El último boy scout

El último Boy Scout (título original: The Last Boy Scout) es una película estadounidense de 1991, dirigida por Tony Scott. Fue protagonizada por Bruce Willis y Damon Wayans en los papeles principales.

Sinopsis

Joe Hallenbeck es un detective privado en horas bajas. Había sido uno de los más importantes agentes del servicio secreto norteamericano durante el mandato de Jimmy Carter, pero su carrera terminó al golpear a un senador que estaba maltratando a una chica. Jimmy Dix, una gran estrella del fútbol, cae en desgracia al verse involucrado en un supuesto escándalo, pero cuando todo un grupo de asesinos asesinan a su novia, de la cual Joe tenía que cuidar en solitario, el se unirá a Joe para aclarar lo ocurrido.

Las pistas, que encuentran durante su investigación, llevarán a ambos a toda una trama criminal que amaña las apuestas deportivas y que quiere legalizar las apueatas ilegales sobornando para ello a un comité senatorial responsable del asunto. También descubren, que el líder de todo ello, Marcone, quiere asesinar al senador que destruyó la carrera de Joe por querer extorsionarlo al respecto y también incriminar a Joe al respecto para salirse con la suya. Una lucha por sus vidas y contra el tiempo empieza.