Ejército Popular Nacional

Ejército Popular Nacional
Nationale Volksarmee
Coat of arms of NVA (East Germany).svg
Escudo del Ejército Nacional Popular
Fundada 1 de marzo de 1956
Disuelta 2 de octubre de 1990
Cuerpos
Base Strausberg, Bandera de Alemania República Democrática Alemana
Mandos
Jefe de Estado
Ministro de Defensa
Armeegeneral
Flag of NVA (East Germany).svg
Bandera del Ejército Nacional Popular

El Ejército Popular Nacional[1] (NVA, del alemán Nationale Volksarmee) era el nombre de las fuerzas armadas de la República Democrática Alemana (RDA), creadas en 1956 y disueltas junto con la RDA en 1990. Mantenía estrecha relación con otras fuerzas armadas miembros del Pacto de Varsovia, especialmente el Grupo de Fuerzas Soviéticas en Alemania.

En 1987, época de su mayor auge, el Ejército Nacional Popular tenía alrededor de 175.300 efectivos. Aproximadamente el 50% eran militares de carrera, siendo el resto conscriptos que se encontraban cumpliendo el servicio militar obligatorio. Fue una de las pocas fuerzas armadas del mundo que durante su existencia no entró en conflicto bélico abierto con el ejército de ningún otro país.

Historia

El Ejército Popular Nacional fue creado el 1 de marzo de 1956, seis meses después de la formación en la República Federal de Alemania (RFA) del Bundeswehr, a partir de la Kasernierte Volkspolizei (KVP, o Policía Popular Acuartelada).[2] Fue precedida por años de preparación durante los cuales ex oficiales de la Wehrmacht y veteranos comunistas de la Guerra Civil Española ayudaron a organizar y capacitar a las KVP. Tras su aparición, el NVA (combinando las mejores tradiciones militares alemanas y soviéticas y las décadas de éxitos e innovaciones) fue considerado una de las fuerzas armadas más profesionales y poderosas del mundo.

Durante su primer año, alrededor del 27% de los oficiales del NVA habían servido anteriormente en la Wehrmacht. De los 82 puestos de mando más importantes, 61 estaban en manos de estos ex oficiales. El conocimiento de combate y experiencia militar de los veteranos eran indispensables en los primeros años del NVA, y para los años 60 ya se había retirado la mayoría. La Bundeswehr de la RFA se basó en una similar estrategia.

Estampilla conmemorativa de los 25 años de la fundación del NVA.

En sus primeros seis años, el NVA fue totalmente profesional y voluntario. La RFA, en cambio, había instaurado el servicio militar obligatorio en 1956. Finalmente, las autoridades de la RDA también lo establecieron, en 1962, y el personal del NVA se incrementó a alrededor de 170.000 efectivos.

El NVA se describía a sí mismo como el instrumento de fuerza del poder de la clase proletaria. De acuerdo con su doctrina, la existencia del NVA se debía a la necesidad de proteger y asegurar los logros del socialismo frente a la agresividad imperialista. El lema del NVA, inscripto en su escudo, era: «Por la Defensa del Poder Obrero y Campesino».

El NVA nunca participó en combate, a pesar de haber servido como apoyo en la represión de la Primavera de Praga de 1968 (y de que los funcionarios del NVA fungían a menudo como asesores militares en países amigos de África). Cuando la Unión Soviética estaba dispuesta a ocupar Checoslovaquia, el gobierno de la RDA había previsto inicialmente utilizar la [[7.ª División Panzer (RDA)|7.ª División Panzer y la 11.ª División de Infantería Motorizada para apoyar la intervención, pero el temor por la reacción internacional ante el despliegue de las tropas alemanas fuera de Alemania por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial causó dudas. Finalmente, el NVA proporcionó ayuda logística cuando las tropas soviéticas avanzaban en Checoslovaquia y las tropas de la RDA estaban listas en la frontera para intervenir en caso de que los soviéticos tuvieran problemas para sofocar la rebelión.

Guardia de honor del Regimiento « Friedrich Engels» en el Monumento a las víctimas del fascismo y el militarismo.

En la década de 1970 se le asignó al NVA la misión de capturar, en caso de guerra, toda Berlín.[3] El plan del NVA fue llamado «Operación Centro» y contaría con unos 32.000 soldados en dos divisiones, acompañadas por la 6.ª Brigada de Guardias Fusileros Motorizados del Ejército Rojo. El plan fue actualizado regularmente hasta 1988, cuando fue sustituido por un plan menos ambicioso que consistía simplemente en defender Berlín Este.

En el otoño de 1981, el NVA estaba dispuesto a intervenir en Polonia en apoyo de una posible intervención soviética, pero la declaración de la ley marcial en Polonia evitó la crisis.

El NVA se encontraba en un estado de mayor preparación para el combate en varias ocasiones, incluyendo la construcción del Muro de Berlín en 1961, la Crisis de los Misiles en 1962, la intervención del Pacto de Varsovia en 1968 en Checoslovaquia y por última vez en el otoño de 1989 frente a las protestas anticomunistas.

En 1990, con la reunificación alemana, el Ejército Nacional Popular fue incorporado en la Bundeswehr de la República Federal de Alemania (RFA). La absorción no fue un proceso igualitario: la mayor parte de los efectivos de la NVA fueron pasados a retiro y los incorporados por lo general fueron degradados. Se cerraron casi todos los cuarteles y se vendió equipamiento a otros ejércitos.

Other Languages