Ejército Paraguayo

Ejército Paraguayo
Escudo Ejercito Paraguayo.png
Activa Oficialmente 1811
País Flag of Paraguay.svg Paraguay
Rama Ejército
Tamaño 69.000 efectivos. [1]
Acuartelamiento Totalidad del territorio Paraguayo
Comandantes
Comandante actual General de Ejército: Óscar Luis González Cañete
Comandantes
notables
Francisco Solano López
José Félix Estigarribia
José Eduvigis Díaz
Eugenio A. Garay
Rafael Franco
Cultura e historia
Lema Vencer o Morir
Marcha Marcha al Mariscal López
Aniversarios Día del Ejército Paraguayo 24 de julio (Nacimiento del Mariscal López)
Batalla de Boquerón 29 de septiembre
Batalla de Curupayty 22 septiembre
Condecoraciones Medalla Conmemorativa de Boquerón-Medalla de la Defensa del Chaco-Cruz del Defensor-Cruz del Chaco-Cruz de Nanawa-Medalla de la Defensa del Chaco
Guerras y batallas
[ editar datos en Wikidata]

El Ejército Paraguayo es una institución del estado paraguayo, organizado en tres cuerpos y 9 divisiones, además de varios comandos y direcciones; tuvo participación en guerras internacionales en dos ocasiones, en la Guerra de la Triple Alianza o Guerra del Paraguay ( 1864 - 1870) contra Brasil, Argentina y Uruguay y en la Guerra del Chaco ( 1932 - 1935) contra Bolivia.

Historia

Periodo colonial español

Paraguay fue considerado históricamente como una "provincia rebelde". Fue protagonista del primer movimiento libertador de América, conocidas como " Revoluciones Comuneras", cuyos líderes, José de Antequera y Castro, y Mómpox fueron ajusticiados. Estas rebeliones fueron siempre controladas por el poder real, generalmente con el envío de tropas desde el Perú y el Alto Perú a fin de calmar los ánimos entre los pobladores, quienes se rebelaban cansados por los abusos cometidos por las autoridades y las trabas comerciales impuestas a los paraguayos con el cobro excesivo de tributos en los "puertos concretos".

En 1790, el gobernador Joaquín de Alós y Bru organizó las milicias en cuatro Regimientos: Regimiento de Dragones de Quyquyó, Regimiento de Dragones del Tapuá; Regimiento de Dragones de la Ciudad de Asunción y Regimiento de Dragones de Caballería. Aparentemente consideró el gobernador que esta organización no era suficiente y decidió crear una serie de fuertes sobre el Río Paraguay hasta Coimbra, que se materializaría en épocas del Dr. Francia ya en el Paraguay independiente.

Durante las " Invasiones inglesas al Río de la Plata", la Gobernación del Paraguay envió un batallón de soldados que portaban distintivos tricolores (rojo – blanco - azul) para diferenciarlos del resto de las fuerzas de la colonia, a fin de expulsar a los invasores ingleses de Buenos Aires y Montevideo en 1805 y 1806.

Sin embargo, y como fuerza defensiva autónoma, la historia del ejército paraguayo se remonta a un año antes de su independencia de España, cuando meses después de la Revolución de Mayo (que daría inicio a la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata), la junta de gobierno de Buenos Aires encomendó al entonces coronel Manuel Belgrano, ir con 950 hombres y 6 cañones, al Paraguay para derrocar al gobierno realista de Asunción, reconociendo la autoridad de la Primera Junta de Gobierno. Belgrano estaba autorizado a utilizar la fuerza a fin de doblegar al gobierno español de Asunción y someterlo al dominio Hispanoamericano, debiendo estar este bajo influencia de la junta de gobierno de Buenos Aires. La historiografía Argentina sospecha que la junta de Buenos Aires también tenía intenciones, al mandar, inicialmente, poco apoyo material a la causa, de que el coronel ultimara en la batalla.[ cita requerida]

El ejército de la Gobernación española del Paraguay derrotó a las tropas comandadas por Belgrano en las batallas de Tacuarí y Paraguarí, a escasos kilómetros de Asunción, cuando el entonces gobernador del Paraguay, Bernardo de Velazco ya había emprendido la retirada. Esta victoria conseguida por los jefes militares nacidos en el actual Paraguay, sumada a las ideas independentistas, los Comuneros de Asunción y las ideas de intelectuales como Gaspar Rodríguez de Francia (que había estudiado en la Universidad de Córdoba, creó la confianza necesaria para independizarse el 14 y 15 de mayo de 1811 de España.

Periodo republicano

Primeros años de la república

Dr Gaspar Francia, dibujo de A. Demersay

Después de un corto período de alternancia en el Gobierno, el Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia asume definitivamente el poder del país con el título de "Supremo Dictador Perpetuo de la República del Paraguay", hasta su muerte acaecida en 1840. Durante su gobierno, caracterizado por el férreo manejo de las finanzas, el cierre de las fronteras, la creación de las "Estancias de la Patria" y una serie de medidas de orden militar tendientes a preservar la independencia nacional, se realiza:

  1. La modernización del "Fuerte Borbón", convertido en "Fuerte Olimpo" -luego de la Independencia- y del "Fuerte de San Carlos del Apa", a fin de contener el avance luso-brasileño desde la Provincia del Mato Grosso y los ataques de los indios mbayáes y guaicurúes -históricos enemigos de los paraguayos y armados por los portugueses-, que incursionaban produciendo destrozos y secuestros en la población civil de la Villa Real de la Concepción y otras localidades del norte de Asunción.
  1. La construcción de "La Fortaleza de San José", la más portentosa construcción de ingeniería militar, única por sus inauditas dimensiones en toda la América del Sur de la primera mitad del siglo XIX. El proyecto de su erección se concibió al cese de las hostilidades entre Brasil y Buenos Aires, en la Banda Oriental, que hizo propicia la invasión del Paraguay hasta ofrecer en ciertos momentos indicios de inminencia. De doscientos cincuenta hombres en un comienzo, el número de trabajadores se elevó a veinticinco mil, en 1838. Era conocida como "Trinchera de San José" o "Trinchera de los Paraguayos".

Luego de administrar la justicia y la policía, el Dr. Francia organizó las fuerzas militares. La fuerza armada se componía de cinco mil hombres de tropas de línea, y de cerca de veinte mil de milicias. En tiempo del gobierno español solo había milicias muy mal organizadas. Sólo después de la Revolución el Paraguay formó sus fuerzas armadas y esto fue obra del doctor Francia. La tropa de línea consistía esencialmente de caballería: húsares, cazadores, lanceros, granadeoros a caballo y dragones y todos hacían igualmente el servicio a pie como infantes. La tropa de línea debían ser de casta blanca, sin embargo, en 1824, se hizo una leva de seiscientos mulatos, que formaba el cuerpo de lanceros, mandado por blancos. Todos los paraguayos entraban al servicio como simples soldados, y el doctor Francia no los nombraba oficiales sino al cabo de muchos años de servicio y después de haber pasado por todos los grados anteriores.

Presidencia de Carlos Antonio López

Ante dos vecinos antagónicos como Argentina y Brasil, el Paraguay tuvo a su vez que preparase para la invasión de cualquiera de estos países. Carlos Antonio López, hombre de estado, abrió las puertas del Paraguay al comercio internacional y a la diplomacia, fortaleciendo los lazos con sus vecinos, con los países europeos y con los Estados Unidos, prefirió la pluma a la espada, aunque no desatendió el entrenamiento de las tropas y su preparación ante un posible conflicto bélico por los problemas fronterizos, sobre todo con el Brasil.

Presidencia de Francisco Solano López

Años antes de asumir como presidente, en 1853 viajó a Europa con rango diplomático, donde permaneció durante 18 meses recorriendo Francia, Italia, España e Inglaterra, a su regreso de Europa reasumió la cartera de Guerra y Marina.

Durante su gobierno, el ejército adquirió un poder inmenso, aumentando sus efectivos a 28.000.- hombres y teniendo una línea telegráfica de Asunción a Paso de Patria, sobre una distancia de 260 millas, para mejorar el control de la Defensa nacional. Sus propios hijos, a su corta edad, contaban con jerarquía militar: Juan Francisco, a los 15 años fue Coronel; Enrique, a los 11, Teniente, y Leopoldo, a los 7, Sargento. Todo el pueblo fue instruido militarmente en campamentos castrenses como Cerro León o Encarnación.

Uniformes de la caballería y la infantería del ejército paraguayo.

La modernización del ejército se amplió a todos los campos, y el gobierno de Francisco Solano López, construyó el primer horno siderúrgico de fundición de hierro de América del Sur en "La Rosada", así como el primer arsenal de construcciones navales, los barcos construidos en esos astilleron van hasta Hamburgo, Londres, Burdeos, Lisboa, Vigo, Cádiz.

Durante su corto mandato, se vivió la mayor tragedia histórica del Paraguay, la Guerra de la Triple Alianza, en la que el Paraguay empezó con el siguiente contingente:

  • Infantería - la mayor unidad era el batallón, que se componía de seis compañías con un efectivo de 100 a 110 hombres cada una.
  • Caballería - constituida por regimientos compuestos de cuatro escuadrones con un efectivo de 100 a 120 hombres cada uno.
  • Artillería - organizada en regimientos de cuatro a seis escuadrones o baterías, y cada uno de éstos contaban con 90 a 100 hombres. También disponía de batallones de artillería pesada.

La Infantería contaba con fusil de chispa, la Caballería, dotada de algunos regimientos con carabina lisa de chispa y otros tan solos de sable o lanza. La Artillería, era de sistema de avancarga con cañones de ánima lisa y el calibre variaba entre seis a quince centímetros. Los proyectiles eran balas esféricas y tarros de metralla. La Ingeniería contaba con dos compañías de bogavantes con la misión de construir y conducir canoas.

  • Armada - La fuerza entonces tenía una estructura naval dotada de 15 vapores armados. Eran barcos mercantes artillados y solo el “Tacuarí”, podría ser considerado como barco de guerra.

Guerra de la Triple Alianza

Soldado paraguayo ante el cadáver de su hijo, óleo de José Ignacio Garmendia (1841–1925)

En los inicios de la "Triple Alianza", el Gral. Bartolomé Mitre había aseverado: "En 24 horas estaremos en los cuarteles, en quince días en campaña y en tres meses en Asunción”, nada más errado, la guerra sería la más sangrienta de la historia sudamericana, y duraría nada menos que de 1864 a 1870, y aunque el ejército aliado ocupó Asunción el 1º de enero de 1869, cuando se produjo el " Saqueo de Asunción", la guerra sólo acabó con la muerte del Mcal. Francisco Solano López en la Batalla de Cerro Corá, en los confines del Paraguay.

Sin dudas, la batalla insignia del Ejército Paraguayo es la de Curupayty, librada el 22 de septiembre de 1866. López ordenó la inmediata fortificación de la zona, obra que concluyó el 21 de septiembre con el trabajo de toda la guarnición, compuesta de 5.000 hombres. El informe de la obra concluida de parte del General Díaz, recibió el Mariscal López ése mismo día e inmediatamente ordenó al ingeniero Thompson para que inspeccionara la fortificación y elevara un informe técnico sobre la misma. El comisionado concluyó que la obra era fortísima y que podría ser defendida con ventaja.

Oficiales y soldados paraguayos.

La posición fue artillada con 49 cañones más 13 piezas que fueron ubicadas sobre la costa del río, y otras dos en el ángulo de la trinchera, en su flanco derecho. Curupayty estaba defendida por las tres armas con un total de 5.000 hombres. El 17 de septiembre era la fecha previamente fijada para el ataque enemigo, pero debido a inclemencias del tiempo fue pospuesta para el día 22 de septiembre a las 7.00.

Los atacantes se preparaban con una fuerza de más de 20.000 hombres al mando del General Mitre, Comandante de las Fuerzas Aliadas. Pasadas las 7.00 del día señalado se movió la escuadra brasileña con sus 22 barcos y 101 piezas de artillería, iniciando su acción con un intenso bombardeo, desde una distancia que no era alcanzada por los cañones paraguayos. Poco después de haberse iniciado el bombardeo, la artillería terrestre aliada iniciaba un intenso cañoneo sobre los puestos avanzado de la trinchera paraguaya, después de soportar el fuego de ambas artillerías, durante 4 horas, sus ocupantes se replegaron a la posición principal. Después del medio día, el Almirante Tamandaré informaba a las fuerzas terrestres que la misión estaba cumplida, interrumpiéndose el fuego de la escuadra hacia el frente de Curupayty, para concentrarlo sobre las baterías ubicadas sobre el río.

Representación de la batalla de Tuyití.

El esfuerzo principal del ataque llevaban las dos columnas del centro que sufrieron el fuego de la artillería paraguaya desde que se pusieron en movimiento que además debían soportar los inconvenientes ocasionados por el terreno cubierto de agua, y a pesar de todo se dispusieron para lanzarse al asalto sobre las posiciones, consiguiendo alcanzar la línea principal de resistencia, pereciendo todos los que hasta allí llegaban. La batalla terminó a las 16 horas con rotundo éxito para las fuerzas paraguayas. Después de esa memorable batalla y algunas victorias aisladas, el ejército sería sistemáticamente diezmado hasta caer finalmente con su Mariscal en la Batalla de Cerro Corá, el 1º de marzo de 1870 con la muerte de éste y el fin de la guerra.

Aunque los historiadores e investigadores no se han puesto de acuerdo acerca de las bajas paraguayas, nadie discute que se vio reducida como mínimo en un 50%, afectando a por lo menos el 90% de la población masculina. La catástrofe demográfica no tiene símil en la historia universal. El Paraguay se quedaba sin hombres, y sólo con " Las Residentas" para trabajar la tierra devastada. El presidente argentino en la postguerra, Domingo Faustino Sarmiento aseveró: "La Guerra del Paraguay concluye por la simple razón de que matamos a todos los paraguayos mayores de diez años" - Mayo de 1869"

Periodo pre-Guerra del Chaco / Presidencia de Eusebio Ayala

Nido de Ametralladoras Paraguayas

Durante su mandato se desató la " Guerra del Chaco", la primera guerra moderna en la historia de Latinoamérica; el enorme despliegue de material bélico y municiones no tiene comparación con ningún otro conflicto en la región a lo largo del siglo, ni siquiera la guerra de Malvinas. Durante tres años, 250.000 soldados bolivianos y 150.000 paraguayos se enfrentaron en los cañadones chaqueños.

El Paraguay no estaba preparado para la guerra, todo lo contrario, estaba sumido en una crisis económica, política y social que no lo dejaban despegar. Apenas empezaba a reorganizarse el sistema defensivo nacional. En 1926, el Estado Mayor Paraguayo aconsejó al gobierno en 1927 la compra de dos barcos de guerra para asegurar el dominio de las arterias fluviales, por lo que se resolvió la adquisición de dos cañoneros por Decreto PE No 26.603 del 21.11.1927. Los mismos fueron construidos por SA Cantieri Navali Odero, de Génova, Italia; completados en 1930 y entregados en mayo de 1931 en Buenos Aires. Se bautizaron Paraguay (C1) y Humaitá (C2); y la Aviación Naval Paraguaya también fue creada en 1929, como el Servicio Aeronaval de la Armada Nacional, con ayuda del Tcnel. Ernesto Colombo, aviador italiano. Inicialmente tuvo un CANT-10 y un SIAI S59bis, seguido en 1932 por dos Macchi M18, además de compartir los entrenadores Morane-Saulnier MS-35 y MS-139 con la Aviación Militar.

La Aviación Naval Paraguaya tuvo una distinguida historia en la Guerra del Chaco, durante la cual hizo el primer bombardeo aéreo nocturno de Latinoamérica con un Macchi M.18 (R5) contra posiciones bolivianas. Fue el 22 de diciembre de 1934.

El conflicto con Bolivia por la posesión del Chaco obligó a organizar en el Paraguay unas auténticas Fuerzas Armadas que, salvo los episodios de Albino Jara y de la guerra civil de 1922, se abocaron a la tarea específica de ejecutar la política del Estado en el Chaco, con lo que se obtuvo el triunfo en la guerra (1932/1935).

Hacia 1932 comienzan a darse algunos enfrentamientos, cada vez con mayor regularidad, en los puestos fronterizos. Los paraguayos y los bolivianos habían construido una línea doble de fortines en todo el territorio del Chaco y, en junio de 1932, la toma de uno de esos fortines por parte de una patrulla boliviana provoca una escalada militar que resulta en un conflicto abierto. La guerra continúa hasta el 12 de junio de 1935, fecha en que ambos países aprueban un protocolo de armisticio. En la Conferencia de Buenos Aires, el año 1936, se pone término al conflicto, atribuyendo a Paraguay la parte más grande del territorio disputado.

Luego de la Guerra del Chaco

El general Higinio Morínigo "politizó" el ejército volviéndolo "colorado". Luego del triunfo del partido Colorado en la guerra civil de 1947, las Fuerzas Armadas paraguayas se convirtieron, de hecho, en una milicia colorada, a la que no tenían acceso los paraguayos que no estaban afiliados al partido.

Las purgas de oficiales no adictos al régimen fueron moneda común y cientos de militares perdieron sus carreras y empleos en razón de consideraciones políticas. Cuando Alfredo Stroessner accedió al poder, en 1954, lo hizo como jefe del ejército particular del Partido Colorado.

La dictadura de Alfredo Stroessner

Stroessner destacó en el ejército paraguayo y en 1954, fue escogido para ser General de División, y en mayo del mismo año encabezó un golpe de estado en el cual fue derrocado Federico Chaves y en agosto de 1954 fue elegido por la Junta de Gobierno para Presidente. Fue reelegido en 8 legislaturas, en elecciones fraudulentas, siendo el único candidato: 1958, 1963, 1968, 1973, 1978, 1983 y en 1988. Fue el gobernante en el poder durante más tiempo un país latinoamericano, después de Fidel Castro.

Stroessner gobernó con el apoyo del ejército y el Partido Colorado. En este último llevó a cabo una serie de purgas que le facilitaron su control, con la finalidad de su prolongación en el poder. El partido gubernamental igualmente se convirtió en un entramado dedicado al reparto de favores. La corrupción se extendió de esta manera en lo que se recuerda como la "Trilogía: Gobierno-Partido-Ejército".

Las fuerzas armadas fueron frecuentemente utilizadas como medio "amedrentador" de la población, y no se permitía la incorporación de efectivos que no se "afiliasen" al partido oficialista, el Colorado. Asimismo actuó como medio represor de las manifestaciones y su temible fama se prestó para la comisión de abusos por parte de algunos militares en perjuicio de la población civil.

Las fuerzas armadas en la actualidad

Por medio de un golpe militar en la noche del 2 y la madrugada del 3 de febrero de 1989, el Gral. de División y consuegro de Stroessner, Andrés Rodríguez, derrocó a aquel obligándolo a renunciar y a partir del país en carácter de exiliado al Brasil, donde vivió el resto de su vida hasta su fallecimiento ocurrido el 16 de agosto de 2006. Rodríguez llamó a elecciones libres y a una Convención Nacional Constituyente en 1992, a fin de promulgar una nueva Constitución Nacional. A partir de allí, el presidente de la República ostenta además el título de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación, independiente de su calidad de civil o militar, y la institución tiende a achicarse. Actualmente el Jefe de las Fuerzas Militares (segundo en el mando después del Presidente de la República) es el Gral. Bernardino Soto Estigarribia, quien promueve una nueva imagen institucionalizada y respetuosa de las Fuerzas Armadas hacia la Constitución y las Leyes.

Actualmente, Paraguay es el país más "militarizado" de la región en términos de efectivos militares x km². En el Paraguay existen 5,86 militares/1.000 km² contra 4 de Bolivia; 2,11 de Argentina; y 1,88 del Brasil.

Other Languages