El automóvil gris


El automóvil gris es una de las primeras películas mexicanas y la más célebre del cine mudo de ese país. Filmada originalmente como una serie de 12 episodios, la historia está basada en hechos reales ocurridos en 1915 y fue una superproducción que superó las expectativas del público y la crítica en el naciente cine mexicano. Protagonizada por un policía verdadero (Cabrera), incluye escenas verídicas del fusilamiento de los ladrones, filmadas por el propio Rosas. La cinta se estrenó el 11 de diciembre de 1919, pero posteriormente fue reeditada y sonorizada por su editor original (Miguel Vigueras) en 1933, para compilarla en una sola película, aunque durante el proceso de edición se perdieron varias partes originales de la serie. La serie se divide en dos partes: la primera muestra los diversos robos cometidos por una banda, y la segunda, las pesquisas ejecutadas por la policía y las sucesivas detenciones de los bandidos.[2]

Sinopsis

La alta sociedad de la Ciudad de México sufre por una ola de crímenes cometidos por una banda de ladrones de joyas (un grupo de hombres, disfrazados de militares, allanan las casas con órdenes de cateo falsas), por lo que el detective Cabrera (el propio Juan Manuel Cabrera, detective en la vida real) trata de atrapar a los malhechores. Una de las víctimas de asaltos, por su propia cuenta y con autorización del inspector de la policía, captura a dos de los miembros de la banda; otros miembros se esconden en otras ciudades ( Puebla, Apan). En una de las escenas finales de la película, el juez condena a los hombres de la banda a la pena de muerte, y a las mujeres de algunos de ellos que también fueron cómplices a diez años de prisión a partir de la fecha del juicio. Uno de los miembros de la banda se casa con su prometida poco tiempo antes de ser fusilado, con ayuda del sacerdote que acude a la cárcel a confesarlos a todos. Los demás brindan con ponche por el matrimonio. El comentario siguiente aparece pocos instantes de la escena de la ejecución:

La escena del fusilamiento, a su natural horror, reúne su autenticidad. Con su absoluto realismo, hemos querido demostrar cuál es el único fin que espera al delincuente.

Other Languages
English: The Grey Car
français: La Voiture grise
srpskohrvatski / српскохрватски: El automóvil gris