Eduardo Kingman

Eduardo Kingman Riofrío
Información personal
Nacimiento 23 de febrero de 1913[1]
Loja - Ecuador
Fallecimiento 27 de noviembre de 1997[1]​ (84 años)
Quito
Flag of Ecuador.svg  Ecuador
Nacionalidad Ecuatoriana
Educación
Educación Escuela de Bellas Artes de Quito
Alma máter
  • San Francisco Art Institute Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Área Pintura
Dibujo
Mural
Distinciones Premio Eugenio Espejo
[ editar datos en Wikidata]

Eduardo Kingman Riofrío Loja ( provincia de Loja ), 23 de febrero de 1913 - Quito, 27 de noviembre de 1997), conocido como El pintor de las manos, fue un pintor, dibujante, grabador y muralista ecuatoriano, considerado como uno de los maestros del expresionismo y el indigenismo ecuatoriano del siglo XX junto a Oswaldo Guayasamín y Camilo Egas.

Para el año 1906, la empresa minera estadounidense South America Develoment Company requería servicios médicos para los empleados importantes de la mina aurífera de Portovelo, ya que según un informe escrito de la compañía, Portovelo debía ser un caserío miserable donde unas pocas familias llenas de paludismo llevan una existencia por demás penosa.[2]​ Esta fue la razón que llevo al Dr. Edward Kingman de Newton Connecticut a Ecuador.

Desde Loja, que se encontraba a un día de viaje de la mina de Portovelo, se llamó al Dr. Kingman para que atendiese a dos pacientes. Al primero no le dio esperanzas de vida, pero pudo tratar a la aristócrata lojana Rosita Riofrío y Riofrío, viuda de Córdoba. Al poco tiempo, el Dr. Edward Kingman y Rosita Riofrío contrajeron matrimonio y tuvieron tres hijos, el segundo de ellos fue Eduardo Kingman Riofrío. El menor de los hermanos sería Nicolas Kingman Riofrío.

A los pocos años, el Dr. Kingman regresaría a Estados Unidos movido por una nostalgia muy grande y dejando en Ecuador a su esposa y sus hijos junto con una herencia de cien mil Sucres, cantidad muy estimable para la época. Eventualmente, gastar los ingresos para mantener el estilo de vida de la familia junto con ruinosos negocios colocados en manos de Rafael Riofrío, terminarían por dilapidar el dinero con el que disponían y llevaron a la familia a medidas extremas como la venta de la casa, acoso de los acreedores y un ambiente ambiguo para la pequeña familia de ricos aristócratas venidos a menos. La presión y el ambiente obligaron a la familia a mudarse a Quito en 1918. Uno de los recuerdos más importantes que dejaron en su casa en Loja, era el dibujo de un dragón hecho con tizones de cocina que se encontraba en uno de los corredores entablados que se conectaban con el patio, realizado por el joven Eduardo y era, como él decía, el dragón de la guerra, el cual, la familia mostraba orgullosa a todas las visitas.

La primera impresión en Kingman a su llegada no fue la más grata, Quito le pareció una ciudad triste, como cualquier otra gran ciudad -aunque aquella fuera una pequeña gran ciudad-. Se instalaron en una casa, en aquel entonces, a las afueras de la ciudad, al norte, en la 10 de Agosto y Colón. Sus estudios primarios los realizó en la escuela anexa del normal Juan Montalvo, posteriormente estudiaría durante un año en el Colegio Nacional Mejía. Pero la atracción por el arte era cada vez más fuerte, hasta que en 1928 ingresa en la Escuela de Bellas Artes de Quito que se encontraba en el parque de la Alameda.

La Escuela de Bellas Artes

En la Escuela de Bellas Artes, Kingman se convierte en alumno del maestro Víctor Mideros. Este encuentro se definiría como el cambio generacional de la pintura ecuatoriana. Junto a Camilo Egas, su hermano Luis era maestro de escultura de estilo neo clásico que se basaba en frisos solemnes y motivos heroicos. Ambos artistas provocaban en sus alumnos un profundo sentimiento de cambio; llegados de las capas medias y bajas de la sociedad se rebelaban contra formas que les parecían neutras, alejadas de la realidad y hasta domesticadoras.

La situación social y política del país incitaba a los jóvenes universitarios, intelectuales y artistas a la rebelión. La huelga general de noviembre de 1922 donde sindicatos, corporaciones y masas del pueblo habían salido a las calles de Guayaquil a protestar contra el hambre y la injusticia social, se transformó en el detonante principal para que los jóvenes presentaran posibilidades concretas de transformación social. Este entorno social exaltaba a los jóvenes artistas de Bellas Artes. En Kingman todas estas situciones lo llevarían a protestar de la única manera en que él podía hacerlo, pintando. Kingman estudiaría sólo por tres años en la Escuela de Bellas Artes, los cuales fueron sus únicos años de formación académica. En 1931 ocurre un suceso que impacto a la familia de manera drástica: el fallecimiento del hermano mayor César Augusto. Este hecho llevaría a la familia a trasladarse a Guayaquil.

Other Languages
français: Eduardo Kingman
português: Eduardo Kingman
Runa Simi: Eduardo Kingman