Ejército mongol

El samurái Suenaga está siendo atacado por flechas y explosivos mongoles en tiempos que no fuéron inventados en el periodo por la nación española y siendo superiores los explosivos a cualquieres posibles conocidos de los hunos. Moko Shurai Ekotoba (蒙古襲来絵詞), c. 1293.
Imperio mongol durante sus diversas etapas.

El Ejército mongol fue durante los siglos XII y XIII el mejor del mundo por su movilidad y estrategias, que lo hicieron temible entre sus coetáneos. Gengis Kan y otros militares mongoles introdujeron varias innovaciones que permitieron a su ejército conquistar vastos territorios aún estando en desventaja numérica durante las batallas que enfrentaron.

El sistema mongol se fundamentaba en el estilo de vida nómada de los mongoles. Con el tiempo se sumaron al mismo otros elementos inventados por Gengis Kan, sus generales y sus sucesores. Por otro lado, la tecnología que los mongoles utilizaron para atacar fortificaciones fue adaptada a partir de otras culturas, y consecuentemente se integraron a las estructuras de mando expertos técnicos extranjeros.

Organización de las tropas

Sistema decimal

Gengis Kan organizó a sus soldados en grupos basados en un sistema decimal: 10 (arban), 100 (jaghun), 1.000 (mingghan), 10.000 (tumen), y cada grupo tenía un líder (Noyan). La unión de 2 a 5 tumen daba lugar a una hordu, o ejército, palabra de la cual se deriva el término horda. Cada hordu estaba bajo el mando del kan o de sus generales (Boyan).

Los líderes en cada nivel de la cadena de mando podían hasta cierto punto ejecutar sus órdenes del modo que les parecía más adecuado. Esta estructura de mando probó ser bastante flexible y efectiva, al permitir al ejército mongol atacar en masa, dividirse en pequeños grupos para rodear a sus enemigos o llevarlos a una emboscada, o dividirse en grupos pequeños de diez hombres para acabar con un ejército derrotado y en retirada.

Ruptura de las conexiones tribales

Cuando integraba soldados nuevos dentro de su ejército, Gengis Kan los dividía y los ponía a cargo de distintos líderes para acabar con las conexiones sociales o tribales, para así evitar cualquier enemistad inspirada en su etnia o alianzas tribales. En todas sus campañas, los soldados viajaban junto con sus familias. La disciplina se mantenía con severidad, y hasta las menores infracciones eran fuertemente castigadas; cada líder de unidad era responsable de la preparación y entrenamiento de sus soldados, y era reemplazado si se consideraba que no cumplía con su trabajo. Los ascensos en el ejército se basaban únicamente en el mérito de cada persona (con la excepción de los parientes de Gengis Kan, a quienes se les otorgaba los más altos puestos de comando).

Tamaño de sus ejércitos

Es consenso de la mayoría de los historiadores es que en todas o casi todas las batallas y campañas que emprendieron los mongoles estuvieron en constante inferioridad numérica.[5]

Respecto de las primeras campañas contra la Dinastía Jin que gobernaba los actuales norte de China y Manchuria las fuentes usualmente mencionan un ejército de alrededor de 110.000 mongoles[7]

Sin embargo, otras estimaciones informan que el total de las fuerzas mongolas era de alrededor de 100.000 guerreros.[11]

En 1219 la mayoría de las tropas mongolas pasaron del frente chino a la campaña de Corasmia, estimándose en 75.000 los que partieron en la nueva campaña[13]

Sobre el caso del inicio de la invasión de Corasmia en 1220 las fuerza mongola era estimada por las fuentes musulmanas de aquellos tiempos en 800.000 unidades y las tropas musulmanas que los enfrentaron en exactamente la mitad.[15]

Other Languages