Edesa

Edesa es el nombre histórico de una ciudad del norte de Mesopotamia, refundada sobre otra anterior por Seleuco I Nicátor. Para la ciudad actual, véase Sanliurfa (es una ciudad situada en la región del sureste de Anatolia, en Turquía).

La herencia de la Edesa romana aún pervive en las columnas del yacimiento del castillo de Urfa, que dominan la ciudad actual de Şanlıurfa.
Localización de Edesa en la Turquía actual.
El Oriente Próximo en 1135, con el Estado Cruzado del Condado de Edesa en amarillo.

Se desconoce el nombre de la ciudad en las inscripciones cuneiformes, pero su nombre posterior fue Osroe (por su fundador legendario, Cosroes I), en siríaco fue Ourhoï, Ourha en armenio, y Er Roha en árabe (Orfa o Sanli Urfa, en su forma común). Seleuco I refundó la ciudad como colonia militar en el 303 a. C., y la llamó “Edessa” (en memoria de la ciudad homónima y antigua capital de Macedonia, también llamada Vodena).

A finales del siglo II a. C., con la desintegración de la monarquía seléucida, pasó al protectorado de Partia, para ser conquistada por el Imperio romano en tiempos de Pompeyo, aunque en ocasiones volvió al dominio parto.

El imperio parto dejó su paso a un renacido imperio persa controlado por la dinastía sasánida aue se apoderó de buena parte del este de Anatolia. Los conflictivos, oscilantes y volátiles límites de los imperios romano (y bizantino en adelante) y persa sasánida dieron pie a la batalla de Edesa donde el imperio romano sufrió una contundente derrota a manos persas. En esa batalla el emperador Valerio fue capturado por los persas bajo el mando de Sapor I. Los romanos se vieron obligados a realizar toda una serie de contrapartidas para obtener su liberación, como el ingenioso sistema de irrigación en Sushtar (actual Irán). Esta victoria persa se conmemora en un famoso bajorrelieve en la necrópolis persa de Naqs E Rustam muy cerca de las ruinas de Persépolis en el actual Irán.

Reconstruida por el Emperador bizantino Justino I (con el nombre de Justinópolis), fue ocupada por los persas en 609 y reconquistada poco después por el Emperador Heraclio, para caer en manos árabes en 638. Los bizantinos trataron de recuperarla en distintas ocasiones, sobre todo con Romano I Lecapeno en el siglo X. En 1031 fue entregada a los bizantinos por su gobernador árabe, pero luego fue reocupada por los árabes y finalmente por los turcos selyúcidas en 1087.

Los cruzados la tomaron en 1099, convirtiéndose así en el primer estado cruzado y sede del condado de Edesa, que existió hasta la pérdida de la ciudad en 1144, reconquistada por Zengi. Desde entonces, estuvo en manos de los sultanes de Alepo, los mongoles, los mamelucos y, de 1517 a 1918 formó parte del Imperio otomano.

Un personaje famoso relacionado con la ciudad fue Jacobo Baradeo, jefe de los monofisitas sirios que tomaron su nombre de él: Sirio-Jacobitas. Dentro de los primeros testimonios de la Cristiandad, uno de los más conocidos e intrigantes escritos apócrifos, es el intercambio de epístolas de Jesucristo con Abgaro V, rey de Edesa, que Eusebio de Cesárea consideraba auténtico.

El rey Abgaro sostiene la Imagen de Edesa.

Véase también

Other Languages
العربية: الرها
ܐܪܡܝܐ: ܐܘܪܗܝ
български: Едеса
bosanski: Edesa
English: Edessa
eesti: Edessa
euskara: Edesa
فارسی: رها
Հայերեն: Եդեսիա
Bahasa Indonesia: Edessa, Mesopotamia
Nederlands: Edessa (Turkije)
norsk bokmål: Edessa (Mesopotamia)
polski: Edessa
русский: Эдесса
srpskohrvatski / српскохрватски: Edesa (Mezopotamija)
svenska: Edessa
Türkçe: Edessa
українська: Едеса
Tiếng Việt: Edessa