originalmente (1877) el papel de Odette, fue retirada del estreno cuando un funcionario del gobierno de Moscú se quejó de ella, afirmando que había aceptado varias piezas de joyería cara de él, sólo para luego casarse con un compañero bailarín y vender las piezas por dinero en efectivo. Sobeshchánskaya fue sustituida por Pelaguéya Karpakova que bailó el papel de la reina cisne.

El estreno no fue bien recibido, obteniendo una crítica casi unánime acerca de los bailarines, orquesta y escenografía. Por desgracia la magistral partitura de Chaikovski se perdió en la debacle de la pobre producción. Aunque hubo algunos que reconocieron sus virtudes, la mayoría consideró que era demasiado complicado para el ballet. Los propios críticos en general no estaban familiarizados con el ballet o la música, sino más bien con el melodrama hablado. La música de Chaikovski les pareció "demasiado ruidosa, demasiado wagneriana y demasiado sinfónica".[10]

"La pobreza de la producción, es decir, la escenografía y el vestuario, la ausencia de destacados intérpretes, la debilidad imaginativa del coreógrafo, y, por último, la orquesta ... todo esto junto permitió (a Chaikovski) con buena razón  echar la culpa del fracaso a los demás".

Modest Chaikovski, hermano del compositor

A pesar de este recibimiento negativo, con el público y los críticos alegando que la música era demasiado compleja para ser una pieza de ballet, en la actualidad la obra se considera una de las más valiosas de Chaikovski, y lo elevó a la esfera de los más importantes compositores de ballet.

Pas de deux de Chaikovski de 1877

Anna Sobeshchánskaya (Odette), 1877

A pesar de la pobre reacción ante el estreno, el ballet  se siguió representando. El 26 de abril de 1877 la primera bailarina del Bolshói de Moscú, Anna Sobeshchánskaya, debutó como Odette/Odile en El lago de los cisnes. Desde el principio estuvo descontenta con la producción del ballet, pero sobre todo con la coreografía de Reisinger y con la música de Chaikovski. Sobeshchánskaya viajó a San Petersburgo para que Marius Petipa, el premier maître de ballet de los Teatros Imperiales de San Petersburgo, coreografiase para ella un nuevo pas de deux para sustituir el pas de six que funcionaba como Grand pas del tercer acto. En el ballet del siglo XIX era una práctica habitual que una bailarina solicitase un pas o variación suplementarios y a menudo estas danzas "hechas a medida" se convertían literalmente en propiedad legal de la bailarina para la que fueron compuestas.[11] Petipa coreografió el pas de deux de Sobeshchánskaya con música compuesta por Leon Minkus, quien ocupaba el cargo de compositor de ballet de los Teatros Imperiales de San Petersburgo. La pieza era un pas de deux classique estándar que consistía en una breve entrée, el gran adage, una variación para el bailarín, otra variación para la bailarina y una coda.

Las noticias de este cambio pronto llegaron a Chaikovski que se enfadó mucho, afirmando que, si el ballet es bueno o malo, él solo será responsable de su música. Luego aceptó escribir un nuevo pas de deux para la bailarina, pero pronto surgió un problema: Sobeshchánskaya no tenía reservas en cuanto a interpretar un pas con la nueva música de Chaikovski, pero quería conservar la coreografía de Petipa, y no tenía ningún deseo de viajar a San Petersburgo de nuevo para que el Maestro de ballet arreglase un nuevo pas para ella. A la luz de esto, Chaikovski aceptó componer un pas que se correspondería con la música de Minkus hasta tal punto que ni siquiera requeriría que la bailarina lo ensayase. Sobeshchánskaya estaba tan satisfecha con la nueva versión de Chaikovski de la música de Minkus que le pidió que compusiera para ella una variación adicional, lo cual hizo.[12]

Producciones entre 1879 y 1894

Julius Reisinger dejó Moscú en 1879 y su sucesor como coreógrafo fue Joseph Peter Hansen, que hizo considerables esfuerzos desde principios de la década de 1870 y durante la década de 1880 para rescatar El lago de los cisnes. El 13 de enero de 1880 presentó un nuevo montaje con la estudiante de la Escuela Imperial del Ballet de Moscú Evdokia Kalmykova en el papel de Odette / Odile y Alfred Bekefi en el de Sigfrido. Tuvo una acogida bastante mejor que el original, aunque no llegó a ser un gran éxito. El 28 de octubre de 1882 Hansen presentó otra versión de este ballet de nuevo con Kalmykova como Odette/Odile. Para la escena del baile arregló un Grand pas titulado La cosmopolitana, que fue tomado de la sección europea del Gran pas d'action conocido como La alegoría de los continentes a partir de 1875 el ballet Los bandidos montado por Petipa con música de Leon Minkus. La versión de Hansen de El lago de los cisnes fue representada sólo cuatro veces, siendo su representación final el 2 de enero de 1883 y pronto el ballet se eliminó del repertorio.

En total El lago de los cisnes tuvo un total de cuarenta y una representaciones entre su estreno y la final de 1883, lo cual era un plazo bastante largo para un ballet tan mal recibido en su estreno. Hansen llegó a convertirse en coreógrafo del Alhambra Theatre en Londres. El 1 de diciembre de 1884 presentó allí un ballet de un solo acto titulado Los cisnes, inspirado en la segunda escena de El lago de los cisnes. La música fue compuesta por Georges Jacoby, el director de orquesta del Alhambra Theatre. La segunda escena de  El lago de los cisnes fue presentada el 21 de febrero en Praga por el Ballet del Teatro Nacional en una versión montada por el coreógrafo August Berger. El ballet se presentó durante dos conciertos dirigidos por Chaikovski. El compositor anotó en su diario que experimentó "un momento de felicidad absoluta" cuando se representó el ballet. La producción de Berger siguió el libreto de 1877, aunque los nombres de Sigfrido y Benno fueron cambiados a Jaroslav y Zdenĕk, con el papel de Benno interpretado por una bailarina travestida. El papel de Sigfrido lo interpretó el propio Berger con la bailarina Giulietta Paltriniera-Bergrova como Odette. La producción de Berger se extendió durante ocho presentaciones, e incluso se planeó una producción en el Jardín Fantasía en Moscú en 1893, pero nunca se materializó.

Montaje de Petipa-Ivanov-Drigo de 1895

Pável Gerdt (Sigfrido), 1895

Entre finales de la década de 1880 y principios de 1890 Petipa y Vsevolozhsky consideraron recuperar El lago de los cisnes y estaban en conversaciones con Chaikovski sobre ello. Pero el compositor murió el 6 de noviembre de 1893, justo cuando los planes comenzaban a llegar a buen término. Aún no es seguro que Chaikovski fuese a revisar la música de este montaje. En cualquier caso, como consecuencia de su muerte Drigo fue quien revisó la partitura, no sin antes recibir la aprobación de Modest. Existen grandes diferencias entre la partitura de Drigo y la de Chaikovski. La revisión que Drigo hizo de la partitura de Chaikovski para el montaje de Petipa e Ivanov en 1895, y no la original de Chaikovski de 1877, es la que muchas compañías de ballet, aunque no todas, utilizan al montar este ballet en la actualidad. En febrero de 1894 se celebraron dos conciertos conmemorativos en honor de Chaikovski programados por Vsevolozhsky. La producción incluyó el segundo acto de El lago de los cisnes con coreografía de Lev Ivanov, segundo coreógrafo para del Ballet Imperial. Esta coreografía de Ivanov fue aclamada unánimemente como maravillosa.

La virtuosa italiana Pierina Legnani interpretó a Odette/Odile. Ella había debutado en diciembre de 1893 con el Ballet Imperial en Cenicienta, coreografiado por Petipa, Ivanov y Enrico Cecchetti con la música de Boris Fitinhof-Schell. Mostró su técnica fenomenal culminando su variación de la escena final durante el grand pas con treinta y dos fouettés en tournant, que era el máximo en aquel momento. El público gritó deslumbrado demandando un bis y la bailarina repitió su variación esta vez realizando veintiocho fouettés en tournant. No obstante, la muerte de zar Alejandro III de Rusia el 1 de noviembre 1894 y el período de luto oficial subsiguiente puso fin a todos los espectáculos y ensayos de ballet durante algún tiempo. En consecuencia, todos los esfuerzos se concentraron en la pre-producción del regreso de El lago de los cisnes. Ivanov y Petipa decidieron colaborar en para este montaje, encargándose Ivanov del segundo y cuarto actos, mientras que Petipa montaría el primero y el tercero. Se pidió al hermano menor de Chaikovski, Modest, que hiciese los cambios necesarios en el libreto del ballet, siendo el más destacado de su revisión el final de ballet. En lugar de los amantes simplemente se ahogasen por la mano del malvado Rothbart como en el original de 1877, Odette se suicida ahogándose y Sigfrido elegir morir también en lugar de vivir sin ella. Rápidamente los espíritus de los amantes se reencuentran en una apoteosis. Asimismo el ballet paso de tener cuatro actos a tres, el segundo acto se convirtió en la segunda escena de primer acto.

El ballet se estrenó el viernes 27 de enero de 1895 con Pierina Legnani como Odette/Odile, con Pável Gerdt como el príncipe Sigfrido, Alekséi Bulgákov como Rothbart y Aleksandr Oblakov como Benno. Esta representación tuvo lugar en el Teatro Mariinski de San Petersburgo, con coreografía de Marius Petipa, Lev Ivanov, dirigido por Riccardo Drigo. La escenografía fue de Iván Andréyev, Mijaíl Bocharov, Henrich Levogt. El diseño de vestuario: Yevgueni Ponomaryov[9] El montaje fue todo un éxito, aunque no como lo ha sido en los tiempos modernos. La mayoría de las críticas en los periódicos de San Petersburgo fueron positivas. A diferencia del estreno de La bella durmiente, El lago de los cisnes no dominó el repertorio del Teatro Mariinski en su primera temporada. Sólo se dieron dieciséis representaciones entre el estreno y la temporada 1895-1896; y no se interpretó en 1897. Además el ballet sólo se representó cuatro veces en 1898 y 1899. El ballet pertenecía únicamente a Legnani hasta que se fue de San Petersburgo a su Italia natal en 1901. Tras su partida el ballet fue asumido por Mathilde Kschessinska, que fue tan celebrada en el papel como  su predecesora italiana.

Otras producciones notables

Zenaida Yanowsky (Odette) en la Royal Opera House, 2007.

A lo largo de la larga y compleja historia de las puestas en escena de El lago de los cisnes, la de 1895 ha servido de base para muchos montajes. Casi todos los coreógrafos han mantenido en gran medida la coreografía tradicional, que se considera prácticamente sagrada. El papel de Sigfrido con el tiempo ha ganado relevancia debido sobre todo a la evolución de la técnica del ballet. En 1940 el ballet de San Francisco fue la primera compañía americana en organizar un producción completa de El lago de los cisnes. El montaje logró un gran éxito protagonizado por Lew Christensen como Sigfrido, Jacqueline Martin como Odette y Janet Reed como Odile. Willam Christensen basó su coreografía en la de Petipa-Ivanov, apoyándose en la gran población de rusos emigrados en San Francisco, encabezados por la princesa y el príncipe Vasili Alexandrovich de Rusia, para que le ayudasen a asegurarse de que la producción tuviera éxito en su objetivo de preservar la cultura rusa en San Francisco.[13]

Diversas producciones notables se han ido distanciando de la original y la de 1895:

  • 1976: Ilusiones como El lago de los cisnes de John Neumeier con el Ballet de Hamburgo. Neumeier interpola la historia de Luis II de Baviera en la trama de El lago de los cisnes, a través de la fascinación de Luis con los cisnes. Se utilizó gran parte de la partitura original con material adicional de Chaikovski. La coreografía combinó el material de Petipa e Ivanov con nuevas danzas y escenas de Neumeier. El ballet termina con la muerte de Luis por ahogamiento mientras está confinado en un manicomio, con la música dramática para la conclusión el tercer acto. Con el tema del miembro de la realeza infeliz siendo forzado a contraer matrimonio heterosexual por razones de Estado y también la referencia a las vidas personales de la realeza actual, esta obra anticipó las interpretaciones de Bourne y Murphy. Ilusiones como El lago de los cisnes permanece en el repertorio de las principales compañías de ballet alemanas.
  • 1995: El lago de los cisnes de Matthew Bourne. Este ballet se apartaba del tradicional reemplazando el cuerpo de baile femenino por bailarines masculinos. Desde su creación en 1995, la producción de Bourne no ha estado fuera de escena más de unos pocos meses. Se ha representado en extensas giras en Grecia, Israel, Turquía, Australia, Italia, Japón, Corea, Rusia, Francia, Alemania, Países Bajos y Estados Unidos además del Reino Unido. Ha ganado más de 30 premios internacionales hasta la fecha.[14]
  • 2000: Versión del American Ballet Theatre, que fue grabada para televisión en 2005. En lugar de tener bajado el telón mientras suena la lenta introducción, utiliza esta música para acompañar un nuevo prólogo en el que se muestra a la audiencia cómo Rothbart transforma por primera vez a Odette en cisne. Este prólogo es similar, aunque con algunas diferencias, al montaje de Vladimir Burmeister de este mismo ballet estrenado en el Teatro Stanislavsky de Moscú en 1953. Rothbart en esta producción está interpretado por dos bailarines, uno aparece como un hombre joven y guapo que atrae fácilmente a Odette en el nuevo prólogo y el otro bailarín lleva un siniestro "maquillaje de monstruo" que revela el verdadero ser del brujo. En la película Cisne negro Natalie Portman, interpretando a Nina, sueña sobre esto en la escena inicial. Alrededor de media hora de la partitura completa se omite de esta producción.
  • 2002: El lago de los cisnes de Graeme Murphy. Se basa libremente en la ruptura del matrimonio de Lady Di con el príncipe Carlos y su relación con Camilla Parker Bowles. Se combinan los papeles de Rothbart y Odile en el de una baronesa, y el foco de la historia es un triángulo amoroso.[15]
Intérpretes en diversas producciones
Rol Moscú 1877 Moscú 1880 San Petersburgo 1895[9] Moscú 1901 Londres 1911
Reina Olga Nikoláyeva Giuseppina Cecchetti
Sigfrido Victor Gillert Alfred Bekefi Pável Gerdt Mijaíl Mordkin Vaslav Nijinsky
Benno Serguéi Nikitin Aleksandr Oblakov
Wolfgang Wilhelm Wanner Gillert
Odette Pelaguéya Karpakova Yevdokíya Kalmykova Pierina Legnani Adelaide Giuri Mathilde Kschessinska
Rothbart Serguéi Sokolov Alekséi Bulgákov K. Kubakin
Odile
***
Pierina Legnani Mathilde Kschessinska
Other Languages
Alemannisch: Schwanensee
العربية: بحيرة البجع
azərbaycanca: Qu gölü (balet)
български: Лебедово езеро
čeština: Labutí jezero
dansk: Svanesøen
Deutsch: Schwanensee
English: Swan Lake
Esperanto: Cignolago
فارسی: دریاچه قو
hrvatski: Labuđe jezero
Bahasa Indonesia: Danau Angsa
日本語: 白鳥の湖
ქართული: გედების ტბა
한국어: 백조의 호수
lietuvių: Gulbių ežeras
македонски: Лебедово езеро
Nederlands: Het zwanenmeer
norsk nynorsk: Svanesjøen
norsk bokmål: Svanesjøen
português: O Lago dos Cisnes
română: Lacul lebedelor
srpskohrvatski / српскохрватски: Labudovo jezero
Simple English: Swan Lake
slovenčina: Labutie jazero
slovenščina: Labodje jezero
српски / srpski: Лабудово језеро
svenska: Svansjön
Türkçe: Kuğu Gölü
українська: Лебедине озеро
Tiếng Việt: Hồ thiên nga
მარგალური: ოლორეფიშ ტობა
中文: 天鹅湖