Eduard Toda

Eduard Toda vestido como una momia, Museo de Bulaq (El Cairo).

Eduardo Toda y Güell ( Reus, 9 de enero de 1855ibídem, 26 de abril de 1941) fue un diplomático, , y sinólogo español. Está considerado como el primer egiptólogo español.[1]

Biografía

Fue hijo de madre soltera. Su padre, un rico heredero, le reconoció judicialmente pero se negó a contraer matrimonio con su madre. Fue criado por su madre y su tío paterno, Josep Güell i Mercader, un conocido periodista y político de Reus, republicano y federal.[1]

Estudió en las Escuelas Pías de Reus, donde se graduó como bachiller en Artes en 1869. Fue amigo de infancia de Antoni Gaudí, y junto con José Ribera y Sans elaboraron un proyecto de restauración del Monasterio de Poblet. Eduard Toda poseía grandes dotes intelectuales y dominaba siete lenguas (catalán, castellano, francés, portugués, inglés, alemán y chino). Estudió, además de la cultura egipcia, la china, la filipina y la japonesa y sus trabajos fueron traducidos a varios idiomas, en especial al portugués y al inglés. Tras licenciarse en Derecho civil y canónico en Madrid, Toda pasó a formar parte del cuerpo diplomático en 1873. Solicitó la plaza vacante de vicecónsul en la colonia portuguesa de Macao, embarcando en febrero de 1876. Una vez en China, obtuvo la plaza de vicecónsul en Hong Kong (1876-1878), Cantón y Whampoa (1878-1880) y Shanghai (1880-1882). Además de estas ciudades y de las ciudades por las que pasó en sus viajes de ida y vuelta a China, Toda tuvo la oportunidad de viajar extensamente por China y otros países de Asia oriental, visitando Suzhou, Hunan y Filipinas en 1878, así como Jiangsu, Zhejiang y finalmente Japón en 1882.[2]

Durante su estancia en China, Toda desarrolló estudios sobre la historia de la numismática asiática. Reunió una colección de más de 13.000 monedas, entre ellas 5.000 monedas chinas de época imperial. El grueso de su colección fue vendida al Museo Arqueológico Nacional, donde a día de hoy representa la colección más importante de monedas de Asia oriental de España, si bien otros documentos importantes se conservan en el Museo Víctor Balaguer de Vilanova i la Geltrú y en el archivo del Qinding Qianlu (Los anales de monedas aprobados por la Corte).[2]

Regresado a España después de seis años de servicio en el extranjero, permaneció en su Reus natal desde finales del año 1882 hasta el 1884, en que marchó a El Cairo como Cónsul General de España. Llegó a Alejandría el 17 de abril de 1884, a bordo del vapor Tanjore de la flota Peninsular Oriental Inglesa, según sus propias confesiones después de un pésimo viaje por el mar Adriático y el archipiélago griego, y permaneció en Egipto hasta 1886, realizando varios viajes por el país. Allí trabó amistad con Gaston Maspero, en aquel momento director del Servicio de Antigüedades.

Other Languages