Economía de la Unión Soviética

Economía de la Unión Soviética
RIAN archive 878967 AvtoVAZ- Volga automaking plant in Togliatti, the Samara Region.jpg
Fábrica automatizada de automóviles AvtoVAZ-Volga en Samara, 10 de junio de 1969
Moneda Rublo Soviético (100 Kopeks)
Año fiscal año calendario
Banco central Banco del Estado ( Gosbank)[1]
Organizaciones COMECON, CESPAP, OMC, otros.
Estadísticas
PIB (nominal) ( 2.º)
PIB ( PPA) 2 659 500 millones de $[2] ( 2.º)
Variación del PIB 1,4% (1989, est)[3]
PIB per cápita 9 211$ (Puesto 29), (1990, est)[4]
PIB por sectores (Reparto de la fuerza laboral, 1984)
Agricultura: 20%
Industria: 47%
Servicios: 33%
Tasa de cambio En 1930 : 0,51 dólares por rublo[5]
En 1960 : 1,1 dólares por rublo[5]
En 1980 : 1,56 dólares por rublo[5]
En 1990 : 1,78 dólares por rublo[5]
Inflación ( IPC) 6% (Est, 1989)[6]
IDH Alto (Est, 1990)
Coef. de Gini 0,29 (muy bajo) (1988)[7]
Fuerza Laboral 152,3 millones (Puesto 3)
Desempleo 0% [nota 2]
Industrias principales Petróleo, gas natural, minería, acero, madera, alimentación, telecomunicaciones, defensa nacional, electrónica, industria automovilística, química, siderúrgica, metalúrgica, energética y aeroespacial[9]
Comercio
Exportaciones 110 700 millones[10]
Productos exportados Petróleo y derivados, gas natural, metales, madera, productos agrícolas, y una amplia variedad de productos manufacturados (1989 est)
Destino de exportaciones Bandera de la Unión Soviética Bloque del este 50%
Bandera de Unión Europea Comunidad Europea 14%
Bandera de Cuba Cuba 4%
Bandera de Afganistán  Afganistán
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
otros.
Importaciones 114 700 millones[nota 5] (1990)
Productos importados Grano y otros productos agrícolas, maquinaria y equipo , productos de acero, manufacturas de consumo
Origen de importaciones Bandera de la Unión Soviética Bloque del este 54%
Bandera de Unión Europea Comunidad Europea 11%
Bandera de República Popular China  China
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Bandera de Cuba Cuba 15%
Finanzas Públicas
Deuda externa (pública y privada) 27 300 millones de $ (1990)
(~1% del PIB) [8]
Ingresos 622 000 Millones de $ (1990)
Gasto público 781 000 Millones de $ (1990)
Ayuda económica 147 600 millones de $ (1954-1988)
Salvo que se indique lo contrario, los valores están expresados en doláres estadounidenses
[ editar datos en Wikidata]

La economía de la Unión Soviética y su sistema económico se basaban en la propiedad social de los medios de producción, dentro de la teoría general marxista-leninista.[12]

El Estado, sobre la base de la red de sóviets, determinaba una planificación y control global de la economía soviética de forma centralizada con el objetivo de satisfacer las necesidades básicas de la población. El máximo órgano planificador era el Ministerio de Planificación, conocido como Gosplán. En su proceso para determinar el desarrollo futuro recibía las directrices del Consejo de Ministros de la URSS y los Gosplan de las repúblicas federadas, elaboraba el plan y lo aprobaba tras someterlo al Soviet Supremo.

En sus primeros años, las consecuencias de la Primera Guerra Mundial y la Guerra Civil Rusa obligaron al nuevo país a adoptar un nuevo tipo de economía, el llamado comunismo de guerra; tras el final de la guerra civil el gobierno de Lenin impuso la Nueva Política Económica (NEP) que combinaba elementos socialistas y capitalistas, pero que no fue capaz de impulsar y restablecer la economía, por lo que desde 1928 se impusieron los Planes Quinquenales.[13]

A partir de los programas de planificación la Unión Soviética conoció un periodo de gran desarrollo económico que se vio brevemente interrumpido por la invasión de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Tras la victoria en la guerra y a pesar de las graves pérdidas humanas y materiales, la Unión se convirtió junto a Estados Unidos en una superpotencia, tanto económica como militar, consiguiendo grandes hitos históricos como la puesta en órbita del primer satélite artificial, el lanzamiento del primer ser humano al espacio y una gran influencia mundial. Este brillante periodo comenzó su descenso en 1965, coincidiendo con el final del mandato de Nikita Jrushchov. El alargamiento de la Guerra fría y la carrera armamentística que esta imponía, sumadas a errores estratégicos y demoras burocráticas, llevaron a partir de entonces a una progresiva desaceleración económica que motivo conflictos e hizo florecer movimientos nacionalistas e independentistas, que sumados a medidas que tendían a una vuelta paulatina hacia el capitalismo, acabaron por hacer desaparecer a la Unión Soviética en 1991.[14]

Contexto histórico

Antes de la instauración de la Unión Soviética, el antiguo Imperio Ruso era un régimen autocrático bajo el reinado zarista.[15] y los deficientes transportes impedían cualquier industrialización a gran escala. La escasez de capital llevaba al país a estar en la práctica dominado por manos extranjeras, poseyendo más de la mitad de las acciones de todas las empresas rusas. Las continuas y duras represiones del régimen provocaban constantes revueltas urbanas, insurrecciones campesinas y ataques terroristas. La entrada del país en la Primera Guerra Mundial y las constantes derrotas, con la pérdida de millones de soldados rusos, no hicieron sino empeorar la situación del país. Tras tres años de guerra la situación para campesinos, obreros y soldados era crítica, produciéndose la denominada Revolución de febrero, que derrocó al régimen zarista e instauró una democracia burguesa. Con la caída de la monarquía se abrió en Rusia un periodo de euforia y optimismo, descrito por el historiador francés Marc Ferro de esta forma:

En Moscú, los trabajadores obligan a su patrón a aprender las bases del futuro derecho obrero; en Odesa, los estudiantes dictaban a su profesor el nuevo programa de historia de las civilizaciones; en Petrogrado, los actores sustituyeron a su director de teatro y escogieron el próximo espectáculo; en el ejército, los soldados invitaban al capellán a sus reuniones para que este diera sentido a sus vidas. Incluso los niños menores de catorce años reivindicaban el derecho de aprender boxeo para hacerse escuchar ante los mayores. Era el mundo al revés.[19]

Pero pronto la lentitud del Gobierno Provisional Ruso y su negativa a finalizar la guerra provocaría la alineación de la población con los sóviets revolucionarios al grito de: ¡Todo el poder a los sóviets![22] de la siguiente forma:

Si el liberalismo económico y político retrocede en los países capitalistas, desaparece completamente en la sexta parte de la tierra, donde la revolución rusa (...) es la primera etapa de una transformación fundamental de los principios sociales de la civilización occidental.

La instauración del nuevo gobierno bolchevique representó una gran esperanza de cambio para millones de obreros europeos pero también la reacción de la antigua clase dirigente y sus antiguos países aliados, que desencadenó la guerra civil y la intervención extranjera en Rusia.[23]

Other Languages