Ejército de Resistencia del Señor

Ejército de Resistencia del Señor
Flag of Lord's Resistance Army.svg
Operacional 1987-presente
Liderado por Joseph Kony
Vincent Otti 
Raska Lukwiya 
Okot Odhiambo
Dominic Ongwen
Odong Latek 
Objetivos Creación de un estado teocrático en Uganda
Regiones activas Uganda
Ideología fundamentalismo cristiano
espiritismo
protestantismo cristiano
antiecumenismo
Aliados Bandera de Sudán Sudán (1994-2002).
Enemigos Bandera de Uganda Fuerza de Defensa del Pueblo de Uganda
Bandera de República Democrática del Congo Fuerzas Terrestres de la República Democrática del Congo
Bandera de las Naciones Unidas MONUC
Bandera de Estados Unidos  Estados Unidos
Tamaño 500-9000
[ editar datos en Wikidata]
Dos mujeres cuyos labios fueron cercenados por miembros del ERS departen en Gulu.

El Ejército de Resistencia del Señor (ERS), conocido internacionalmente por sus siglas en inglés, LRA (Lord's Resistance Army),[1] es una organización extremista cristiana, que opera principalmente en el norte de Uganda, combatiendo contra el gobierno de dicho país, en lo que constituye uno de los mayores conflictos armados de África. Su líder es el fanático Joseph Kony, autoproclamado médium espiritual, quien pretende establecer un régimen teocrático basado en el cristianismo. El ERS ha sido acusado por diversos grupos de defensa de los derechos humanos de cometer graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario, incluyendo el secuestro de personas, la utilización de niños soldados y un gran número de masacres.

Se calcula que desde su fundación en 1987, el ERS ha secuestrado cerca de 20 000 a 30 000 niños que son utilizados como soldados y esclavos sexuales.[3]

Las principales víctimas de este grupo armado son acholi, habitantes de la región de Acholilandia, en el norte de Uganda. Sin embargo, el ERS actúa en el sur de Sudán, utilizando tácticas similares contra la población.

Durante el conflicto se calcula que han muerto más de 12 000 personas, sin contar el elevado número de fallecidos por enfermedades y desnutrición imputable directamente al conflicto. Cerca de dos millones de personas han sido obligadas a desplazarse de sus hogares como refugiados. Pese a estas cifras, sólo en abril de 2002 el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas emitió una condena en contra de estos graves crímenes.

Los cerca de doscientos combatientes que aparentemente componen en la actualidad el ERS se encuentran perseguidos y acosados por miembros del ejército ugandés, que pese a sus esfuerzos no ha podido acabar con la insurgencia. Se calcula que el costo acumulado del conflicto asciende a 1300 millones de dólares estadounidenses, equivalentes al 3 % del PGB de Uganda, o cerca de 100 millones de dólares anuales.

A solicitud de Uganda, el abogado argentino Luis Moreno Ocampofiscal de la Corte Penal Internacional― tomó conocimiento de las graves denuncias sobre violaciones al Derecho Internacional Humanitario. En octubre de 2005 se emitieron las primeras órdenes internacionales de búsqueda y captura contra los principales dirigentes del ERS.

Orígenes

El derrocamiento, en enero de 1986, del presidente Tito Okello, de etnia acholi, por el Ejército Nacional de Resistencia, ENR (en inglés National Resistance Army, conocido por las siglas NRA) de Yoweri Museveni, del sudoeste de Uganda. Los acholi temían perder su tradicional dominio en la milicia nacional; igualmente, les preocupaba que el ENR buscase venganza por la represión brutal de que habían sido objeto por parte del ejército, en lugares como el triángulo de Luwero.[4] Para agosto de ese mismo año, un movimiento de insurgencia popular se había desarrollado en las regiones del norte que estaban ocupadas por fuerzas del gobierno.

Other Languages