Economía de Venezuela

Economía de Venezuela
CaracasParqueCentral.jpg
MonedaBolívar (Bs.)
Año fiscalenero - diciembre
Banco centralBanco Central de Venezuela
OrganizacionesONU, CELAC, OEA, OMC, UNASUR y Mercosur
Mercado de valoresBolsa de Valores de Caracas
Estadísticas
PIB (nominal)Decrecimiento USD 100.845 millones (2018) (Fuente: FMI) [1]
PIB (PPA)Decrecimiento USD 330.984 millones (2018) (Fuente: FMI) [2]
Variación del PIB-14 % (2017) - (Fuente: FMI)[3]
PIB per cápita

Decrecimiento US$ 3.168 dólares
(Nominal - 2018) (Fuente: FMI) [4]

Decrecimiento US$ 10 399 dólares
(PPA-2018) (Fuente: FMI) [5]
PIB por sectoresPrimario: 4,4 %
Secundario: 38,2 %
Terciario: 57,4 % (2016)[6]
Inflación (IPC)24. 571 %[7]​ (mayo de 2018)
IDHDecrecimiento 0,767 (Alto) (2015)[8]
Población bajo la línea de pobreza33,1 % (Est. INE, 2015)[9]
81,77 % (Est. ENCOVI, 2016)[11]
Coef. de Gini0,407 (2013)[12]
Fuerza Laboral14 729 347 de personas (2016) (Fuente: Banco mundial)[13]
Desempleo33,3 % (2018)[14]
Industrias principalesPetrolera, Minera, eléctrica materiales de construcción, alimenticia, aluminio, siderúrgica, petroquimica y turismo
Comercio
ExportacionesUSD 29 160 millones (2016)[6]
Productos exportadosPetróleo y Minerales[6]
Destino de exportacionesBandera de Estados Unidos Estados Unidos: 35,1 %
Bandera de India India: 17,2 %
Bandera de la República Popular China China: 14,1 %
Bandera de los Países Bajos Países Bajos: 8,0 %
Bandera de Singapur Singapur: 5,3 %
Bandera de Cuba Cuba: 4,1 %[6]
Importaciones17 750 millones USD (2016)[6]
Origen de importacionesBandera de Estados Unidos Estados Unidos: 22,1 %
Bandera de la República Popular China China: 14,3 %
Bandera de Brasil Brasil: 7,4 %
Bandera de Colombia Colombia: 4,2 %[6]
Finanzas Públicas
Deuda externa (pública y privada)139 100 millones USD (2017)[6]
Deuda externa pública42 532 millones USD (2015)[15]
Deuda interna públicaBs. 815 644 millones (2015)[15]
Gasto públicoBs. 2 161 579 millones (2015)[16]
Reservas internacionales9770 mil millones USD (4 de diciembre de 2017)[17]
Salvo que se indique lo contrario, los valores están expresados en dólares estadounidenses

La economía de Venezuela está orientada a las exportaciones. La principal actividad económica de Venezuela es la explotación y refinación del petróleo para la exportación, la extracción y refinación está a cargo de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

La producción inicial data de 1875, con la participación de la Compañía Petrolera del Táchira en la hacienda «La Petrolea» localizada en el estado Táchira; luego es construida la primera refinería en la cual se obtenían productos como el queroseno y el gasóleo. El reventón del pozo Zumaque I en 1914 marca el comienzo de la explotación petrolera comercial a gran escala, accionando una gran cantidad de eventos que cambiaron drásticamente el rumbo del país. Mediante iniciativa y participación de Venezuela dentro del mercado petrolero mundial es fundada la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Desde la década de 1950 hasta principios de 1980 la economía venezolana experimentó un crecimiento constante que atrajo a muchos inmigrantes. Durante la caída de los precios del petróleo en los años 1980 la economía se contrajo, y la inflación se disparó hasta alcanzar picos de 84 % en 1989 y 99 % en 1996, tres años antes de que Hugo Chávez asumiera el cargo de Presidente.

A pesar de las tensas relaciones con los Estados Unidos, este país es el más importante socio comercial de Venezuela. Las exportaciones estadounidenses a Venezuela incluyen maquinarias, productos agrícolas, instrumentos médicos y vehículos. Venezuela es uno de los principales proveedores de petróleo extranjero a los Estados Unidos. Cerca de 500 empresas de Estados Unidos están representadas en Venezuela.[18]

De acuerdo con el Banco Central de Venezuela, el gobierno recibió de 1998 a 2008 alrededor de 325 mil millones de dólares a través de la producción petrolera y la exportación en general,[20]

Desde el final de la crisis de principios de los años 1990, la economía venezolana tuvo más de una década expansiva de crecimiento macroeconómico, por encima de la media del resto de América Latina.[22]​ Sin embargo, desde 2014 sufre una fuerte recesión. El número de desempleados alcanzó un máximo de 2,77 millones en abril de 2017.

Desde que Hugo Chávez impuso estrictos controles de cambio en 2003, en un intento de evitar la fuga de capitales,[25]

Historia

1888-1996

A principios del siglo XX, la economía venezolana tenía su eje en la producción agropecuaria particularmente del café del que llegó a ser segundo productor a nivel mundial solo superado por el Brasil. La renta por cápita de Venezuela era notablemente inferior a la de los países de América del Sur (Argentina, Chile, Uruguay), e incluso era inferior a la de países demográfica y geográficamente comparables como Perú y Colombia. Para 1920, el papel que jugaba la producción petrolera era mínima. Los principales productos de exportación eran el café, el cacao, el ganado vacuno, el azúcar, papelón, tabaco, balatá, cueros de res y caucho. Pero por otro lado 1920 constituye un punto de inflexión en la economía venezolana, a partir de entonces, las exportaciones agrícolas disminuirán exponencialmente en detrimento de las exportaciones petroleras.

Países de América Latina según el tamaño de su Economía
PIB (Producto Interno Bruto) en 2018
País PIB nominal
(millones de dólares)
Flag of Brazil.svg Brasil USD 2 138 918 millones
Flag of Mexico.svg México USD 1 212 831 millones
Flag of Argentina.svg Argentina USD 625 921 millones
Flag of Colombia.svg Colombia USD 327 978 millones
Flag of Chile.png Chile USD 280 269 millones
Flag of Peru.svg Perú USD 231 567 millones
Flag of Ecuador.svg Ecuador USD 106 621 millones
Flag of Venezuela.svg Venezuela USD 100 845 millones
Flag of Guatemala.svg Guatemala USD 82 356 millones
10 ° Bandera de República Dominicana República Dominicana USD 80 413 millones
11° Flag of Panama.svg Panamá USD 66 711 millones
12° Flag of Uruguay.svg Uruguay USD 63 370 millones
13° Flag of Costa Rica.svg Costa Rica USD 61 287 millones
14° Flag of Bolivia.svg Bolivia USD 40 737 millones
15° Flag of Paraguay.svg Paraguay USD 32 291 millones
16° Bandera de El Salvador El Salvador USD 29 407 millones
17° Bandera de Honduras Honduras USD 24 021 millones
18° Bandera de Trinidad y Tobago Trinidad y Tobago USD 22 158 millones
19° Bandera de Jamaica Jamaica USD 15 256 millones
20° Bandera de Nicaragua Nicaragua USD 14 532 millones
21° Bandera de Haití Haití USD 9417 millones
Nota: La Economía de México sobrepasa el 1 billón de dólares
La Economía de Brasil alcanza los 2 Billones de dólares.

Fuente: Fondo Monetario Internacional FMI[26]​ (2018)

Para 1929, Venezuela fue el segundo mayor país productor de petróleo (solo por detrás de Estados Unidos) y el mayor exportador de petróleo del mundo.[cita requerida] Con un espectacular desarrollo de la industria, el sector del petróleo había comenzado a dominar todos los demás sectores económicos del país.[27]

Con la expansión petrolera vino el abandono del campo, debido a que la producción agrícola estaba primordialmente en manos de muy pocos terratenientes que ofrecían salarios minúsculos para las pésimas condiciones de vida que brindaba el campo. Por lo tanto no podían competir con los salarios que ofrecían las empresas petroleras en sus concesiones. El abandono del campo inundó al mercado laboral con un crecimiento abrumador de la oferta de trabajo.

A partir de 1925, gracias a la explotación del petróleo a gran escala Venezuela había superado la renta per cápita de Perú y Colombia, y a partir de 1926 experimentó un vertiginoso crecimiento que haría de Venezuela el país de América Latina de mayor renta per cápita lo que motivo la llegada de numerosos inmigrantes europeos y latinoamericanos. Entre 1950 y 1995 Venezuela siguió siendo el país de América Latina con mayor renta per cápita, aunque a partir de 1996 esta empezó a disminuir. La inflación en los años 90 fue entre 32 % (1992) y 100 % (1996).[14]

La economía venezolana se aprovechó de los altos precios del petróleo durante la crisis petrolera de la década de 1970 y del superávit que esta le proveía; esto fue el detonante para que el Gobierno se endeudara con el exterior. Cuando la deuda externa se tornó impagable en 1983 se tuvo que devaluar la moneda en el episodio conocido como el Viernes Negro. A partir de entonces las políticas económicas de los gobiernos de Luis Herrera Campíns y Jaime Lusinchi no fueron capaces de frenar la espiral inflacionaria, generando desconfianza en las inversiones y pérdida de credibilidad en la moneda nacional. Algunas de las políticas que emplearon estos gobernantes para frenar los efectos estructurales fueron controles de cambio a través de RECADI (Luis Herrera Campins) y un control de precios (Jaime Lusinchi), medidas que devinieron en corrupción administrativa y mercado negro de divisas y bienes. Sin embargo la quiebra estructural del mercado interno, la falta de soberanía económica y alimentaria, generó una escasez gradual. En 1988 resulta electo presidente Carlos Andrés Pérez, apoyado en un discurso populista que apelaba a la justicia social. Con un gran respaldo electoral, el gobierno de Pérez, en lugar de buscar un cambio hacia la inclusión social, giró a liberar la economía, imponiendo su desregulación a través de un programa de ajustes macroeconómicos promovido por el Fondo Monetario Internacional (FMI), al que se le llamó "Paquete Económico", concebido para generar cambios sustanciales en la economía del país dentro del modelo neoliberal. Se anunciaron medidas de aplicación inmediata y otras de aplicación gradual en plazos breves. El paquete comprendía decisiones sobre política cambiaria, deuda externa, comercio exterior, sistema financiero, política fiscal, servicios públicos y política social. Sin embargo, la liberación de precios y la eliminación del control de cambio generó un reajuste sumamente brusco para las personas de menores ingresos, que eran la gran mayoría, lo que derivó en más hambre y desempleo. El descontento popular se manifestó en los trágicos sucesos del Caracazo (1989) lo cual no fue obstáculo para que se aplicaran con relativo éxito algunas de las medidas propuestas. Sin embargo dos intentos fallidos de golpe de estado (1992) liderados por el teniente coronel Hugo Chávez agravaron la crisis económica en una vorágine de sucesivas devaluaciones y una volatilidad inflacionaria, lo que llevó a que se perdieran miles de empleos y el país cayera en una grave situación de pobreza, de la cual algunos economistas y políticos creen que el país no se ha recuperado completamente.

1996-2010

Comparación del PIB per cápita nominal de Colombia, Ecuador, World Population, GDP and Per Capita GDP, 1-2010 AD.

En 2001 el crecimiento del Producto interno bruto o PIB fue del 3,4 %. Un aumento significativo de los precios internacionales del petróleo permitió recuperar la economía de una fuerte recesión sufrida durante el año 1999. Sin embargo, un sector no petrolero relativamente débil, una alta fuga de capitales y una caída temporal en los precios del petróleo evitó que la recuperación fuera mayor.

A principios de 2003 se estableció un control de cambio,[28]​ de un esquema con tasa de cambio libre flotando en bandas a un esquema de precio fijo controlado por el gobierno, haciendo al bolívar devaluarse considerablemente. En 2003, como consecuencia de la grave inestabilidad política, diversos conflictos sociales y la paralización de actividades de la principal empresa estatal petrolera PDVSA, la economía venezolana tuvo una caída de su PIB del 7,7 %.

El 6 de febrero de 2003, el gobierno venezolano implanta un sistema regulatorio de cambio en la compra/venta de divisas extranjeras. La institución gubernamental encargada en ese entonces, CADIVI, inicialmente estableció el cambio de 1600 bolívares por dólar para la venta. El 3 de marzo de 2005 se devaluó la moneda frente al dólar, pasando el cambio oficial de 1920 a 2150 bolívares por dólar.

Durante el año 2004 Venezuela experimentó un crecimiento del 17,9 % en su PIB, aunado a la realización del Referéndum Revocatorio Presidencial con el triunfo del presidente Chávez con el 60 % de los votos, el ambiente político se mejoró y afectó positivamente a la economía.[cita requerida] La inversión social del gobierno mediante las llamadas misiones en los campos educativos, alimenticios y de salud, lograron incrementar la calidad de vida de los ciudadanos con más bajos recursos (37 % de la población).[29][fuente cuestionable]

En 2005 Venezuela presentó un balance positivo en sus cuentas externas (31 000 millones de dólares) ya que las exportaciones alcanzaron 56 000 millones de dólares, representado el tercer lugar en importancia en América Latina detrás de México y Brasil. En tanto las importaciones totalizaron 25 000 millones de dólares.

Venezuela concluyó 2005 con un crecimiento de la economía del 9,4 % del Producto Interno Bruto, ubicándose en el primer lugar entre los países del continente por segundo año consecutivo. Además en 2005 Venezuela registró la inflación más baja de los últimos siete años cayendo hasta un 8,9 % según cifras del Banco Central de Venezuela (BCV) y de la CEPAL.

Según el informe anual del BCV durante 2006, el PIB venezolano tuvo un incremento del 10,3 %.[31]

El 7 de marzo de 2007 el Gobierno anunció un proceso de reconversión monetaria, y la moneda llevó el nombre transitorio de Bolívar Fuerte (BsF). Su emisión fue controlada por el BCV, ente que estableció un cambio de 2,15 bolívares fuertes por dólar,[33]

En 2007 en su informe Panorama social de América Latina de ese mismo año, la CEPAL reconoció que Venezuela entre 2002 y 2006, disminuyó en ese período sus tasas de pobreza en 18,4 % e indigencia en 12,3 %, pasando de una pobreza de 48,2 % y una indigencia de 22,2 % en 2002, a 37,9 % y 15,9 % respectivamente en 2005 y a 30,2 % y 9,9 % respectivamente en 2006.[36]

Al cierre del año 2007 y según las cifras reportadas por el BCV la economía venezolana tuvo un crecimiento de 8,4 %[37]​ impulsado por la expansión de la inversión y del consumo, con lo que se llegó a 17 trimestres de crecimiento consecutivo del PIB desde finales de 2003, registrándose desde ese mismo periodo un crecimiento interanual promedio de 11,8 %, el consumo registro la tasa de variación más alta desde 1997, al crecer 18,7 %, Los sectores o actividades económicas que registraron el mayor crecimiento fueron comunicaciones (21,7 %), actividad financiera y seguros (20,6 %) y construcción (10,2 %).

En el 2017, Venezuela registró la mayor inflación anual de la región por duodécimo año consecutivo.

A finales de agosto, el ministro Rodríguez repasó sus cifras, estimando ahora una inflación anual de 26 % y un crecimiento del PIB cercano al 1 %.[40]

El presupuesto nacional de 2009 fue calculado estimando el ingreso de 60 dólares por barril de petróleo,[cita requerida] pero a finales de marzo se reformuló a 40 dólares, para ajustar la caída de los precios del petróleo a nivel global de 2009 y 2010, lo que desencadenó a su vez una crisis energética interna.[41]

A inicios de 2010, el ministro de Finanzas Jorge Giordani estimó un crecimiento de 0,5 %, pero diversos especialistas calcularon una caída de entre 1,7 % y 3 %.[43]

Finalmente, el PIB cayó 1,4 %;[45]

Para expertos de la CEPAL, la crisis energética, y la caída en la exportación de petróleo venezolano estuvieron entre las razones para que Venezuela entrara en recesión, que duraría 18 meses desde segundo trimestre de 2009 hasta el tercer trimestre de 2010.[46]

En septiembre de 2010, el bolívar fue devaluado nuevamente, pasando de 2,15 bolívares por dólar, a un sistema de cambio dual de 2,60 y 4,30 bolívares por dólar, dependiendo del tipo de transacciones a realizar con dichas divisas.[48]

Venezuela en el 2011 experimentó un crecimiento de 4,2 % de su PIB. El PIB no petrolero subió 4,3 % y el petrolero 0,6 %. Por segundo año consecutivo la economía venezolana siguió teniendo la inflación más alta del continente ya que los precios de los bienes y servicios subieron 27,6 %, un poco más que en 2010 cuando fue 27,2 %. Las exportaciones venezolanas al exterior, principalmente petróleo, subió 42,8 % en 2011. En total, Venezuela exportó mercancías por un total de 93 896 millones USD. Logrando así una balanza comercial supervitaria. Las importaciones se incrementaron 18 %, al cerrar el año 2011 con un monto de 45 615 millones USD. Las reservas internacionales del país cerraron el año en 29 899 millones USD, la cifra es 433 millones USD menor al cierre de 2010. El informe del presidente del BCV, señala que por la vía de Cadivi se liquidaron 35 394 millones USD en todo el año. En tanto, a través del Sitme se negoció un total de 8777 millones USD durante 2011.[49]

En 2012 la economía venezolana cerró con un crecimiento de 5,5 %,[52]

Para 2013, el gobierno nacional anunció un aumento del 20 % en los precios controlados de la carne de res, pollo, leche y quesos.[54]

Evolución histórica de la inflación en Venezuela

Inflación en América Latina. Escala logarítmica. FMI.

Durante el período de estabilidad de precios entre 1951 y 1973, Venezuela presentó una de las inflaciones más bajas del mundo, la interanual promedio fue de 1,6 % con una tasa de crecimiento del PIB de 5,7 %, caracterizado por disciplina fiscal y el tipo de cambio fijo.[55]

Desde hace algunos años, Venezuela ha tenido una de las tasas de inflación más altas del mundo. En el último lustro supera en este parámetro a todos los países de la región, cosa que no pasaba en la década de los noventa, cuando países como Brasil, Perú y México tenían una tasa inflacionaria muy superior a la de Venezuela.[56]

Posición entre países con mayor inflación que dieron datos al FMI - World Economic Outlook Databases (WEO)

En 2007 la inflación superó con creces la meta gubernamental de 11 %.[58]

Una de las causas principales de la elevada inflación en el país, según algunos economistas, es la política del Estado de imprimir dinero inorgánico en la economía del que correspondería según la producción del país: hay mucho más dinero líquido persiguiendo muy pocos productos.[59]

Según los datos del Banco Central de Venezuela, la cantidad de dinero en la economía se ha multiplicado varias veces desde 1997.

2013-2018

El viernes 8 de febrero de 2013 el gobierno del entonces vicepresidente Nicolás Maduro informa las medidas económicas y cambiarías que entrarían en vigencia en Venezuela el 13 de febrero.[64]

Para 2014 el gobierno realizó otra devaluación al comenzar a vender dólares a dos tasas diferentes: en 6,30 la tasa CADIVI (estudiantes, casos especiales, jubilaciones y pensiones, gastos consulares y diplomáticos, salud y alimentación) y el 11,30 la tasa SICAD (cupos para viajeros, las remesas familiares y las divisas para las líneas aéreas). El presidente Nicolás Maduro anunció la adhesión de CADIVI al Centro Nacional de Comercio Exterior a finales de 2014.

Aunque durante gran parte del 2014 el precio de la cesta petrolera venezolana se mantuvo en el promedio de 103 dólares el barril, la deuda externa de la República continuó creciendo velozmente y registró un salto de 8 % respecto a 2011 para ubicarse en 105 779 millones de dólares, de acuerdo con las estadísticas del BCV. Al cierre del 2014, el PIB registro una caída de 3,9 % durante tres trimestres consecutivos entrando en una nueva recesión, con un aumento exorbitante de la inflación que para diciembre de 2014 se encontraba en 64 % acumulado.[65]

Para el 10 de abril de 2015, una nueva providencia del CENCOEX, restringe dólares para viajeros y designa que la banca pública (Banco de Venezuela, Banco del Tesoro o el Banco Bicentenario), serán los únicos operadores cambiarios de divisas.[67]

Para julio de 2017, Kansei Le Car filial de Kansei Motors, empezó operaciones en Venezuela, está empresa ofrece servicios a la marca Peugeot.

El 22 de marzo de 2018, el presidente Maduro anunció que eliminará tres ceros a la moneda nacional, con un nuevo cono monetario. Del mismo modo que logró sacar el billete 100Bsf de circulacion.[68]

Mercado negro de divisas

La línea azul representa el valor implícito de Bolívar Fuerte comparado con USD. La línea roja representa lo que el gobierno venezolano califica oficialmente del VEF.
*Marzo / abril de 2013 Faltan datos
Fuentes: Banco Central de Venezuela, Dólar Paralelo, Banco de la Reserva Federal, Fondo Monetario Internacional.

La Economía de Venezuela históricamente ha estado orientada a las exportaciones del petróleo y sus derivados, y ha sido dependiente de las importaciones de importantes rubros,[70]

El valor implícito o "valor de mercado negro" es lo que los venezolanos creen que el Bolívar Fuerte vale en comparación con el dólar estadounidense.[73]

Desde enero de 2014, el tipo de cambio oficial es de 1 USD a 6,3 BsF. VEF, mientras que la tasa de cambio del mercado negro es sesenta veces mayor; esto se debe a que el valor real del bolívar está sobrevaluado para el comercio venezolano. Desde que algunos comerciantes sólo pueden recibir una cantidad fija de moneda extranjera de lo que necesitan para importar, por parte del gobierno, deben recurrir al mercado negro que a su vez aumenta los precios del comerciante para la venta al público.[78]

Los efectos de la crisis económica

Evolución de la variación anual del PIB según el Banco Central de Venezuela

A partir de 2013 la economía venezolana ha sufrido una caída de sus índices macroeconómicos, dando paso a un período de recesión y crisis. El origen de esta caída es una combinación de problemas estructurales propios en la economía venezolana y la fuerte influencia externa de la crisis financiera mundial con la caída de los precios del petróleo. En 2014, el PIB tuvo una variación -3,9 %, en 2015 de -5.7 %.[81]

Además de todo, la inflación ha sido un hecho importante en este contexto, la cual en el 2014 llegó hasta 68.5 %. Esa cifra es una de las más altas que se han registrado en la historia económica del país y fue la más elevada en el mundo durante el 2013. Asimismo la inflación del año 2015 fue de 180.9 %, y para el 2016 el FMI pronosticó una inflación superior a 700 %.[83]

La caída de los precios del petróleo ha sido una de las causas de la crisis económica. El Banco Central de Venezuela anuncia la caída de las Reservas Internacionales ubicándose en 13 501 millones de dólares.[85]

Para noviembre de 2017, el gobierno de Nicolás Maduro, llamó a refinanciar la deuda externa.[86]

Escasez

Uno de los fenómenos más particulares en la última década ha sido la escasez de productos de consumo diario, en particular de aquellos con precios regulados, como la leche, diversos tipos de carne, el aceite y otros. Los gobiernos de Chávez y Maduro han relacionado dicha escasez en primer lugar a un aumento en el consumo, que no puede ser rápidamente satisfecho por la producción, y cada vez más al acaparamiento y el contrabando.[cita requerida] Los economistas en general consideran que el control de precios a un valor por debajo de los costes, el exceso de liquidez monetaria ante un sistema de poca producción nacional y la expropiación por parte del Estado de cerca de 1200 empresas privadas que abastecían el mercado nacional son las causas principales de tal escasez. Consideran que la economía de Venezuela padece los efectos típicos de una economía de escasez. El factor de contrabando es admitido por ambos grupos: varios productos son mucho más baratos en Venezuela que en Colombia, Brasil y otros países limítrofes. Para diciembre de 2013 el grado de escasez según el BCV indicaba que había una escasez de 22 %.[87]​ Esto quiere decir que un 22 % de los productos que el consumidor buscaba en los negocios no se encontraba.

Medidas contra la crisis económicaː 2014-2016

Dada la envergadura histórica de esta crisis económica y su naturaleza global se han utilizado un amplio catálogo de medidas para combatirla. Durante los momentos de la crisis el gobierno practicó una política fiscal de estímulo de la demanda: la aprobación del Paquetazo Rojo[90]​ del Producto Interior Bruto, en 2014.

No obstante, a los mercados de deuda pública les preocupaba el ritmo alarmante de deterioro de las cuentas públicas del país; en septiembre de 2014, la calificación de la deuda soberana de Venezuela fue rebajada por la agencia internacional Standard & Poor's.[92]​ Las principales causas son la pronunciada caída del PIB, la igualmente pronunciada subida del desempleo y la fuerte inversión en programas de ayudas como las contenidas en el Paquetazo Rojo.

A raíz de esta situación en diciembre de 2014 el Gobierno aprueba un paquete de medidas de recorte que tratan de frenar el crecimiento del déficit público por 108 mil millones de bolívares.[93]

Sistemas de divisas

Para una mejora económica, en febrero de 2015, es incorporado un nuevo sistema de cambio que se ha denominado Sistema Marginal de Divisas (SIMADI).[98]​ equivalente a una devaluación de por lo menos 60 %.

Año 2017[99]

En 2017 se produjo una recaída de la economía venezolana que ha producido una disminución aproximada del Producto interior bruto del 9,5 %. La causa de este deterioro fue el agravamiento de la crisis de la deuda pública[100]​, provocada por la desconfianza de los mercados financieros internacionales hacia las pérdidas ocultas de las entidades financieras venezolanas y sus posibles consecuencias en las arcas públicas. Esta desconfianza se tradujo en el cierre de los mercados financieros internacionales a la economía venezolana y la huida de los inversores extranjeros de los activos venezolanos. Ha sido un año peligroso desde el punto de vista financiero.

La destrucción de empleo ha sido muy fuerte, alcanzando una media anual del 25 %. Este desempleo junto al aumento impositivo efectuado para intentar controlar el déficit, ha provocado una importante erosión de las rentas de las familias y consecuentemente del consumo y la inversión.

El único sector que ha tenido un comportamiento positivo durante el año ha sido el exterior que ha traído un ligero incremento de las exportaciones y una disminución de las importaciones produciendo un saldo positivo de la balanza de bienes y servicios.[101]

Evolución de la tasa de desempleo en Venezuela

Hiperinflación

Después de los anuncios ofrecidos por el presidente Nicolás Maduro, a principios de noviembre de 2017, como el aumento salarial y la pues en circulación del billete de 100 000 bolívares;[106]