El Satiricón

Edición de El Satiricón de Pierre Pithou, París, 1587.

El Satiricón (o "las Satyrica"; a veces: Satyricon) es una novela satírica escrita en latín y atribuida, con polémica, a Petronio. La novela, considerada una de las primeras en la literatura mundial, combina verso y prosa, latín clásico y vulgar. Está constituida por una narración enmarcada (por lo general, titulada Las aventuras de Encolpio) y tres narraciones incrustadas: Historia del efebo de Pérgamo, el Cuento de la Matrona de Éfeso y la Cena de Trimalción, así como numerosas tramas de todo tipo que se suceden de forma correlativa.

La historia cuenta las aventuras en la etapa inicial del Imperio romano (muy probablemente, antes del final del siglo I d.C.) de dos jóvenes, Encolpio y Ascilto, así como del joven amante del primero, el adolescente Gitón. Encolpio ha sido castigado por el dios Príapo haciéndole víctima de una impotencia sexual, mientras que su amigo y rival, Ascilto, ambiciona el amor de Gitón. Durante sus vagancias, se les invita a una espléndida fiesta organizada por un rico liberto, Trimalción, de cuya casa logran escapar. Acompañados por el poeta Eumolpo, se embarcan en el barco de Licas y caen en naufragio, después de una tormenta cerca de Crotona. Encolpio va después al encuentro de Circe, una residente de Crotona pero, golpeado de nuevo de impotencia, decide buscar tratamiento en Enotea, sacerdotisa de Príapo. La historia sigue con diversos fragmentos, de extensiones desiguales.

La identidad del autor del Satiricón sigue siendo objeto de controversia. Está a la vez identificado con alguien cercano al círculo privado de Nerón, con un secretario de Plinio el Joven, con un masaliano (habitante de Masalia, antigua comuna de Marsella) de origen desconocido, o incluso con varios autores diferentes. La autoría de Petronio sobre el Satiricón se ha recuestionado tras el estudio  del contexto social y político de la novela. Sobre la base de fuentes de la tradición de la novela griega, concretamente las Historias milesias de  Arístides, el Satiricón es el primer antecedente conocido de la novela picaresca. Como innovación literaria en la Antigüedad, podría ser considerada la primera novela europea. La historia de la transmisión del texto hasta nuestros días es compleja: el Satiricón actual surge de una serie de manuscritos cuyos recorridos se desconocen al detalle. La edición princeps del Satiricón se publica bajo el nombre del autor «Petronius Arbiter», en Milán en 1482, pero la primera edición completa de la novela fue publicada en Amsterdam en 1669.

La identificación genérica, así como el legado de Petronio, se reconocen en el título de la novela. De hecho, es una derivación del latín satura, que significa mezcla, popurrí pero también hace alusión a las historias que versaban sobre los sátiros. La ambigüedad y el doble sentido hacen del Satiricón a la vez una novela acerca del libertinaje sexual y moral, y el receptáculo de narraciones incrustadas que anticipa la novela moderna. A pesar de varias incoherencias narrativas, el Satiricón está escrito en « latín vulgar» y da muestra de la búsqueda estética y sociológica de Petronio.

La trama se basa principalmente en la huida y errancia de los personajes. Estos, y en particular el trío protagonista, son retratados como jóvenes marginales, objetos de la violencia de la sociedad y de las mujeres. Novela también sobre la homosexualidad y el homoerotismo, los detalles que proporciona Petronio en ella nos han permitido tener una visión más amplia de las costumbres romanas. El Satiricón se concibe como un mensaje a la civilización. Por la descripción que hace de la decadencia y la vida marginal, su autor testimonia el desarraigo de la juventud romana antigua, presa de la violencia y la doblez. Considerada también la novela de los libertos, la observación satírica se suma a una parodia constante hecha a los grandes textos grecorromanos clásicos, en particular a la Odisea.

Petronio describe el mundo, los comportamientos y la vida diaria romana a la manera de un naturalista. Sus personajes, especialmente en su psicología y sus relaciones interpersonales, alcanzan una dimensión moderna. El Satiricón ha influido profundamente la literatura mundial y ha sido adaptada a cine, entre otros por el director italiano Federico Fellini en 1969, así como a novela gráfica y ópera.

Resumen y ordenación

Resumen

La historia del Satiricón, concretamente de la versión actualmente en circulación, se puede estructurar, según los estudiosos franceses Hubert Zehnacker y Jean-Claude Fredouille[1] .

Las «primeras aventuras» (capítulos I a XXVI) revelan una acción que transcurre en primer lugar en una ciudad costera de la región de Campania antigua, tal vez Pozzuoli. Tras haber escuchado al orador Agamenón discurrir acerca de la elocuencia y la educación, el narrador, Encolpio, queda confundido y llega a un lupanar hasta encontrarse en una infame caupona donde encuentra a Ascilto, con el que se bate por la propiedad en exclusiva del joven Gitón. Encolpio y Ascilto, que robaron un abrigo, tratan de revenderlo en el mercado. Ven en las manos de un comerciante una vieja túnica que hubieron perdido anteriormente y en cuyo revestimiento escondieron sus monedas de oro. Tratan de intercambiar el abrigo por la túnica, sin darse cuenta de que al poco tiempo, en su errancia, interrumpen al esclavo de la sacerdotisa de Príapo[2] . El trío de amigos logra escapar, tras lo que una esclava de Agamenón les recuerda que están invitados a cenar en casa de Trimalción.

Comienza entonces la Cena de Trimalción (Cena Trimalcionis, Capítulos XVII a LXXVII): el trío protagonista se encuentra tras invitación en casa del liberto sirio Trimalción, que posee una suntuosa vivienda, descrita con detalle por el narrador. La cena es igualmente referida con minuciosidad, tanto los diferentes y exóticos platos como los propósitos de su anfitrión y el resto de invitados. Divertimentos de toda clase avivan la noche: bailes, acróbatas y narraciones de todo tipo se siguen unas a otras. Cuando el marmolista Habinnas hace su entrada, todos los asistentes están ya ebrios. Tras la llegada de los esclavos, Trimalción hace lectura de su testamento y describe su monumento funerario. Entonces, todos los convidados acuden a los baños, donde Trimalción cuenta la historia de su vida anterior como esclavo hasta que se emancipó. Ascilto aprovecha la somnolencia de Encolpio para sodomizar a Gitón, y logra convencerle para que parta con él. Al darse cuenta de la desaparición de Gitón, Encolpio abandona a su vez la casa de Trimalción[3] .

La tercera sección relata la «infidelidad y vuelta de Gitón» (capítulos LXXIX a XCIX): Gitón va de la compañía de Ascilto, lo que provoca la desesperación de Encolpio. Éste se reúne entonces en una galería de cuadros ( pinacotheca) con el poeta de baja estofa Eumolpo. Hablan de algunos cuadros cuyos significado se le escapa. El poeta le refiere discursos obsoletos y pesimistas, tras lo que recita para él un poema acerca de la conquista de Troya. Encolpio se topa de nuevo con Gitón y junto con Eumolpo, se embarcan en el primer navío que sale con destino[3] .

En la cuarta parte del texto, «la navegación» (secciones C a CXXV), los tres amigos se enteran de que el barco pertenece a Licas, antiguo amo de Encolpio y Gitón. La esposa del capitán, Trifena, se apropia de Gitón, haciéndole amante suyo. Gitón quiere a estas alturas emascularse, y mientras Licas, capitán del barco, discurre acerca de las falsas creencias del mundo y la doctrina de Epicuro, tratan entonces de escapar, pero son capturados de nuevo. Tras una pelea general, todos se reconcilian. Escuchan la fábula de La Matrona de Éfeso narrada por Licas. Pero pronto estalla una tormenta y el barco se hunde. Los tres amigos naufragan hasta una playa cerca de la ciudad de Crotona. Aprenden que los captores de testamentos están allí fuera de control. Interesados por este modo sencillo de hacer algo de dinero, deciden profundizar más en el tema. Eumolpo declama después un poema sobre la guerra civil romana[4] .

La última parte narra las aventuras de Encolpio y Circe. Para ganarse la vida en Crotona, Encolpio se prostituye. Se reúne con una mujer miembro de una familia de patricios y vecina de Crotona, Circe (capítulos CXXVI a CXLI): sus encuentros amorosos son descritos en detalle, así como la insuficiencia sexual sufrida por Encolpio y los correspondientes reproches de Circe. Creyendo ser víctima de un hechizo de Príapo, Encolpio pide consejo a Proseleno, sacerdotisa de este dios. Ella lo golpea con su escoba después de recitar una letanía pero el hechizo no se rompe. Encolpio decide después buscar tratamiento en Enotea, también sacerdotisa de Príapo. Esta última le introduce en el ano un fascinum [nota 2] de cuero recubierto de aceite y pimienta y a continuación, sacude su sexo con un manojo de ortigas verdes. Encolpio ve su sexo de nuevo vigorizado[5] .

Fragmentos, muy desarticulados, siguen a estas aventuras y de nuevo vuelven al episodio sobre los captores de testamentos en Crotona. Se desconoce cómo termina la novela[5] .

Ordenación

El Satiricón es un «agregado de fragmentos dispersos o ideados para adaptarse a la traducción manuscrita»[8] .

El relato transcurre en primer lugar en Campania, en una ciudad no especificada cerca de Nápoles, Pompeya o tal vez Oplontis, incluso Herculano y, finalmente, en Crotona[9] .

Other Languages
български: Сатирикон
català: Satiricó
čeština: Satirikon
dansk: Satyricon
English: Satyricon
Esperanto: Satirikono
eesti: Satyricon
suomi: Satyricon
français: Satyricon
italiano: Satyricon
Latina: Satyricon
Nederlands: Satyricon (boek)
norsk bokmål: Satyricon (roman)
português: Satíricon
română: Satyricon
srpskohrvatski / српскохрватски: Satirikon
svenska: Satyricon
українська: Сатирикон