El Mercurio

El Mercurio
Diariamente necesario
El Mercurio.svg
El Mercurio Santiago - 1 de junio de 1900.JPG
Primera edición de El Mercurio de Santiago, 1 de junio de 1900
Tipo diario
Formato Broadsheet
País Flag of Chile.svg  Chile
Sede Avenida Santa María #5542, Santiago
Fundación 12 de septiembre de 1827
(Valparaíso, 190 años)
1 de junio de 1900
(Santiago, 117 años)
Fundador(a) Agustín Edwards Mac-Clure
Género Generalista
Ideología política Derecha, conservadurismo.
Idioma Español
Precio $ 500 (de lunes a viernes)
$ 700 (sábado y domingo)
Difusión Nacional
Propietario(a) Cristián Edwards del Río
Editor(a) El Mercurio S.A.P.
Director(a) Cristián Zegers Ariztía
Sitio web elmercurio.com
[ editar datos en Wikidata]

El Mercurio es un periódico chileno de tendencia conservadora fundado por Agustín Edwards Mac-Clure con varias ediciones a lo largo del país. Su edición más importante es la de Santiago, donde se publicó por primera vez el 1 de junio de 1900 y es distribuido nacionalmente con circulación diaria. Forma parte del GDA ( Grupo de Diarios de América) junto con otros periódicos importantes en Latinoamérica —como La Nación (Argentina), El Comercio (Ecuador), O Globo (Brasil), El Tiempo (Colombia), El Universal (México), El Comercio (Perú), El País (Uruguay) y El Nacional (Venezuela)—.

La edición de El Mercurio de Valparaíso, publicada a partir del 12 de septiembre de 1827, es el periódico en circulación más antiguo de Chile y del mundo en lengua castellana.[nota 1]

Historia

El Palacio Larraín Zañartu, sede del periódico entre 1902 y 1983.
Edición del Mercurio del 28 de mayo de 1908.

Agustín Edwards Ossandón adquiere en 1875 el edificio donde funcionaba el diario El Mercurio de Valparaíso para saldar las deudas que los hermanos Tornero tenían con él. Así su hijo Agustín Edwards Ross comienza a hacerse cargo de la edición de este periódico, dada su experiencia previa en el periódico La Época, el cual adquirió en 1882 (un año antes había sido fundado por Guillermo Puelma) y en el cual participaron autores como José Martí, Rubén Darío y Anatole France.[2]​ Posteriormente, Agustín Edwards McClure, decidió fundar el 1 de junio de 1900 El Mercurio de Santiago de carácter vespertino, y matutino desde 1902, adquiriendo para sí el Palacio Larraín Zañartu (Marquesado de Montepío) de la sucesión de doña Carolina Zañartu de Larraín. Si bien inicialmente se presentaba como la edición de Santiago del diario de Valparaíso, incluso con el logo y fecha de fundación de dicho diario, ya indicaba en su portada que era el Número 1 y el Año 1. Posteriormente sería conocido como El Mercurio y transformado en el principal diario del grupo.

En su primera editorial señalaba: Conocida es ya, hasta ser tradicional, la respetuosa y tranquila actitud de El Mercurio para discutir con tranquilidad inalterable las más graves materias del orden político, económico, administrativo o internacional. Con ello se determinó continuar la tradicional línea editorial de la compañía: apartarse de las luchas partidistas; entregarse por completo a las grandes causas del país; y moderar las pasiones extremas que en el futuro pudiesen dividir a los chilenos. Con ello buscaba competir también con los dos grandes diarios de la época en Santiago: El Ferrocarril (1855) y El Diario Ilustrado (1902).

Ataques durante el gobierno de Salvador Allende

El Mercurio sufrió constantes ataques por parte del gobierno de Salvador Allende, debido a que se trató de expropiar el medio, influir en su manejo administrativo, del personal, y vetar los contenidos informativos y editoriales. Todo ello generó un clima de tensión persistente por ambas partes. El objetivo declarado del presidente de la República y de su gobierno era expropiar la producción de papel para controlar la prensa y su información.[ cita requerida] En 1971 diez inspectores y dos abogados se apersonaron en las oficinas del medio y de Editorial Lord Cochrane con objeto de buscar delitos contables. Para justificarla, René González, jefe del Departamento de Investigación de Delitos Tributarios argumentó que era parte de las atribuciones de su repartición fiscalizar las empresas, para lo cual confiscaron los libros de cuentas.[3]

En 1972 el Ministro de Economía, Orlando Millas, declaró la necesidad de traspasar al "área social" la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones, ya que si esto se producía era evidente que El Mercurio no podría imprimirse. Se realizó una campaña pública para impedir el traspaso de propiedad al Estado, que tuvo como lema «La papelera, No». Asociado a ello, se produjo la fijación del precio del papel, que sumió en una crisis a la CMPC y al grupo Matte, su controlador, tuvo su primera satisfacción cuando en octubre de 1973, apenas un mes después del 11 de septiembre, se liberalizó el precio del papel.[4]

Paralelamente, en el Congreso Nacional y en la prensa adherente al gobierno se difundió una denuncia sobre la participación de integrantes con armamentos en este medio de comunicación, lo que llevó a una investigación minuciosa sobre lo dicho. Por petición del Ministro del Interior, José Tohá, se designó un Ministro en visita, pero luego de efectuarse el trámite correspondiente se comprobó la falsedad de la denuncia.[5]

Durante el tiempo del gobierno de Allende el diario sobrellevó varios atentados contra la infraestructura y personal lo que aumentó la oposición de la empresa periodística hacia las autoridades por las violentas acusaciones emitidas.[6]

A raíz de haber producido una declaración del Presidente del Partido Nacional, Senador Sergio Onofre Jarpa, en que la colectividad denunciaba los atropellos del Gobierno a la Constitución y a la Ley, insistiendo en declaraciones ya hechas por los tribunales y respaldadas por el Congreso, en orden a la quiebra del estado de derecho, el Gobierno demandó ante los tribunales a las autoridades de esa colectividad política y pidió sancionar a El Mercurio con la suspensión de sus ediciones. El Ministro de la Corte de Apelaciones designado para sustanciar la causa, Señor Raúl Moroni, acogió la petición y ordenó suspender por seis días a nuestro diario

Mónica Rojas, periodista de El Mercurio, señala: "El Mercurio estaba siendo presionado en forma reiterada por la Unidad Popular, a través de censuras, denuncias y querellas por infracción a la Ley de Seguridad Interior del Estado. Incluso, en junio de 1972 el diario no salió a circulación por orden judicial (fue la primera vez en toda su existencia que ello sucedía).[8]

Hermógenes Pérez de Arce, columnista y abogado, relata que "Hubo un conflicto interno entre el personal" en El Mercurio de Santiago, porque se estaban formando grupos para adquirir el mando y dirección de este medio de comunicación. Por consiguiente "Se querían tomar el diario, todos esperábamos el golpe por parte de los marxistas". A pesar de ello, prosigue, "La mayoría del personal era de derecha por eso que fue muy fuerte el apoyo hacia la empresa", a raíz de los constantes ataques contra la infraestructura del medio de comunicación en que "tiraron piedras, estallaron bombas, a veces encontramos todo desbaratado".[9]

Apoyo económico de Estados Unidos

"...Además de financiar a los partidos políticos (opositores a Allende n.del a.)-dicen los informes- el Comité 40 (organismo de los servicios secretos norteamericanos) aprobó grandes sumas para sostener a los medios de oposición y para mantener así una campaña oposicionista implacable. La CIA gastó un millón y medio de dólares para apoyar a "El Mercurio", el principal periódico del país y el canal más importante de propaganda contra Allende. Según documentos de la CIA, estas gestiones significaron un papel significativo en la preparación del escenario para el golpe del 11 de septiembre de 1973..."

Comité Church y Pike[10]​del Senado de Estados Unidos

"...Tanto el gobierno de Estados Unidos, como la ITT chorrearon dinero (were funneling money) en manos de individuos asociados al diario ("El Mercurio")"

Comité Church y Pike[10]​del Senado de Estados Unidos
1970
  • 25 de marzo: El Comité de los 40 aprueba 125 000 dólares para una "operación de descrédito de la Unidad Popular".[10]
  • 27 de junio: Se acuerdan 300 000 dólares adicionales.[12]
  • 9 de septiembre: Se aprueban 700 000 dólares para El Mercurio.[10]
1972
  • 11 de abril: Otros 965 000 dólares para El Mercurio.[10]
  • 15 de mayo: ITT deposita 100 000 dólares en Suiza.[10]
1973
  • 11 de abril: Se acuerdan 300 000 dólares adicionales para El Mercurio.[12]

Comité Church

Más detalles fueron revelados por las investigaciones del Senador Frank Church ( Select Committee to Study Governmental Operations with Respect to Intelligence Activities) en 1975.

"La CIA mantiene una red de centenares de individuos a lo largo y ancho del globo que entregan inteligencia para la CIA además de tratar de influenciar la opinión en sus países por medio de propaganda encubierta. Estos individuos proveen a la CIA acceso directo a un sinnúmero de periódicos y tabloides , servicios periodísticos y agencias noticiosas, estaciones de radio y televisión, editores de libros comerciales y medios extranjeros."

Reporte del Congreso de los Estados Unidos publicado en 1976

Church arguyó que desinformar al mundo le costaba a los contribuyentes de Estados Unidos US$ 265 millones al año.[14]

En febrero de 1976, George H. W. Bush, recientemente nombrado director de la CIA, anunció una nueva política:

Efectivo inmediatamente, la CIA no volverá a pagar o contratará a ningún periodista o dueño de periódicos, a tiempo completo o parcial acreditado en algún servicio de noticias, periódico, radio o televisión norteamericanos (No dice nada de los del resto de mundo). "Sin embargo, la CIA continúa "bienviniendo" la cooperación voluntaria no paga de periodistas de este país.[15]

Reporte Joyas de la Familia

De acuerdo al reporte " Joyas de la Familia", entregado por el National Security Archive el 26 de junio de 2007, durante el período comprendido entre el 13 de marzo de 1963 y el 15 de junio de 1963, la CIA grabó y espió a los reporteros basados en Washington.

Actualidad

El 31 de agosto de 1983 (dos años después de la creación de la sección de Diseño Periodístico), el periódico publicó su primera infografía: un croquis explicativo del atentado a Carol Urzúa.[16]

En la actualidad, además de las ediciones impresas, existe una versión del periódico en línea y un portal de noticias basado en la publicación periódica, El Mercurio Online o EMOL. También ha cambiado el formato en el cual se entregan las noticias. Mientras que ha mantenido su formato broadsheet, desde fines de los '80 se publica regularmente a color (anteriormente limitado a ediciones especiales y suplementos), además de adaptarse a un modelo semi-europeo, muestra de aquello fueron las páginas de opinión y editoriales, ubicadas en la segunda y tercera páginas respectivamente, así como el retiro de la sección de tiras cómicas hacia 1989 (aunque a finales de 2011 se empezaron a publicar Flips & Flops, historieta relativa a la contingencia financiera nacional) y Gaturro (historieta de humor argentina, dibujada por Nik) desde el 24 y 31 de diciembre respectivamente en la edición sabatina del periódico. Sin embargo el diario ha revertido esta tendencia, debido a que en 2008 su clásica estructura ha sido transformada en una sucesión de titulares y fotografías, principalmente para atraer a los sectores más populares, pese a que su precio es aún relativamente elevado, lo que ha provocado gran cantidad de comentarios.[17]

Other Languages
Deutsch: El Mercurio
English: El Mercurio
français: El Mercurio
italiano: El Mercurio
português: El Mercurio
svenska: El Mercurio