Economía participativa

La economía participativa —conocida como ParEcon por su acrónimo inglés— es un sistema económico propuesto que usa una toma de decisiones participativa como mecanismo económico en una sociedad dada. Propuesto como alternativa libertaria a las economías de mercado capitalistas vigentes, y también al socialismo de planificación central, y ante la necesidad de aplicación presente de los principios y aspectos constructivos del anarquismo: autogestión y federalismo en las empresas. Surgió del trabajo del activista y teórico político Michael Albert, y del economista radical Robin Hahnel, en las décadas de 1980 y 1990.

Creo que el propio parecon es un proyecto económico anarquista, porque realiza funciones económicas deseables, de manera de incorporar rápidamente la influencia y el envolvimiento de cada persona. El parecon no posee jerarquías fijas ni estructura de clases. Genera, no solo participación y justicia en los resultados sociales y materiales, sino también autogestión real, que es claramente objetivo del anarquismo. Debo pensar, en otros términos, que los anarquistas no deben hallar el parecon simplemente adecuado, sino verlo como un compañero muy próximo de sus aspiraciones.

Michael Albert

La idea de la economía participativa o parecon fue construida mezclando parte de los conceptos anarquistas colectivistas, del cooperativismo, parte de los conceptos de otras corrientes socialistas de cuño libertario, como es el caso de los comunistas consejistas, y desarrolla características propias, profundizando o modificando algunas de las tradiciones clásicas.

Valores

Los valores de la economía participativa parten de una premisa libertaria que busca fomentar la equidad, la solidaridad, la diversidad y la autogestión de los trabajadores, y el equilibrio ecológico. Propone para estos fines los siguientes principios e instituciones:

  • consejos de productores y de consumidores autogestionados en su toma de decisiones,
  • complejos equilibrados de trabajo,
  • remuneración de acuerdo con el esfuerzo y el sacrificio, y
  • planificación participativa

Los defensores de parecon dicen que, la intención es que los cuatro ingredientes principales de parecon deben ser aplicadas con un mínimo de jerarquía y un máximo de transparencia en todos los debates y la toma de decisiones. Este modelo está diseñado para eliminar el secreto en la toma de decisiones económicas, y en su lugar alentar la cooperación amistosa y el mutuo apoyo.

Características

Las discusiones en torno de ese proyecto son bastantes grandes y hay contribuciones significativas a la cuestión sobre el funcionamiento de la sociedad participativa. El parecon defiende una estructura de consejos democráticos de trabajadores y consumidores que permitirían una forma diferenciada de toma de decisiones, en varios niveles, sustentada por la autogestión. Hay otro eje central, en la propuesta del parecon, que es la creación, de complejos balanceados de tareas, lo que permitiría acabar con la separación entre el trabajo manual y el intelectual. En el centro de la discusión del parecon, hay todavía, todo un debate, en torno de economía, propiedad privada, remuneración, distribución, producción, consumo, eficiencia, productividad, creatividad, innovaciones, entre otros temas.

Other Languages