El holandés errante (ópera)

El holandés errante
Der fliegende Holländer
Flying-Dutchman.jpg
El holandés errante
Autor Richard Wagner
Género Ópera romántica
Basado en H. Heine: Aus den Memorien es Herren von Schnabelewopski (Las Notas del señor de Schnabelewopski), capítulo 7; Reisebildern aus Norderney
Actos 3 actos
Idioma Alemán
Música
Compositor Richard Wagner
Puesta en escena
Lugar de estreno Hofoper
Dresde
Fecha de estreno 2 de enero de 1843
Personajes
Coro participación destacable[2]
Libretista el compositor
Duración 2 horas 15 minutos
[ editar datos en Wikidata]

El holandés errante o El buque fantasma (título original en alemán, Der Fliegende Holländer) es una ópera romántica en tres actos con música y libreto en alemán de Richard Wagner, inspirado por las Memorias del señor de Schnabelewopski, de Heinrich Heine. Se estrenó en Dresde, en la Hofoper, el 2 de enero de 1843. Forma parte del Canon de Bayreuth.

Wagner dijo en su autobiografía del año 1870 Mein Leben que él se había inspirado para escribir "El holandés errante" después de un tormentoso paso por el mar desde Riga hasta Londres en julio y agosto de 1839, pero en su Esbozo autobiográfico de 1843 Wagner reconoció que había tomado la historia del relato que Heinrich Heine hizo de la leyenda en su novela satírica de 1834 Las memorias del señor de Schnabelewopski (Aus den Memoiren des Herrn von Schnabelewopski).[3] El tema central es la redención a través del amor.

Wagner dirigió el estreno en la Ópera Semper en Dresde, 1843. Esta obra muestra los primeros intentos en estilos operísticos que caracterízaría sus posteriores dramas musicales. En El holandés errante Wagner usa una serie de leitmotifs (literalmente, "motivos líderes") asociados con los personajes y los temas. Los leitmotifs están todos presentados en la obertura, que empieza con un tema muy conocido de océano o tormenta antes de pasar a los motivos del Holandés y de Senta.

Wagner originalmente escribió El holandés errante para ser representado sin interrupción — un ejemplo de sus esfuerzos por romper con la tradición — y, mientras los teatros de ópera de la actualidad a veces aún siguen esta directiva, también se interpreta en la versión de tres actos.

En España se estrenó el 12 de diciembre de 1885, en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, siendo el estreno en el Teatro Real (Madrid) de Madrid el 27 de octubre de 1896. El estreno sudamericano tuvo lugar en La Plata el 19 de noviembre de 1886 y en Buenos Aires en el Teatro Politeama el 9 de agosto de 1887.[4] En México se estrenó en el Teatro Nacional por la Compañía Inglesa de Ópera de Emma Juch.

Historia

A comienzos del año 1839 Richard Wagner fue empleado como director de orquesta en el Teatro de la Corte en Riga. Su extravagante estilo de vida y el retiro del escenario de su esposa la actriz, Minna, significaba que él contrajo grandes deudas. Wagner estaba escribiendo Rienzi e ideó un plan para huir de sus acreedores en Riga, escapar a París a través de Londres y hacer su fortuna escenificando Rienzi en la Ópera de París. Sin embargo este plan rápidamente pasó a ser un desastre: su pasaporte había sido retirado por las autoridades a causa de sus acreedores, él y Minna tuvieron que hacer un peligroso e ilegal cruce de la prusiana, durante el cual Minna sufrió un aborto.[5] Embarcándose en el Thetis, cuyo capitán aceptó llevarlos sin pasaportes, su viaje por mar se vio repleto de tormentas. Una gran tormenta arrojó el barco hacia las costas noruegas en Tvedestrand, y un viaje que se esperaba fuera de 8 días al final hizo que Wagner llegase a Londres 3 semanas después de dejar Riga. Este hecho hizo recordar a Wagner la leyenda, ya tradicional entre los marineros del norte de Europa desde el siglo XV, del navegante condenado a surcar los mares en busca de la salvación. Este fue el germen de la ópera, cuyo libreto escribió el propio Wagner en 1841. (Véase El holandés errante (leyenda)).

La experiencia de Wagner en París también fue desastrosa. Fue incapaz de conseguir trabajo como director de orquesta y la Ópera no quiso producir su Rienzi. Los Wagner se vieron reducidos a la penuria, confiando en las ayudas de amigos y de pequeños ingresos que Wagner obtenía escribiendo artículos sobre música y copiando partituras. A Wagner se le ocurrió la idea de una ópera en un acto sobre el tema del Holandés errante, que confiaba en que podría interpretarse antes de un ballet en la Ópera.

"El viaje a través de los acantilados noruegos hizo una maravillosa impresión en mi imaginación; la leyenda del holandés errante, que los marineros verificaron, tomó un colorido distintivo y extraño que sólo mi aventura por mar podían haberle dado."[6]

Wagner escribió el primer esbozo en prosa de la historia en París a principios de mayo de 1840, basando la historia en la sátira de Heinrich Heine "Las memorias del señor de Schnabelewopski" (Aus den Memoiren des Herrn von Schnabelewopski) publicado en Der Salon en 1834. En el cuento de Heine, el narrador muestra una interpretación de una obra dramática ficticia en el tema del capitán marino maldecido de manera que tenía siempre que navegar por blasfemia. Heine presenta al personaje como un judío errante del océano, y también añadió el tema que Wagner tomó vigorosamente en esta y muchas óperas posteriores: el holandés sólo puede redimirse por el amor de una mujer leal. En la versión de Heine, este está presente como un medio para un humor irónico; sin embargo, Wagner tomó este tema literalmente y en su esquema, la mujer es leal hasta la muerte.[8]

A finales de mayo de 1841 Wagner ya tenía terminado el libreto o poema como él prefería llamarlo, en alemán, de la obra bajo el título de Das Geisterschiff (El buque fantasma). La composición de la música había empezado en mayo-julio del año precedente, 1840, cuando Wagner escribió la Balada de Senta, la canción de los marineros noruegos en el Acto III y la posterior Canción del Fantasma de la tripulación del Holandés en la misma escena.[10] La ópera Le Vaisseau Fantôme (El buque fantasma) que fue estrenada en París en noviembre de 1842, cayendo la obra en el más negro de los olvidos.

El resto de la ópera se compuso durante el verano de 1841, con la obertura escrita al final, y para el mes de noviembre de 1841 la orquestación de la partitura estuvo completa. Aliviado de la necesidad de dar a la Ópera forma de drama en un acto, amplió la ópera a la más convencional forma de tres actos.

El esquema original de Wagner ambientaba la acción en Escocia, y muchos de los personajes tenían nombres escoceses. Cambió la ubicación y los nombres a la final versión noruega mientras la ópera estaba siendo ensayada para su estreno, que tuvo lugar en Dresde en enero de 1843 con el propio Wagner dirigiendo.

Escribiendo en "Eine Mitteilung an meine Freunde" ("Una comunicación a mis amigos") en 1851, Wagner pretendió que El holandés errante representó un nuevo comienzo para él:

"Aquí empieza mi carrera como poeta, y mi adiós al papel de mero cocinero de textos de ópera."

El holandés errante es la primera de las óperas de Wagner que se representó en el Festival de Bayreuth, y, al menos para ese teatro, marca el comienzo del canon maduro de Wagner.

El holandés errante sigue siendo una de las óperas más populares; en las estadísticas de Operabase aparece la n.º 25 de las cien óperas más representadas en el período 2005-2010, siendo la 2.ª en alemán y la primera de Richard Wagner.

Other Languages