El bosque petrificado

El bosque petrificado (The petrified forest) es una película de 1936 con argumento de Robert E. Sherwood, guion de Delmer Daves y dirección de Archie Mayo; se ocuparon de los papeles principales Leslie Howard, Bette Davis y Humphrey Bogart.

Argumento

El drama se sitúa en la década de los 30 en un área de servicio perdida en el Parque nacional del Bosque Petrificado en el norte de Arizona. Un autoestopista, Alan Squier, que es un escritor fallido, camina por las carreteras en busca de dinero. Así cae en el área de servicio donde se encuentra con Jason Maple ( Porter Hall), su hija Gabby, y su abuelo ( Charley Grapewin), "un viejo que conoció a Billy the Kid."

La madre de Gabby era una mujer francesa que se enamoró del padre de Gabby cuando era un joven y apuesto oficial americano. Se casaron y se trasladaron a la remota zona del Bosque petrificado del desierto de Arizona. La madre de Gabby encontró a su marido como un hombre derrotado y volvió a Francia cuando Gabby todavía era una cría. De todas maneras, le envía poesías a Gabby mientras que la joven sueña con visitarla en Bourges para estudiar arte.

Gabby y Squier intiman hasta que aparece Duke Mantee, "el más famoso gángster" y su banda y los mantienen prisioneros en el área de servicio. Cuando Gabby está fuera de la habitación, Alan firma una póliza de vida que tiene como beneficiaria a Gabby y le pide a Duke que le dispare.