El Periódico de Catalunya

El Periódico de Catalunya
Para gente comprometida
El Periódico de Catalunya newspaper logo.PNG
TipoDiario, matutino
FormatoBerlinés
PaísEspaña
SedeBarcelona
Fundación26 de octubre de 1978
Fundador(a)Antonio Asensio Pizarro
GéneroInformación general
IdiomaEspañol y catalán
TiradaDecrecimiento 105.479[1]
DifusiónDecrecimiento 81.464[1]
Propietario(a)Grupo Zeta
Director(a)Enric Hernández
Sitio webwww.elperiodico.com

El Periódico de Catalunya es un diario de información general de pago y de distribución matinal, editado en Barcelona en doble versión: en catalán y en español. Tiene su redacción en un edificio de la calle Consell de Cent, en pleno distrito del Eixample, y cuenta con corresponsales propios en las principales ciudades del mundo.

Pertenece al Grupo Zeta e ideológicamente está considerado constitucionalista y progresista. Formalmente se caracteriza por el gran tratamiento gráfico y la impresión de todas sus páginas en color. En el año 2006 El Periódico tiene un precio de 1,30 euros de lunes a sábado, y de 2 euros los domingos, día en que incluye la revista Dominical y los suplementos Airbag y Cuaderno del Domingo.

Según datos certificados por la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD) y referidos al período de enero a diciembre de 2010, el promedio de tirada de El Periódico de Catalunya fue de 168.911 ejemplares y el promedio de difusión de 133.055.[3]​ como otros medios de comunicación en soporte papel o digital.

Historia

Primeros años

Fundado por el barcelonés Antonio Asensio Pizarro, El Periódico de Catalunya publicó su primer ejemplar el 26 de octubre de 1978,[6]

El Periódico vino a ocupar un espacio mediático vacío en Cataluña: un diario, redactado íntegramente en castellano, de ideología constitucionalista y progresista. Además, dio desde el principio gran cobertura a las informaciones sobre la ciudad de Barcelona y sobre deporte, que no tenían tanto espacio en el resto de diarios generalistas. Esto propició la captación no sólo de nuevos lectores no acostumbrados a comprar prensa, sino también de lectores de otros periódicos.

Su salida al mercado supuso la apuesta por un nuevo concepto de periódico impreso, al dar gran relevancia a los elementos gráficos, creando un modelo que coincidiría en parte con el que, cuatro años después, USA Today revolucionaría la prensa de los Estados Unidos.

La primera redacción, situada en la calle Roger de Lauria de Barcelona, estuvo dirigida por un equipo directivo dirigido por Antonio Franco y formado por los subdirectores Enrique Arias Vega, José Luis Orosa y Julián Lago, y los periodistas Fernando Jáuregui, Ramón Miravitllas, José Luis Erviti y Juan Fermín Vílchez. Desde el principio contó con prestigiosos articulistas de todo el espectro ideológico: Emilio Romero Gómez, Manuel Martín Ferrand, Amando de Miguel, Cándido, Montserrat Roig, Manuel Vázquez Montalbán, o Antonio Álvarez-Solís. A partir de 1980 y hasta 1989 incluyó la tira cómica Quico el progre, de J. L. Martín.[7]

Ediciones de El Periódico en español (cabecera roja) y en catalán (cabecera azul).

Etapa reciente

Desde octubre de 1997[9]

En los últimos años ha iniciado una política de expansión, con la creación de cabeceras hermanas en diversas provincias españolas y en Andorra. Así, ha impulsado la creación de El Periòdic d'Andorra, El Periódico de Aragón (1990), El Periódico de Extremadura y El Periódico Mediterráneo. Todos estos periódicos comparten con El Periódico de Catalunya las características formales y gráficas, las informaciones sobre España y política internacional, los artículos de opinión y algunos editoriales; se diferencian por la cobertura de las informaciones locales y autonómicas.

En marzo de 2015 la familia Lara, propietaria de Editorial Planeta, entra en el capital de El Periódico de Catalunya al comprar un 5,75% del rotativo, tras refinanciarse la deuda, que en el verano de 2014 ascendía a 117 millones de euros. Entró en el consejo Marta García Lara, hija de José Manuel Lara Bosch.[10]​ La línea editorial del periódico ha ido pasando, a partir de entonces, desde la línea catalanista hasta la constitucionalista actual.[cita requerida]

En diciembre de 2017 el diario, que se autodefinía como constitucionalista, comenzó a dotar a la edición digital con más contenido de España. De esta manera, las noticias regionales dejaron de ocupar un lugar estratégico en la portada para dar cabida a otras noticias con mayor repercusión nacional.[11]