El cuento del molinero

El molinero. Ilustración de Richard Pynson. 1492.


El molinero.

El prólogo del cuento es una conversación entre Bailey y el Molinero. Mientras el anfitrión quería un hombre de bien para contar el cuento, al final deja al molinero narrar su historia. Este es retratado como un borracho, que no sabe hablar, solo dar voces. Advierte que los hombres no deberían inmiscuirse demasiado en los asuntos de sus señoras o de Dios en adelanto a los acontecimientos de su cuento.

El Cuento del Molinero trata del engaño cometido por un joven estudiante a un carpintero para acostarse con su mujer. El Administrador, otro de los viajero, resulta ser un carpintero, y le advierte al Molinero de no burlarse de su profesión; el Molinero responde que su intención no es insultar a los carpinteros o retratarlos como idiotas, y cuenta la historia de todas formas. El Cuento del Administrador (The Reeve's Tale) le sigue, en el cual este toma venganza y se burla del Molinero en un cuento en el que un estudiante engaña a un molinero deshonesto y avaricioso.

Other Languages