El Señor de los Anillos: las dos torres

El Señor de los Anillos: las dos torres (título original en inglés: The Lord of the Rings: The Two Towers) es una película basada en el segundo tomo de la novela El Señor de los Anillos, del escritor británico J. R. R. Tolkien. Es la secuela de La Comunidad del Anillo y precede a la última entrega de la serie, El retorno del Rey.

Fue dirigida por el director neozelandés Peter Jackson y escrita por él mismo, junto con su esposa Fran Walsh y Philippa Boyens. Los actores aportaron ideas durante el rodaje, hecho que, junto con las protestas de los fans por informaciones filtradas en Internet, hizo que el guion sufriera numerosas modificaciones.[4]

La trama de la película comienza tras la disolución de la Compañía del Anillo. Boromir ha muerto a manos del jefe de los uruk-hai, Lurtz, en un intento de salvar a los hobbits Meriadoc Brandigamo y Peregrin Tuk, que acaban siendo capturados. Frodo Bolsón y Sam Gamyi parten solos hacia Mordor para destruir el Anillo Único en el Monte del Destino, mientras que Aragorn, Gimli y Legolas persiguen a los uruks con el fin de liberar a sus amigos capturados.

Las dos torres se estrenó el 18 de diciembre de 2002[7]

En carteles oficiales y otros productos, Jackson decidió usar como torres a Orthanc y Barad-dûr, las dos torres del mal, aunque Tolkien nunca dejó claro de cuáles se trataban. En una carta dirigida a Stanley Unwin, presidente por aquel entonces de la editorial encargada de la publicación de El Señor de los Anillos, George Allen & Unwin, Tolkien decía que la identidad de las torres quedaba en la ambigüedad, pues podría referirse tanto a Orthanc y Barad-dûr (las dos torres relacionadas con el enemigo), como a Minas Tirith y Barad-dûr (las dos torres más poderosas de cada bando) o a Orthanc y Cirith Ungol (las dos torres que aparecen en los últimos pasajes de los libros III y IV del tomo).[8]

Argumento

Tras internarse en Emyn Muil, Frodo Bolsón y Sam Gamyi se encuentran con la criatura Gollum, que intenta quitarles el Anillo por la fuerza pero, al verse vencido, promete a los hobbits guiarlos hasta Mordor. Tras sacarlos de Emyn Muil y atravesar la Ciénaga de los Muertos, llegan al Morannon, la «Puerta Negra» de Mordor. No obstante, la gran protección que tiene les imposibilita entrar por ahí y Gollum les propone tomar el camino secreto de Cirith Ungol. Durante el viaje, se encuentran con una tropa avanzada de montaraces de Gondor dirigida por Faramir, hijo del senescal de Gondor y hermano de Boromir, quien los toma como prisioneros y descubre que portan el Anillo Único. Faramir cuenta a los hobbits que Boromir ha muerto y que fue encontrado en un bote élfico. Esto hace pensar a Frodo, pues creía que Boromir solo quería el Anillo, y por su hermano descubre que murió protegiendo a la Compañía, tal y como habían jurado todos sus miembros al salir de Rivendel. Faramir decidió llevarlos ante su padre, pero, a su paso por la derruida ciudad de Osgiliath, los soldados gondorianos se encuentran combatiendo a las fuerzas de Sauron conducidas por algunos Nazgûl. Al darse cuenta del maligno poder del Anillo sobre Frodo, al que casi captura uno de los Nazgûl, Faramir decide liberarlos para que completen su misión.

Mientras tanto, los uruk-hai que llevan prisioneros a Merry Brandigamo y Pippin Tuk son abatidos por los jinetes de Rohan exiliados y los hobbits consiguen escapar de la batalla, internándose en el bosque de Fangorn. Aragorn, Legolas y Gimli, que habían ido tras ellos, se encuentran con los restos de la batalla y siguen las huellas de sus amigos hasta el interior del bosque. En él se reencuentran con Gandalf, al que creían muerto tras su caída por el puente de Moria, y una vez les informa de que ha dejado a Merry y Pippin en buenas manos, se dirigen juntos a Edoras, capital de Rohan, para hablar con el rey Théoden. Sin embargo, éste se encuentra hechizado por Saruman gracias a la ayuda del consejero del rey, Gríma, que trabaja en secreto para el mago. Bajo su influjo, desterró a su sobrino Éomer tras la muerte de Théodred, su hijo y heredero al trono. Gandalf logra liberarle y Théoden decide refugiar a su pueblo en la fortaleza del Abismo de Helm con el fin de no arriesgarse a un conflicto abierto con Isengard en Edoras.

Saruman envía a un ejército gigantesco de uruk-hai a destruir el Abismo de Helm, mientras Gandalf va en busca de los rohirrim exiliados para la batalla. El elfo Haldir, del bosque de Lothlórien, acude con un pequeño ejército de galadhrim en ayuda de Rohan y juntos consiguen resistir hasta la llegada de Gandalf, Éomer y numerosos rohirrim, que derrotan a los uruks.

Mientras tanto, Pippin y Merry, que habían sido confiados por Gandalf al ent Bárbol, acuden junto con él a un concilio entre varios miembros de su raza en el que estos decidirían que hacer respecto a la guerra. Tras largo tiempo dialogando, deciden que no es asunto suyo. No obstante, cuando Bárbol lleva a los hobbits fuera del bosque, descubre que Saruman ha talado muchos árboles y con su grito atrae de nuevo a todos los ents, que marchan hacia Isengard y la destruyen.

Tras estas victorias, Gandalf y el resto creen que ha llegado la hora de librar la batalla final, que se decidirá en Gondor y donde todos jugaran sus últimas cartas por el futuro de la Tierra Media.

Other Languages
srpskohrvatski / српскохрватски: The Lord of the Rings: The Two Towers