El Tiempo (Colombia)

NUEVO LOGO DE EL TIEMPO HD.jpg Princess of Asturias Foundation Emblem.svg
"Infórmate Bien"
EL TIEMPO 30 ENERO 1911.jpg
Portada de la primera edición de El Tiempo,
30 de enero de 1911
TipoPeriódico diario
Formatoperiódico de gran formato
PaísColombiaFlag of Colombia.svg Colombia
SedeBogotá
Ámbito de distribuciónNacional
Fundación30 de enero de 1911 (107 años)
Fundador(a)Alfonso Villegas Restrepo
GéneroInformación general
Ideología políticaCentro
IdiomaEspañol
Precio2.000 COP
(lunes a sábado)
3.500 COP (domingo)
Propietario(a)Grupo empresarial de
Luis Carlos Sarmiento Angulo
Director(a)Roberto Pombo
ISSN0121-9987
Sitio webwww.eltiempo.com

El Tiempo es un periódico colombiano fundado el 30 de enero de 1911 por Alfonso Villegas Restrepo. Es en la actualidad el diario de mayor circulación en Colombia y durante siete años prácticamente el único de circulación nacional, debido a la crisis de su principal competidor, El Espectador, que en 2001 se convirtió en semanario, pero volvió a ser diario en 2008.

Su propietario es el grupo económico liderado por el empresario colombiano Luis Carlos Sarmiento Angulo,[4]

Historia

Primera edición de El Tiempo con su logotipo tradicional, publicada el 1° de mayo de 1917

El periódico fue fundado el 30 de enero de 1911 por Alfonso Villegas Restrepo empezando con 300 ejemplares de cuatro páginas, en tamaño octavo de pliego. Ideológicamente, se alineó con la Unión Republicana, coalición que había llevado al poder al entonces presidente Carlos E. Restrepo.

Los comienzos

Sus primeras oficinas se ubicaron en una casa en el marco del Parque Santander. No contaba con equipos de impresión, por lo que el diario se editaba en las prensas de la “Gaceta Republicana”.[6]

Tras la muerte de doña Carlota Restrepo de Villegas, madre del fundador, éste se retiró transitoriamente de la dirección del diario, siendo remplazado por Tomás Rueda Vargas.[9]​ Eduardo Santos figuró como único director-propietario de El Tiempo. Cuatro años más tarde, Santos se casó con doña Lorenza Villegas, hermana del fundador del diario.

Para resolver el caos económico dejado por su predecesor, Santos designó a Fabio Restrepo como gerente. Éste saneó las finanzas del diario, pagó las deudas y administró el diario durante los siguientes 36 años.[11]​ que en esa época era minoría en el Congreso y opositor al conservatismo, colectividad que se mantenía hegemónicamente en el poder desde 1886.

Los progresos en cuanto a tecnología, formato, diseño y recursos informativos fueron apareciendo. En 1915, comenzó a publicar información de la agencia de noticias Reuter. Tres años después, se afilió también a la Associated Press.[11]

De la oposición al gobierno

El desprestigio del conservatismo, -que, producto de 44 años consecutivos ejerciendo la presidencia llegó a los comicios dividido en dos vertientes-, el clima social caldeado por hechos violentos como la masacre de las bananeras,[13]​ Uno de los factores claves para el triunfo fue la influencia que tuvo El Tiempo tanto en la escogencia del candidato como en la campaña editorial que realizó a su favor,[15]​ Y era apenas el primer paso. Durante los cuatro mandatos de la hegemonía liberal, el periódico se consolidó como el medio de comunicación de mayor poder sobre la opinión pública, no sólo dentro del liberalismo sino en toda la clase dirigente nacional.[14]

En los cuatrienios de Olaya Herrera y Alfonso López Pumarejo, y aprovechando el enorme prestigio que había ganado con el periódico en su labor de afianzamiento del liberalismo en el poder, Santos ejerció varios cargos públicos, tales como ministro de Relaciones Exteriores, embajador de Colombia ante la Sociedad de Naciones, ministro plenipotenciario en Europa, gobernador de Santander, diputado a la Asamblea de Cundinamarca, representante a la Cámara y presidente del Senado.[17]​ Una vez terminado su mandato como Presidente de la República, Eduardo Santos siguió figurando en el organigrama del periódico hasta su muerte como "Director-Propietario".

Del gobierno a la oposición

Para las elecciones presidenciales de 1946, el liberalismo llegó a las urnas dividido en dos bandos: el oficialista, con Gabriel Turbay, candidato apoyado por el director del partido (que era el propio Eduardo Santos) y por ende contaba con el respaldo de El Tiempo, y el sector disidente, liderado por Jorge Eliécer Gaitán.[18]Mariano Ospina Pérez, candidato único del conservatismo, se impuso en las votaciones y durante su mandato se desarrolló plenamente La Violencia partidista entre liberales y conservadores, cuyo hecho más grave fue el asesinato de Gaitán, suceso conocido popularmente como El Bogotazo, el 9 de abril de 1948. Debido a los serios incidentes de orden público que tuvieron lugar en la capital, El Tiempo, al igual que su colega El Espectador, dejó de circular por tres días.[11]

La situación política continuó empeorando. Ospina cerró el Congreso, decretó el estado de sitio y se impuso la censura.[22]

Clausura de El Tiempo y aparición de "Intermedio"

La censura de prensa, instaurada por Ospina Pérez, y que había continuado durante los gobiernos de Laureano Gómez y Roberto Urdaneta Arbeláez, se intensificó durante la dictadura del general Gustavo Rojas Pinilla. La noche del 3 de agosto de 1955,[29]

El régimen ordenó a El Tiempo publicar en primera plana una nota en la que se le presentaban disculpas al Presidente de la República por “agraviar injustamente” al gobierno que él encabezaba, ya que la versión oficial, y por tanto, la única permitida, era la del accidente.[26]

Logotipo de "Intermedio", que circuló en sustitución de El Tiempo, entre el 21 de febrero de 1956 y el 7 de junio de 1957

Viendo que el cierre del periódico significaba, por un lado, una enorme pérdida económica, y por el otro, el dejar sin trabajo a casi un millar de empleados, Eduardo Santos decidió fundar la Casa Editorial El Tiempo, distribuyendo parte de las acciones que él poseía en compañía de su esposa, entre el grupo familiar Santos, Roberto García-Peña y varios altos funcionarios de vieja data del periódico.[36]

El 10 de mayo de 1957, tras un paro cívico nacional que se extendió por varios días, Gustavo Rojas Pinilla renunció a la presidencia,[33]

Reaparición y adhesión al Frente Nacional

El Tiempo regresó el 8 de junio de 1957, y a manera de continuación de la caricatura de Chapete en la primera edición de "Intermedio", esta vez presentó en su portada la imagen de un anciano (el tiempo) que, sobre un escenario en el que hay unas cadenas rotas, se dirige al público con la famosa frase de Fray Luis de León: "Como decíamos ayer..."[45]

En ese nuevo panorama de coexistencia pacífica entre liberales y conservadores, el diario mostró su pleno respaldo al Frente Nacional en sendos titulares a lo ancho de la página y en sus respectivos editoriales,[52]

Placa conmemorativa de la fundación del periódico en el Edificio El Tiempo

Con motivo de los 50 años de fundación del diario, el 30 de enero de 1961, se inauguró oficialmente el Edificio El Tiempo de la Avenida Jiménez con Carrera Séptima[58]

La primera parte de la década del 70, trajo consigo la pérdida de los dos hermanos Santos. Calibán murió el 28 de septiembre de 1971, apenas cuatro días después de escribir por última vez su "Danza de las Horas",[63]

Edificio de El Tiempo en la Avenida El Dorado con carrera 69, en Bogotá

Finales del siglo XX

La era del linotipo terminó el 27 de abril de 1978.[69]

Hernando Santos Castillo "Hersán" sustituyó a Roberto García-Peña, el 18 de julio de 1981,[73]

Desde último tercio de los años 70 y comienzos de los 80, el periódico ha publicado revistas especializadas en diferentes temas. Así, aparecieron "Carrusel" (temas femeninos, moda y decoración),[75]

Para celebrar la edición 25 mil, se creó la llamada "Cápsula de El Tiempo", un dispositivo hermético en el que se depositaron 1.408 elementos pertenecientes a la vida cotidiana del siglo XX, entregados por ciudadanos de todo el país. La cápsula fue enterrada en el jardín del edificio, el 3 de marzo de 1983,[79]

A raíz de la ola de violencia desatada contra los periodistas por parte del narcotráfico a mediados de los 80, y luego del asesinato de Guillermo Cano Isaza,[82]

El 21 de marzo de 1988 se presentó la nueva diagramación del periódico,[68]

Con la creación de las ediciones regionales, fueron naciendo diferentes separatas dedicadas a cada parte del país,[85]​ La mayoría de estas separatas empezaron a circular de manera semanal, en formato tabloide, y paulatinamente se convirtieron en secciones diarias, en formato universal.

El siglo XXI

Tras la muerte de Hernando Santos Castillo, asumieron el cargo los últimos directores de El Tiempo pertenecientes a la Familia Santos: Enrique Santos Calderón y Rafael Santos Calderón. El 1° de agosto de 2007 se concretó la adquisición del 55% de las acciones del periódico y el 40% de City TV, por parte del Grupo Planeta.[89]Luis Fernando Santos ocupó el cargo simbólico de presidente de la junta directiva, hasta que éste fue suprimido. En la actualidad, únicamente queda Rafael Santos Calderón como director de publicaciones.

El domingo 30 de enero de 2011, El Tiempo cumplió 100 años,[93]

Ante el fracaso del proceso de la licitación para el tercer canal privado de televisión nacional, en el que estaba concursando el Grupo Planeta para lograr la adjudicación, y por ende, El Tiempo,[2]

A lo largo de la década ha habido dos grandes cambios. El 3 de octubre de 2010 se presentó el rediseño del diario,[104]

Other Languages
català: El Tiempo
Deutsch: El Tiempo
euskara: El Tiempo
suomi: El Tiempo
occitan: El Tiempo
português: El Tiempo
русский: El Tiempo
svenska: El Tiempo