Eduardo Sojo

Eduardo Sojo
Eduardo Sojo, en Don Quijote.jpg
Retrato de Eduardo Sojo
Información personal
Nacimiento1849 Ver y modificar los datos en Wikidata
Madrid, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento1908 Ver y modificar los datos en Wikidata
Madrid, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepulturaCementerio civil de Madrid Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadEspañola y argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónPeriodista, dibujante y caricaturista Ver y modificar los datos en Wikidata
SeudónimoDemócrito Ver y modificar los datos en Wikidata
FirmaFirma de Eduardo Sojo «Demócrito».svg

Eduardo Sojo, Demócrito (Madrid, c. 1849-ibídem, 1908),[2]​ fue un dibujante español, que también trabajó en Argentina. Precursor de la caricatura política en este país, fue fundador de dos revistas tituladas Don Quijote, una en Argentina y otra en España. Firmaba con el pseudónimo «Demócrito».

Carrera profesional

De qué lado caerá, el político progresista español Práxedes Mateo Sagasta (El Motín, agosto de 1881).
Ilustración satírica en el Don Quijote argentino (noviembre de 1884).

Nacido en Madrid en 1848[8]

Tras emigrar a Argentina en 1883,[11]

Fue perseguido políticamente a causa de sus duras críticas e ilustraciones, y llegaron a secuestrarle las piedras litográficas del semanario.[13]

Hizo famosas caracterizaciones de políticos argentinos en clave de distintos animales, a Miguel Juárez Celman —contra quien dirigió «tremendos ataques»—[15]

El militar, político, periodista y escritor Lucio V. Mansilla, tras ser caricaturizado como un carnero, pidió el arresto de Sojo y lo atacó con las siguientes palabras:[17]

Un galleguito, una especie, como diría Sarmiento, de piojo fétido, capaz de envenenar, no con la mordedura, con el simple contacto de sus patas! [...] El que pretende enlodarnos es un galleguito infame, que paga de esta manera la hospitalidad que recibe [...] El galleguito Sojo a cualquier casa a cualquier parte que vaya, siempre será el galleguito Sojo. Y encárguese cada uno de nosotros de darle una paliza, si lo tiene a mano, que yo, por mi parte, he hecho ese compromiso y lo cumpliré!

En 1885, Sojo fue el responsable de la revista Don Quijote en Buenos Aires, cuya representación, prohibida en la capital argentina, tuvo lugar en el pueblo vecino de San José de Flores.[20]

Regresó a España para fundar una publicación homónima; el Don Quijote español apareció en enero de 1892[1]

El Museo del Dibujo y la Ilustración, de Buenos Aires, tiene en su colección distintas ilustraciones de Sojo en Don Quijote, algunas de ellas litografías en color.[22]

Other Languages
català: Eduardo Sojo