Edad heroica de la exploración de la Antártida

Los miembros de la Expedición Amundsen: Roald Amundsen, Helmer Hanssen, Sverre Hassel y Oscar Wisting (derecha a izquierda) observan la bandera de Noruega el 16 de diciembre de 1911 en el Polo Sur, dos días después de haberse convertido en la primera expedición en llegar a este polo. Fotografía tomada por Olav Bjaaland.

La edad heroica de la exploración de la Antártida describe una época que se extendió desde finales del siglo XIX hasta principios de la década de 1920.[1]​ La etiqueta de «heroica», otorgada más tarde, fue un reconocimiento a las adversidades que tuvieron que ser superadas por estos pioneros, algunos de los cuales no sobrevivieron a la experiencia. Durante este período diecisiete miembros de las diferentes expediciones murieron.

Durante el curso de estas expediciones se alcanzaron los polos geográfico y magnético.[6]

Orígenes

Sir John Murray.

El impulso inicial para la edad heroica de la exploración de la Antártida provino de una conferencia sobre la expedición oceanográfica Challenger, que navegó las aguas de este continente de 1872 a 1876, dictada por el profesor John Murray en la Royal Geographical Society de Londres en 1893. Propuso que debía organizarse una nueva expedición a la Antártida para «resolver las dudas geográficas pendientes que se siguen planteando en el sur».[9]

Sin embargo, esta denominada edad heroica fue inaugurada por una expedición emprendida por la Société Royale Belge de Géographie en 1897; Borchgrevink les siguió un año después con una expedición de patrocinio privado.[12]

Other Languages