El asunto Tornasol

El asunto Tornasol
L'Affaire Tournesol
Publicación
Formato Serializado en Tintín
Primera edición 22 de diciembre de 1954 al 22 de febrero de 1956
Contenido
Tradición franco-belga
Género aventuras
Personajes principales Tintín
Milú
Capitán Haddock
Profesor Tornasol
Dirección artística
Creador(es) Georges Remi ( Hergé)
Serie
Colección Las aventuras de Tintín
Número 18
Numeración 24
Volumen anterior Aterrizaje en la Luna
Volumen siguiente Stock de coque
Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

El asunto Tornasol (original en francés, L'affaire Tournesol) es el decimoctavo volumen de Las aventuras de Tintin, la serie de cómics del dibujante belga Hergé. La historia fue inicialmente serializada semanalmente en la revista Tintin en Bélgica de diciembre de 1954 a febrero de 1956 antes de ser publicada en un solo volumen por Casterman en 1956. La narración sigue los intentos del joven reportero Tintin, su perro Milú y su amigo el capitán Haddock de rescatar al Profesor Tornasol, un científico que ha desarrollado una máquina capaz de destruir objetos con ondas sonoras, que es secuestrado por los países europeos competidores de Borduria y Syldavia.

Al igual que el volumen anterior, Aterrizaje en la Luna, El asunto Tornasol fue creado con la ayuda del equipo de Hergé de artistas en los estudios Hergé. La historia refleja las tensiones de la Guerra Fría que Europa experimentaba durante la década de 1950, e introdujo tres personajes recurrentes en la serie: Serafín Latón, la Carnicería Sanzot y el Coronel Sponsz. Hergé continuó Las aventuras de Tintin con Stock de coque, y la serie en su conjunto se convirtió en una parte definitoria de la tradición de cómics franco-belga. El asunto Tornasol recibió el aplauso de la crítica, con varios comentaristas que lo describieron como una de las mejores aventuras de Tintín. La historia fue adaptada tanto para la serie de animación de Belvision de 1957, Las aventuras de Tintin de Hergé, como para la serie animada Las aventuras de Tintin de Ellipse y Nelvana en 1991.

Argumento

Citroën 15 negro como el que usan los espías que quieren acabar con Tintín y Haddock.

Durante una tormenta en la mansión Moulinsart, los artículos de vidrio y porcelana comienzan a romperse inexplicablemente. El vendedor de seguros Serafín Latón llega a la casa, lo que molesta al capitán Haddock. Se oyen disparos en los jardines de la casa, y Tintín y Haddock descubren a un herido con acento extranjero que pronto desaparece. A la mañana siguiente, el profesor Tornasol se va a Ginebra para asistir a una conferencia sobre física nuclear. Tintín y Haddock aprovechan la oportunidad para investigar el laboratorio de Tornasol, allí descubrien que sus experimentos fueron los responsables de la rotura de cristal de la noche anterior. Mientras exploran, son atacados por un extraño, que luego se escapa; temiendo que Tornasol esté en peligro, Tintín, Haddock y Milú se dirigen a Ginebra. En el Hotel Cornavin de Ginebra, donde se hospeda Tornasol, descubren que su amigo ha ido a Nyon para conocer al Profesor Topolino, un experto en ultrasonidos. El grupo viaja allí en un taxi, pero su coche es atacado por dos hombres en un Citroën 15 negro, que obliga al taxi a precipitarse al lago Ginebra. Sobreviviendo al ataque, Tintin, Haddock y Milú continúan hacia Nyon, donde encuentran a Topolino atado y amordazado en su sótano. Cuando Tintin pregunta al profesor, la casa explota, pero todos sobreviven.[1]

Representación del estudio del Profesor Silvestre Tornasol en la historia.

Tintin y Haddock se encuentran con los detectives Hernández y Fernández, quienes revelan que el herido de Moulinsart era syldavo. Tintin sospecha que Tornasol había inventado un dispositivo ultrasónico capaz de ser utilizado como un arma de destrucción masiva, que están tratando de obtener tanto los agentes de inteligencia de Borduria y Syldavia. Al descubrir que los espías bordurios han secuestrado a Tornasol y lo mantienen como rehén en su embajada en Rolle, Tintín y Haddock buscan rescatarlo, pero durante el intento es capturado por agentes syldavos, que escapan en avión a su país de origen. A la mañana siguiente, Tintin y Haddock descubren que el avión de combate bordurio obligó a bajar el avión syldavo y capturó a Tornasol, ahora está detenido en Borduria. Viajan a la capital de Borduria, Szohôd, con la intención de rescatarlo.[2]

En la ciudad, son escoltados a su hotel por los agentes de la policía secreta borduria, que el jefe de policía el coronel Sponsz ha encargado que vigilen de cerca. Conscientes de que están siendo vigilados, Tintin y Haddock escapan del hotel y se esconden en la ópera, donde Bianca Castafiore está actuando. Cuando la policía los busca, se esconden en el camerino de Castafiore, pero Sponsz viene a visitar a Castafiore en su camerino, y esta los esconde en el guardarropa mientras entretiene al coronel. Allí, Tintín es capaz de robar los papeles del abrigo del coronel que asegurarán la liberación de Tornasol en la fortaleza de Bakhine. Después de disfrazarse de oficiales de la Cruz Roja, Tintín y Haddock logran sacar a Tornasol de la cárcel y con él escapar de Borduria en un tanque. De vuelta en Moulinsart, Tornasol revela que se olvidó llevar sus planos para el dispositivo de ultrasonidos con él a Ginebra, y que los había dejado en casa todo el tiempo; entonces destruye los planos para que no puedan ser utilizados en crear un arma peligrosa por ninguna potencia.[3]