El cuervo (poema)

"El cuervo" describe la visita a la medianoche de un cuervo a un narrador de luto, como lo ilustró John Tenniel (1858).

El cuervo ( inglés: The Raven) es un poema narrativo escrito por Edgar Allan Poe, publicado por primera vez en 1845. Constituye su composición poética más famosa, ya que le dio reconocimiento internacional. Son notables su musicalidad, el lenguaje estilizado y la atmósfera sobrenatural que logra recrear. El texto narra la misteriosa visita de un cuervo parlante a la casa de un amante afligido, y del lento descenso hacia la locura de este último. El amante, que a menudo se ha identificado como un estudiante,[2] llora la pérdida de su amada, Leonora. El cuervo negro, posado sobre un busto de Palas Atenea, parece azuzar su sufrimiento con la constante repetición de las palabras «Nunca más» (Nevermore). En el poema, Poe hace alusión al folclore y a varias obras clásicas.

Poe afirmaba haber escrito el poema de forma muy lógica y metódica. Su intención era crear un poema que pudiese gustar tanto a las clases populares como a las personas de gusto más refinado, como explica él mismo en el que fue su siguiente ensayo: la « Filosofía de la composición». El poema se inspira parcialmente en la figura del cuervo parlante de la novela Barnaby Rudge de Charles Dickens.[3] Poe toma prestados el complejo ritmo y la métrica del poema «Geraldine», de Elizabeth Barrett Browning.

La publicación de El cuervo, el 29 de enero de 1845 en el diario New York Evening Mirror, convirtió a Poe en un personaje muy popular en su época. Pronto se hicieron reimpresiones, parodias y versiones ilustradas del poema. Aunque algunos críticos mantienen opiniones diversas acerca de su valor literario, el poema sigue siendo una de las composiciones más famosas que se han escrito en lengua inglesa.[4]

Argumento

"Sin cumplido o miramiento", ilustrado por Gustave Doré (1884).

El cuervo sigue a un narrador sin nombre, que al principio está sentado leyendo «un raro infolio de olvidados cronicones», con la intención de olvidar la pérdida de su amada Leonora.[6]

Aun así, el narrador coloca su silla justo enfrente del cuervo, determinado a saber más sobre él. Se queda pensando por un momento, sin decir nada, pero su mente lo lleva de nuevo a su perdida Leonor. Piensa que el cuervo es una criatura demoníaca y le ordena que se vaya, sin embargo este no se va y se queda allí para siempre, dejando al narrador con profunda soledad y tristeza, sabiendo que "nunca más" saldrá de la sombra de la soledad

Other Languages
العربية: قصيدة الغراب
беларуская: Крумкач, верш
беларуская (тарашкевіца)‎: Крумкач (верш)
کوردیی ناوەندی: قەلەڕەش (شیعر)
čeština: Havran (báseň)
Ελληνικά: Το Κοράκι
English: The Raven
Esperanto: La Korvo
فارسی: غراب (شعر)
Frysk: De Raven
hrvatski: Gavran (poema)
magyar: A holló
Bahasa Indonesia: The Raven
íslenska: Hrafninn
日本語: 大鴉
한국어: 더 레이븐
Latina: The Raven
македонски: Гавран (поема)
Bahasa Melayu: The Raven
Nederlands: The Raven
Pälzisch: De Krabb
português: The Raven
română: Corbul
Scots: The Corbie
srpskohrvatski / српскохрватски: The Raven
Simple English: The Raven
svenska: Korpen (dikt)
Türkçe: Kuzgun (şiir)
українська: Ворон (вірш)
中文: 烏鴉 (詩)