Economía en Barranquilla y el Atlántico

La ciudad de Barranquilla, Distrito Especial, Industrial y Portuario, es uno de los principales centros económicos, industriales y comerciales del país al lado de Bogotá, Medellín y Cali. La ciudad es sede de importantes industrias y pieza clave en el desarrollo económico de la nación. La vocación de Barranquilla como eje económico viene de su ubicación geográfica. Su doble dimensión de puerto fluvial y marítimo la hicieron paso obligado de importaciones y exportaciones, así como del advenimiento de inmigrantes extranjeros que constituyeron el elemento humano de la que sería una de las ciudades más importantes de Colombia y de la cuenca del Mar Caribe. El evidente declive de Cartagena de Indias durante el siglo XIX como puerto principal – dicha ciudad fue el más importante puerto de las colonias españolas en América -, abrieron las puertas al desarrollo de un pequeño poblado situado en la zona de confluencia de la principal arteria fluvial de Colombia con uno de los mares más dinámicos en el mercado internacional como el Caribe.

Colombia frente a la era de globalización

Los procesos de apertura económica comenzados en el país hacia la década de los 80 como producto de un proceso anterior de liberalización de la economía, harían que la economía interna se resintiera y afectara otros centros urbanos nacionales de primer orden como Medellín y Cali, mientras se daba el proceso de adaptación a las nuevas condiciones impuestas por el mercado internacional. Entre las condiciones impuestas se puede señalar el mejoramiento de las infraestructuras nacionales y el desarrollo de puntos clave dentro de los procesos de industrialización y mercadeo. Los puertos entonces se hacen ineludibles y más aún si los mismos se encuentran en sitios estratégicos como en el caso de Barranquilla. La ciudad entonces hace honor literal al nombre “Puerta de Oro de Colombia”, porque sigue siendo uno de los principales puntos de contacto del país con el resto del mundo. Gran parte de las importaciones y exportaciones nacionales pasan por Barranquilla y ello obliga a que la ciudad sea preparada cada vez más ante la creciente demanda de inversión. La ciudad es la puerta del contacto entre los principales clientes extranjeros como los Estados Unidos, México, Venezuela y los demás países de la cuenca del Mar Caribe, así como el punto de enlace de las principales zonas económicas del interior como Antioquia y Bogotá. Con la construcción del Canal de Panamá en 1914, las dos costas colombianas sobre los dos océanos tuvieron la facilidad de conexión, lo que hace que un puerto como Barranquilla tuviese fácil acceso al Océano Pacífico y un contacto directo con la otra región económica importante como el Valle del Cauca con todo lo que ello significa para el desarrollo económico de la región y del país.

Other Languages