El dulce porvenir

El dulce porvenir (en inglés The Sweet Hereafter) es una película canadiense dirigida por Atom Egoyan en 1997. Su guion se basa en el libro de Russell Banks The Sweet Hereafter. La cinta participó en la selección oficial del Festival de Cannes de 1997.

Argumento

El abogado Mitchell Stephens llega a un pueblo retirado de Columbia británica, en Canadá, donde 14 niños fallecieron en un accidente de autobús escolar. Intenta convencer a los padres de que se personen como acusación popular en un juicio que demuestre posibles negligencias por parte del ayuntamiento o del contructor del autobús. Los pocos testigos directos del accidente son Dolores Driscoll, la conductora del autobús, Billy Ansel, un padre que seguía el autobús en coche y que perdió a sus hijos en el accidente, y una chica de 15 años, Nicole Burnell, que quedó paraplégica.

La trama tiene como contrapunto la leyenda del El flautista de Hamelín que Nicole leía a los hijos de Billy Ansel cuando cuidaba de ellos.