El cetro de Ottokar

El cetro de Ottokar
Le sceptre d'Ottokar
Publicación
Formato Seriada en Le Petit Vingtième,
con recopilación en álbum
Primera edición Seriada: 4 de agosto de 1938 a 10 de agosto de 1939
Contenido
Tradición franco-belga
Género aventuras
Personajes principales Tintín
Milú
Dirección artística
Creador(es) Georges Remi ( Hergé)
Serie
Colección Las aventuras de Tintín
Número 07
Numeración 24
Volumen anterior La isla negra
Volumen siguiente El cangrejo de las pinzas de oro
Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

El cetro de Ottokar (originalmente y en francés, Le sceptre d'Ottokar) es el octavo de los álbumes de la serie Las aventuras de Tintín, escritos e ilustrados por el artista belga Hergé. Encargado por el conservador diario belga Le Vingtième Siècle como suplemento infantil de Le Petit Vingtième, que fue publicado semanalmente desde de agosto de 1938 hasta agosto de 1939. Hergé destina la historia como una crítica satírica de la política expansionista de la Alemania nazi, en particular, la anexión de Austria en de marzo de 1938 (el Anschluss). La historia habla de joven periodista belga Tintín y su perro Milú, que viajan a la ficticia nación balcánica de Syldavia, donde combaten una conspiración para derrocar la monarquía del rey Muskar XII.

El cetro de Ottokar fue un éxito comercial y se publicó en forma de libro por Casterman poco después de su conclusión. Hergé continuó Las aventuras de Tintín con Tintín en el país del oro negro hasta el cierre forzado de Le Vingtième Siècle en 1940, mientras que la serie en sí se convirtió en una parte definitoria de la tradición del cómic franco-belga. En 1947, Hergé coloreó y volvió a dibujar El cetro de Ottokar en su distintivo estilo ligne-claire con la ayuda de Edgar P. Jacobs para la reedición de Casterman. El cetro de Ottokar introduce por primera vez el personaje de Bianca Castafiore y presenta a los países ficticios de Syldavia y Borduria, ambos de los cuales reaparecen en historias posteriores. La historia fue adaptada tanto para la película animada de 1956 de Belvision Estudios como para la serie de animación de 1991 de Elipse/Nelvana Las aventuras de Tintín.

Argumento

Después de haber descubierto un maletín perdido en un parque, Tintín acude a devolverlo a su dueño, el Profesor Hector Halambique, experto sigilografista, que informa al reportero de sus planes de viajar a la nación balcánica de Syldavia para investigar más sobre este país. Tintín descubre agentes secretos de espionaje sobre el profesor y sigue a los responsables a un restaurante cercano sildavo. Un hombre desconocido acepta reunirse con Tintín, pero se encuentra inconsciente. Poco después, el periodista recibe una nota de amenaza y es entonces el blanco de un atentado contra su vida, pero sobrevive cuando los detectives de policía Hernández y Fernández interceptan la bomba. Ante la sospecha de que estos eventos están relacionados con Syldavia, Tintín decide acompañar el profesor Halambique en su próxima visita al país. En el viaje de avión allí, Tintín se da cuenta de que Halambique actúa de forma sospechosa y cree que un impostor lo ha reemplazado. La lectura de un folleto sobre la historia sildava hace que Tintín teorice que el impostor es parte de un plan para robar el cetro medieval de Ottokar IV en poesesión del actual Rey Muskar XII antes del Día de San Vladimir, lo que obligaría a este a abdicar.[1]

Escudo de Syldavia.

Tras volver a ser objeto de un asesinato al ser expulsado de su avión en marcha por el piloto, Tintín informa a la policía local sildava de sus temores con respecto a la trama; pero el capitán de la policía es parte de la conspiración, y organiza una emboscada. Tintín escapa como compañero de viaje de una cantante de ópera, Bianca Castafiore. Al salir del coche para evadir el canto de Castafiore, Tintín es detenido de nuevo y sobrevive a un intento de asesinato antes de la llegada a Klow a pie. Allí conoce al ayudante de campo del Rey, el Coronel Boris; pero Boris es también un conspirador y organiza un intento de asesinato fallido dirigido a Tintín.[2]

A la mañana siguiente, Tintín advierte personalmente al Rey acerca de la trama; con lo cual Tintín y Muskar se precipitan al castillo de Kropow, donde se mantiene el cetro, al encontrar que el impostor Halambique ha pasado el valioso objeto de contrabando fuera del edificio para sus cómplices. Con la ayuda de Hernández y Fernández, que recientemente han llegado a Syldavia, Tintín persigue a los ladrones y es capaz de prevenir el cetro de ser llevado a través de la frontera hacia el vecino país de Borduria. Una carta obtenida a partir de uno de los ladrones, revela que la trama ha sido orquestada por Müsstler, un agitador político que pretende anexar Syldavia a Borduria. En Borduria, Tintín se apodera de un avión de combate y vuela a Klow, pero los militares sildavos derriban el avión. Él sigue a Klow a pie y (con la ayuda de Milú), restaura el cetro al rey. En agradecimiento, el rey hace a Tintín Caballero de la Orden del pelícano de oro; el primer extranjero en recibir dicho honor. Más tarde, Tintín descubre que el impostor era el hermano gemelo de Halambique, cuando la policía detiene a Müsstler y rescata al verdadero profesor Halambique. En última instancia, Tintín y Hernández y Fernández regresan a casa en hidroavión.[3]

Other Languages