Eduardo Dato

Eduardo Dato
EDato.jpg
Fotografiado hacia 1910[1] por Kaulak

Escudo de España 1874-1931.svg
Presidente del Consejo de Ministros
27 de octubre de 1913-9 de diciembre de 1915
Predecesor Álvaro de Figueroa y Torres
Sucesor Manuel García Prieto

11 de junio de 1917-3 de noviembre de 1917
Predecesor Manuel García Prieto
Sucesor Manuel García Prieto

5 de mayo de 1920-8 de marzo de 1921
Predecesor Manuel Allendesalazar Muñoz
Sucesor Gabino Bugallal Araújo

Información personal
Nacimiento 12 de agosto de 1856
La Coruña, España
Fallecimiento 8 de marzo de 1921
Madrid, España
Causa de muerte Asesinato Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Panteón de Hombres Ilustres Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Catolicismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Liberal-Conservador
Familia
Cónyuge María del Carmen Barrenechea y Montegui
Educación
Alma máter Universidad Central
Información profesional
Ocupación Abogado
Miembro de
Distinciones
  • Caballero Gran Cruz de la Orden de San Gregorio Magno Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma Firma de Eduardo Dato.svg
[ editar datos en Wikidata]

Eduardo Dato e Iradier ( La Coruña, 12 de agosto de 1856- Madrid, 8 de marzo de 1921) fue un abogado y político conservador español, ministro de Gobernación durante la regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena y presidente del Consejo de Ministros, ministro de Gracia y Justicia, ministro de Estado, ministro de Marina y presidente del Congreso de los Diputados durante el reinado de Alfonso XIII.

Biografía

Orígenes

Nacido el 12 de agosto de 1856 en La Coruña[2] como único hijo de Carlos Dato y Granados con la alavesa Rosa Lorenza Iradier y Arce y nieto paterno de Carlos Dato Camacho y Marín y de Cayetana Ruperta Granados y García, se trasladó a Madrid muy joven junto con su familia.

Estudió en la Universidad Central[2] y en 1875 se licenció en Derecho Civil y Canónico.

Carrera política

Dato hacia 1889

Viajó por el extranjero, lo que le proporcionó una amplia cultura y el conocimiento de otras lenguas. Pronto adquirió prestigio como abogado, por sus dotes oratorias. La reputación profesional de su bufete madrileño le abrió las puertas a la alta política, adscrito desde muy joven al Partido Conservador de Cánovas del Castillo. Fue elegido diputado a Cortes en la última legislatura del reinado Alfonso XII. A la muerte de éste, se unió a las posiciones de Romero Robledo, que estaba en desacuerdo con la cesión de poder que Cánovas, el jefe del partido, hacía a los líderes mediante el sistema de turnos. La discusión de este asunto en las Cortes ocasionó la ruptura entre Cánovas y Francisco Silvela y la disidencia de Dato y de un importante sector del partido.

Muerto Cánovas y liquidado el Gobierno de Sagasta que había presidido el Desastre del 98, Dato ocupó la cartera de Gobernación en el gabinete regeneracionista dirigido por Silvela (1899, 1900). Desde su ministerio comenzó a dar forma a la primera legislación laboral programada por un gobierno de la Restauración.

En 1902 figuró como ministro de Gracia y Justicia en el gabinete Silvela que llevó a las Cortes la Ley de Bases de la Administración Local.

Dato fotografiado por Christian Franzen ( c. 1907)

Con Antonio Maura como líder del partido, Dato no ocupó carteras ministeriales durante el gobierno de aquel, 1907-1909. Fue sin embargo de importancia alcalde de Madrid entre el 28 de enero y el de 7 de mayo de 1907[3] y presidente de las Cortes Generales.

Tras el asesinato de José Canalejas y agotado el mandato liberal del Conde de Romanones (1912), Dato aceptó el encargo del Rey de formar gobierno en lugar de Antonio Maura, que había puesto condiciones inaceptables para el monarca. Desde entonces el partido se escindiría entre los "idóneos" (el grupo mayoritario) y los "mauristas", más radicales en sus planteamientos.

Presidencia del Consejo de Ministros

Dato (2.º por la izquierda) junto a otros primates del Partido Conservador en 1913.

Su primer mandato como Presidente del Consejo de Ministros se produjo entre el 27 de octubre de 1913 y el 9 de diciembre de 1915.[6] Supo mantener a España en esa posición de neutralidad durante los años que duró el conflicto, a pesar de la división que se formó en el país entre los denominados «germanófilos» y los partidarios de los aliados.

Después del bienio liberal de 1915 a 1917 del Conde de Romanones que había ganado las elecciones de 1916, volvió al poder cuando se comenzaban a notar los primeros signos de recesión tras la bonanza de los años de la guerra. Su segundo mandato tuvo lugar entre el 11 de junio y el 3 de noviembre de 1917.[7] Dato legalizó las Juntas Militares que se formaron como reflejo del sindicalismo que estaba desarrollándose en la sociedad de la época y tuvo que hacer frente a la grave agitación política y sindical que se ha denominado crisis de 1917. En Barcelona, al tiempo que se reunía la Asamblea de Parlamentarios convocada por Cambó, estallaba la huelga general revolucionaria de agosto de 1917 con el apoyo de los dos grandes sindicatos ( UGT y CNT). Ante una crisis social e institucional de esta magnitud, Dato no dudó en recurrir al ejército para sofocar la huelga. Para facilitar la salida de la crisis, el rey le sustituyó por Manuel García Prieto, al frente de un gobierno de concentración nacional en el que también entró Cambó.

Parte posterior del automóvil en el que Dato fue asesinado cuando el vehículo hacía paso por la Plaza de la Independencia[8] y en la que se aprecian los agujeros de bala.

Última etapa y asesinato

Entre el 22 de marzo y el 9 de noviembre de 1918[10]

También durante su presidencia el ambiente en Barcelona entre patronal y centrales sindicales se hacía más insoportable; su apoyo a la represión de la subversión social y a la llamada Ley de fugas, que fue utilizada por la policía para llevar a cabo asesinatos sin juicio previo,[11] lo convirtió en blanco de los anarquistas.

El 8 de marzo de 1921[12] fue asesinado por más de veinte disparos en un atentado llevado a cabo por los militantes anarquistas Pedro Mateu Cusidó, Luis Nicolau Fort y Ramón Casanellas Lluch desde un sidecar en marcha en la Puerta de Alcalá de Madrid. No era el primer magnicidio de un jefe de gobierno español. En 1912 había sido asesinado José Canalejas, en 1897 Antonio Cánovas del Castillo y en 1870 Juan Prim y Prats.

Other Languages