Ejército Popular de Liberación (Colombia)

Ejército Popular de Liberación (EPL)
Ejército Popular de Liberación.png
Operacional10 de febrero de 1967 - presente[1]​ (el 95% del grupo se desmovilizó en 1991, a 2013 esta presente como una pequeña milicia en Norte de Santander)
Liderado por

Miembro del Comando Superior (COSU) :

  • Bernardo Gutiérrez (Comandante en Jefe del EPL) (Hasta 1991) (D)

Antiguos Comandantes del EPL :

Actuales Lideres Disidentes:

  • Jader Navarro Barbosa, alias Caracho (presuntamente muerto)
  • Reinaldo Peñaranda, alias Pepe (posible reemplazo)
  • Alias Mauricio o Pácora, (jefe militar)

Antiguos Líderes Disidentes:

Objetivos
Regiones activas

Presencia Del EPL hasta 1991:

Presencia De La Disidencia:

Ideología
Aliados
Enemigos

Gobierno de Colombia

Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Hasta 2006

Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU), Hasta 2006

Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio (ACMM), Hasta 2006

Clan del Golfo

ELN, Desde 2018
Actos criminalesNarcotráfico, Extorsión y Asesinatos
Principales atentados
EstatusCalificado como Banda Criminal (BACRIM) o Grupo Armado Organizado (GAO), por el gobierno de Colombia.
Tamaño152 militantes a 2018 (según datos de inteligencia).

El Ejército Popular de Liberación (EPL), llamada su disidencia por el gobierno colombiano como Los Pelusos, es una organización guerrillera insurgente colombiana de extrema izquierda que forma parte del conflicto armado interno, de ideología Marxista-leninista. Se fundó en febrero de 1967, aunque no inició acciones militares sino hasta 1968 en Antioquia (regiones de Urabá y Bajo Cauca), luego se expandió a los departamentos de Córdoba y Sucre y la región del Magdalena Medio hasta su desmovilización en 1991.[1]

Al Ejército Popular de Liberación EPL se le consideraba el tercer grupo guerrillero colombiano en tamaño, tras las FARC y el ELN, llegando a contar con 4.000 combatientes en su punto álgido[3]​. Se desmovilizó en 1991, pero el 5% de sus integrantes se rehusaron a la desmovilización y al año 2018 una parte aún se mantiene activa, pese a que ahora solo están concentrados en el Catatumbo, en Norte de Santander y sur del Cesar. El gobierno colombiano no ve a esta facción como un grupo insurgente, sino como una organización delincuencial al mejor estilo de las bandas criminales, cuyo fin es hacerse del control de las actividades relacionadas al narcotráfico en el Catatumbo.

Según información publicada por la Fuerza Aérea de Colombia y afirmada por la VII División del Ejército de Colombia, el EPL desapareció en el departamento de Antioquia como guerrilla rural en 1996. Realizó algunas acciones en conjunto con la guerrilla de las FARC, como la realizada en Hacarí. Hacia 2013 contaba con aproximadamente 200 combatientes,[9]

El 4 de octubre de 2017, esta disidencia le envió una carta al estado colombiano, en cabeza de Juan Manuel Santos, manifestando su voluntad para iniciar negociaciones que lleven a una salida pacífica al conflicto armado entre las partes, aprovechando unos contactos hechos por emisarios del alto gobierno con ellos, pidiendo como condición que sean reconocidos como organización insurgente y no como Banda Criminal o Grupo Armado Organizado (GAO).[11]